¿Qué es la conducción defensiva?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Conducción defensiva: Qué es y cómo se lleva a cabo

Una de las máximas que suelen enseñar los profesionales de las autoescuelas a los conductores que empiezan a manejar vehículos es que debes ser tú quien controle al coche, en lugar de que sea el coche el que te controle a ti. Esta es la base de la conducción defensiva, un concepto que se utiliza cada vez con más frecuencia y que es interesante analizar a fondo.
A grandes rasgos, consiste en anticipar todo lo posible los riesgos habituales que conlleva desplazarse por la carretera. Pero ¿En qué técnicas está basada? A lo largo de este post, respondemos las principales dudas que te ayudarán a saber a qué nos referimos cuando hablamos de conducción defensiva. 

La conducción defensiva es el conjunto de acciones que te permiten adelantarte a las situaciones de riesgo para reducir al máximo las consecuencias negativas que conllevan. Es decir, no solo se trata de prevenir posibles accidentes. También hay que saber cómo reaccionar en caso de que se produzcan imprevistos por infracciones ajenas para no sufrir daños. Para conseguirlo, es fundamental tener el control total y permanente del coche. De ahí surge la importancia de que "el coche no te controle a ti, sino que seas tú quien controle al coche". 
La conducción defensiva no solo sirve para reforzar la seguridad del propio conductor. Es clave, también, para proteger a otros usuarios y evitar implicarles en accidentes de tráfico. En segundo lugar, es un tipo de conducción que disminuye el número de multas y sanciones de tráfico derivadas de malas prácticas a la hora de conducir. 

Conducción defensiva

Pautas importantes para practicar la conducción defensiva

Si atendemos a los datos ofrecidos por la DGT, en el año 2022 hubo más de 1.000 accidentes mortales en las carreteras de nuestro país. En ellos, más de 1.700 personas perdieron la vida. Todos los conductores pueden poner en práctica una conducción defensiva, solo hay que saber cómo. Para ello, es importante tener en cuenta una serie de pasos y acciones que te ayudan a anticipar las situaciones de riesgo en carretera. Resumimos los más relevantes, a continuación:

  1. Visión periférica constante. Uno de los consejos más importantes para evitar accidentes de tráfico es permanecer siempre atento a todo lo que sucede. Es decir, observar bien todo lo que acontece a tu alrededor, mirarlo con la máxima atención posible. Es importante estar concentrado para no perder detalle de cualquier imprevisto que surja, simplemente, por no haberlo visto. Por ello, no solo debes prestar atención a lo que pasa justo delante de ti, sino aprovechar los espejos retrovisores para tener un control visual más 360º.
  2. Mira a lo lejos. Hay personas que necesitan llevar gafas únicamente para conducir, y esto les permite visualizar bien lo que pasa a lo lejos. Si te cuesta centrar el foco en la carretera a una distancia frontal más amplia, piensa cómo solucionarlo para que la visión panorámica no sea solo de lo que pasa en las distancias cortas.
  3. Conduce con prudencia. El límite de velocidad establecido en cada carretera sirve como orientación para saber cuándo llevas una velocidad más alta de lo que sería recomendable. Además, esto ayuda a practicar una conducción eficiente. Sin embargo, conducir con prudencia no solo significa reducir la velocidad para tener más capacidad de reacción, sino también no confiarte en exceso. Es habitual que, cuando hacemos un trayecto frecuentemente, nos confiemos y prestemos menos atención que cuando circulamos por una vía nueva. Este exceso de confianza se puede traducir en un riesgo mayor.
  4. Mantén la distancia de seguridad. La distancia con respecto al coche que va delante debe ser lo suficientemente amplia como para que te dé tiempo a frenar o reaccionar en caso de que haya que hacerlo. Asimismo, procura no frenar de golpe si te acercas a un semáforo, por ejemplo, para que los coches que van detrás de ti no se vean sorprendidos. 
  5. No des nada por hecho. Si eres de los que cumplen las reglas de tráfico a rajatabla, no des por supuesto que el resto de conductores lo van a hacer. Por ejemplo, si entras en una rotonda y tienes preferencia sobre los coches que se incorporan, comprueba que te ceden el paso antes de acelerar bruscamente y provocar un choque, incluso aunque no sea culpa tuya. 

¿Cómo sé si soy un conductor defensivo?

Una de las claves en la prevención de siniestros viales es adoptar una actitud de conductor defensivo para minimizar los riesgos. Para saber si eres un conductor ofensivo o defensivo, hay un truco. Visualízate en un trayecto que suelas recorrer habitualmente, y plantéate las siguientes cuestiones:

  • ¿Sueles comprobar los retrovisores traseros y laterales de vez en cuando?
  • ¿Aprovechas los trayectos conduciendo para pensar en todo lo que vas a hacer en el día o mantienes la atención centrada totalmente en la carretera?
  • ¿Eres de los que baja la velocidad cuando llegas a un semáforo o a una rotonda, o aceleras para asegurarte de que pasas?
  • ¿Respetas la distancia de seguridad frente a otros vehículos?

Basándote en los consejos que hemos dado anteriormente, analiza tus respuestas para contrastar si practicas una conducción defensiva o no. A modo de consejo, un conductor defensivo es aquel que mira los retrovisores habitualmente para comprobar la visión panorámica. Aquel que no repasa la lista de la compra mientras conduce, sino que está centrado en el resto de conductores y en los posibles imprevistos que surjan. Un conductor defensivo no da por hecho que le van a ceder el paso en las rotondas, o que le va a dar tiempo a cruzar el semáforo cuando se acaba de poner en rojo. Y, también, aquel que es precavido y mantiene siempre una distancia de seguridad con el resto de coches.

El seguro del coche, tu mejor aliado

La conducción defensiva minimiza el riesgo de siniestros, pero este siempre existe. Asegurar el coche es la mejor forma de estar siempre lo más cubierto posible en caso de sufrir un accidente. Por ello, en Línea Directa te asesoramos para ayudarte a encontrar el seguro que más se ajusta a tus necesidades y al tipo de conducción que suelas llevar a cabo. ¡Llámanos y conduce con total seguridad!

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Coche

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Coche gracias a nuestros artículos

Carnet de conducir caducado, ¿me cubre el seguro si tengo un accidente?
Seguros de Coche
Carnet de conducir caducado, ¿me cubre el seguro si tengo un accidente?

Al igual que sucede con el DNI o con las tarjetas de crédito, el carnet de conducir también caduca

Saber más
Materiales nuevos en la construcción de vehículos aparte del aluminio y el acero
Seguros de Coche
Nuevos materiales en la construcción de vehículos: más allá del aluminio y el acero
Innovación en los materiales usados en la construcción de vehículos
Saber más
El rol que tiene la inteligencia artificial en la prevención de accidentes de tráfico
Seguros de Coche
El rol de la inteligencia artificial en la prevención de accidentes de tráfico
Inteligencia artificial y prevención de accidentes de tráfico
Saber más