902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

¿Es obligatorio el seguro para tu flota de empresa?

Como ya hemos explicado otras veces, cualquier vehículo, que circule o no, está obligado por ley a estar asegurado. Pero cuando se trata de un vehículo que es tu herramienta de trabajo, la obligación pasa a ser también necesidad.

Furgonetas, furgones, una flota de coches, motos repartidoras, todo tipo de maquinaria agrícola… muchas empresas cuentan con vehículos para desempeñar su trabajo en su día a día. Bien como una herramienta de trabajo, bien como un medio para trasladarse de un lugar a otro.

Sea cual sea la necesidad, en todos los casos cualquier vehículo de empresa acarrea, en líneas generales, un mayor riesgo que un vehículo particular, debido aunque solo sea por ello, al mayor uso que a este se le va dar.

Por eso, desde el más básico, hasta el más completo, como autónomo, dueño de una pyme, o empresario de mayor categoría, debes valorar muy bien cuáles son tus necesidades y qué coberturas debes tener en cuenta a la hora de contratar el seguro.

Así, igual que para cualquier vehículo particular, los tipos de seguros son tres con sus posibles variantes:
  • Seguros a todo riesgo: Como su propio nombre indica, esta modalidad cubre los daños propios, así como los daños personales y materiales ocasionados a terceros perjudicados, y cuenta con una gama de coberturas más amplia que el resto de productos.
  • Seguros a terceros ampliado: Un seguro que, además de la Responsabilidad Civil obligatoria y Voluntaria, cubre la reparación o reposición de las lunas de tu vehículo de empresa, el robo y el incendio.
  • Seguro a terceros con lunas: El seguro más básico que dejaría cubierta a tu flota de empresa o a tu vehículo de trabajo ante cualquier incidente en el que sea vea involucrado un tercero. Además, pensado en que el mayor número de incidentes se vean cubiertos, este seguro cubrirá la reparación o reposición de las lunas de tu o tus vehículos de empresa.