917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Gastos de coche que desgravan para autónomos

Para un trabajador autónomo resulta imprescindible conocer cuáles son sus obligaciones fiscales. A la hora de calcular la contabilidad trimestral y anual, es necesario tener en cuenta qué gastos pueden ser desgravados para así disfrutar de un ahorro considerable. Uno de los aspectos que suscita más dudas es el relativo al vehículo. Desde Línea Directa, te explicamos bajo qué condiciones es posible desgravar el coche siendo autónomo.

Gastos de coche que desgravan para autónomos

¿Qué actividades laborales pueden justificar la deducción del coche?

Para desgravar el coche siendo autónomo es necesario que tu actividad profesional esté totalmente relacionado con el uso del vehículo. Por lo tanto, tendrás que demostrar que el coche no está siendo empleado, en ningún caso, para asuntos privados. Las actividades económicas más habituales mediante las cuales justificar la totalidad de la deducción de los impuestos son las relativas a actividades comerciales -en las que el coche es el medio de transporte-, y a los servicios dedicados a la enseñanza, a la vigilancia o a los traslados.

Desgravar el coche siendo autónomo: ¿cuándo es posible?

Igual que cualquier otro gasto deducible, es muy importante tener claros los requisitos a la hora de desgravar el coche siendo autónomo. Incumplir las normas y tratar de deducir gastos que no corresponden puede acarrear multas de diversa cuantía por parte de Hacienda.

Es por ese motivo que resulta esencial saber a ciencia cierta los requisitos imprescindibles para deducirte al 100% los impuestos del IVA y del IRPF. Para ello, deberás demostrar que el vehículo en cuestión tiene como finalidad única y exclusiva el desarrollo de tu actividad laboral.

¿Qué deducciones del IVA y del IRPF puedes realizar?

A efectos de IVA y de IRPF, observarás que para desgravar el coche siendo autónomo existen ciertas diferencias. En el caso del IVA, podrás deducirte el impuesto asociado a tu coche en gastos como la propia compra del coche, reparaciones, piezas de recambio y accesorios, uso de peajes y combustibles. Como siempre, tendrás que demostrar que tu vehículo se utiliza exclusivamente para el desarrollo de tu actividad laboral.

En el caso del IRPF, si bien las deducciones que podrás obtener son similares a las del IVA, justificarlas resulta algo más complicado, hecho que suele implicar que las deducciones sean inferiores.

¿Cómo puedes probar que tu coche forma parte de tu actividad laboral?

A la hora de deducirte los gastos relativos al uso del vehículo como autónomo, deberás aportar pruebas que lo justifiquen. Es importante que hagas uso de diferentes recursos que te ayuden a respaldar la importancia de tu coche para tu actividad laboral. Puedes disponer de una agenda de clientes con sus respectivas direcciones y elaborar un informe pormenorizado de los desplazamientos realizados, así como también registrar el kilometraje. Si tu epígrafe como trabajador autónomo hace referencia a tu profesión -por ejemplo, comercial-, esto te facilitará desgravar el coche siendo autónomo.

Con Línea Directa no te la juegas

Si bien no siempre resulta sencillo optar a las deducciones fiscales por el uso de tu vehículo, existen otros aspectos esenciales que puedes obtener sin ninguna complicación. Por ejemplo, nada más y nada menos que obtener las mejores coberturas para tu coche. De esta manera, sentirás en todo momento la tranquilidad y la confianza de estar en las mejores manos.

Para que te sientas seguro ante cualquier adversidad, en Línea Directa te ofrecemos un seguro de coche con una cobertura que podrás adaptar a tus necesidades. Además, calcular tu seguro de coche es tan sencillo como hacer clic en el botón “Calcula tu precio” o pinchar en “Te llamamos gratis”.

No lo pienses más y obtén la cobertura más completa para tu vehículo; en Línea Directa, estaremos contigo cuando más lo necesites. Para más información, también puedes llamarnos al teléfono 917 707 711.