¿Mi seguro de coche tiene IVA?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Cómo funciona el IVA en los seguros de coches?

Los consumidores estamos más que acostumbrados a pagar impuestos y tasas cuando compramos un producto o contratamos un servicio. Sin embargo, hay algunas excepciones, productos y servicios que están exentos de IVA, lo que supone un ahorro para el consumidor particular. Además, es algo que hay que tener muy en cuenta si eres autónomo.
Si tienes un vehículo afecto a tu actividad profesional y te puedes deducir el seguro, tienes que estar al tanto de lo que pasa con el IVA en estos casos.

El Impuesto sobre el Valor Añadido es un tributo que grava el consumo. Tiene diferentes tipos que van desde el normal (21%) al superreducido (4%), y lo aplican las empresas y profesionales que ofrecen en el mercado productos o servicios.

Como consumidor, tú le pagas el IVA a quien te ha entregado el bien o te presta el servicio. Sin embargo, este dinero no es para esa persona o entidad, no constituye una ganancia. Porque quien recibe lo que tú pagas por este impuesto debe ingresarlo después en Hacienda.

No obstante, como decíamos antes, hay algunos bienes y servicios que están exentos de IVA. Y resulta que los seguros de coche están entre ellos. Por tanto, cuando contratas un seguro para tu coche, tu moto, tu furgoneta, etc., no vas a pagar IVA.

Esto lo puedes comprobar fácilmente revisando el recibo emitido por tu aseguradora. Échale un vistazo y verás que no hace referencia en ningún caso a este impuesto.

¿Por qué no se paga IVA en los seguros?

En realidad, la excepción no afecta solo a las pólizas de aseguramiento de vehículos. Por disposición expresa de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, que regula el Impuesto sobre el Valor Añadido, las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización están exentas de IVA. Pero esto no quiere decir que no paguemos tributos por este servicio. Porque sí le son aplicables el Impuesto sobre Primas del Seguro (IPS) y la tasa del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

¿En qué consiste el Impuesto sobre las Primas del Seguro?

La cuantía que se paga por un seguro se conoce con el nombre de prima. Como puedes imaginar, el IPS es un tributo que recae directamente sobre esa prima. Su importe, desde 2020, es del 8%, y se paga en el momento en que se satisface la prima.
Tiene aplicación en los seguros de:

  • Coche.
  • Multirriesgo.
  • Comunidades de propietarios.
  • Decesos.
  • Defensa jurídica.
  • Responsabilidad civil


Algunos quedan exentos por disposición expresa de la Ley. Es el caso de los seguros sociales obligatorios, los seguros colectivos, los sistemas alternativos a los planes de pensiones y los seguros de salud. Aunque no tiene nada que ver con el IVA, es importante que conozcas este impuesto, ya que las fluctuaciones en el mismo pueden ser responsables de la subida de tu prima.

¿Mi seguro de coche tiene IVA?

¿Qué es la tasa del Consorcio de Compensación de Seguros?

Una pequeña parte de lo que pagas por el seguro de tu coche va a parar al Consorcio de Compensación de Seguros. Una entidad que se encarga de indemnizar a los clientes de un seguro privado por los daños de los que no pueden hacerse cargo las aseguradoras. Por ejemplo, los daños producidos por fenómenos climatológicos extraordinarios como una inundación.
La tasa del CCS recibe el nombre de recargo, y se incluye en la prima de la póliza. La aseguradora recibe esta cantidad de su asegurado, y se encarga de pagar la tasa.

¿Qué puede deducir el autónomo de un seguro de coche?

Si eres autónomo, ya sabes que puedes deducirte en tus declaraciones trimestrales el IVA que hayas soportado por parte de tus proveedores. Deduciéndolo sobre el IVA que has repercutido a tus clientes. Pero en el caso del seguro de tu vehículo, ya hemos visto que nunca se aplica IVA, así que no hay nada que deducir.

El seguro de un vehículo lleva aplicados el IPS y la tasa del CCS a los que hemos hecho referencia, pero estos no tienen la consideración de desgravables; ni para los autónomos ni para las empresas.

Lo que sí puedes hacer es deducir en tu IRPF el gasto de la prima. Pero cuidado, porque Hacienda solo admite esto en casos muy concretos. De manera que es absolutamente necesario que puedas demostrar que tu vehículo está estrechamente vinculado con tu actividad profesional. Esto resultará sencillo si tienes una furgoneta para reparto o para llevar material, o si trabajas como comercial, pero complicado en otros casos.

Si el vehículo es susceptible de tener un aprovechamiento privado, es más probable que te pongan impedimentos a la hora de aceptar la desgravación del seguro y de otros gastos asociados con el coche. Por eso, lo mejor es que consultes este tema con tu asesor fiscal.
Una opción interesante que sí te permite hacer la deducción sin problema, es acceder a un vehículo para tu negocio a través del sistema de renting

¿Cómo puedes ahorrar en tu seguro de coche?

El mero hecho de que un seguro no tenga IVA ya nos está ayudando a ahorrar. Si se aplicara este impuesto, tendríamos que pagar hasta un 21% más por la póliza contratada. 
Aquí tienes algunos consejos para ahorrar:

  1. Conduce de forma segura

    Si tu historial de conducción es positivo, te conviertes en un cliente atractivo para las aseguradoras. Saben que pueden confiar en ti y, por eso, te van a recompensar haciendo que el importe de tu póliza sea algo más bajo que el de otros conductores que han sufrido accidentes o han recibido varias multas.
  2. Sé fiel

    Una práctica habitual en el mundo de los seguros es compensar a los clientes fieles. Aquellos que han mantenido su póliza durante años, o incluso tienen varios seguros contratados con la aseguradora.
    Si encuentras una buena compañía de seguros y continúas en ella durante un tiempo, es probable que recibas un mayor descuento que los nuevos clientes.
  3. Ajusta la cobertura

    Hay coberturas esenciales y obligatorias en los seguros de coche, pero hay otras que no lo son. Aunque siempre es bueno tener nuestro vehículo lo mejor protegido posible, a medida que pasa el tiempo, podemos ir haciendo ajustes. Por ejemplo, si somos propietarios de un coche con más de 10 años, nos resultará más práctico y económico un seguro a terceros ampliado que un seguro a todo riesgo.
  4. Elige la mejor compañía

    La ausencia de IVA y contar con una buena compañía son la clave para que ahorres en tu seguro. A la vez que tu coche disfruta de las coberturas que necesita. En Línea Directa, estamos siempre a tu lado con los mejores precios, cuenta con nosotros para contratar tu Seguro de Coche online.
Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Coche

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Coche gracias a nuestros artículos

Guía de cómo aparcar paso a paso en línea y en batería
Seguros de Coche
Cómo aparcar en línea y en batería: guía paso a paso
Todo lo que necesitas saber sobre aparcar en línea y en batería
Saber más
Beneficios y comparativas de coches híbridos con otros vehículos
Seguros de Coche
Coches microhíbridos: beneficios y comparativas con otros vehículos
¿Qué es un coche microhíbrido y cómo funciona?
Saber más
Qué hacer en caso de un choque en cadena
Seguros de Coche
Qué hacer en caso de un choque en cadena: consejos y pasos a seguir
¿Qué hacer ante un choque en cadena?
Saber más