902 123 253
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Seguros de coche a todo riesto

Está claro que si te acabas de comprar un coche querrás que no haya nada que te pueda preocupar al volante. Por eso, en este caso elegir un seguro a todo riesgo sí es la opción más acertada.

¿Por qué? Porque, por ejemplo, si tienes un coche nuevo y te lo roban, quieres que tu seguro te indemnice por su pérdida. Porque si sufres un accidente, seguramente querrás que no solo los daños del tercero sean cubiertos, sino los de tu coche y los tuyos propios.

En Línea Directa hemos contemplado estas necesidades y hemos confeccionado un seguro a todo riesgo que además incluye otras coberturas como la asistencia en carretera, la gestión de multas o el servicio de asistencia jurídica.

Además, si eres de los que no mueves mucho el coche o, por ejemplo aparcas en garaje, quizás tengas menos posibilidades de sufrir algún percance. En este caso podrías reducir el precio de tu seguro a todo riesgo contratando una franquicia.

Con esta modalidad bajarás el precio del seguro pues parte del coste, en el caso de tener un accidente, lo asumirás tú. Es decir, imagina que has contratado un seguro a todo riesgo con franquicia de 300€ y sufres un percance que supone 700€ arreglarlo. En este caso, tú asumirías los primeros 300€ y la aseguradora el resto.

De esta forma, asumiendo que la posibilidad de que sufras un accidente es baja, conseguirás bajar el precio de tu seguro a todo riesgo, pero tendrás la tranquilidad de que tu coche está cubierto en todo los sentidos.

Ponte en contacto con nosotros y empieza a ahorrar en tu seguro desde ya.

Página: 1 2 3