Punto ciego en el vehículo: ¿Qué es?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Punto ciego del vehículo: Todo lo que debes saber

Es probable que alguna vez hayas oído hablar del punto ciego de un vehículo, o que, sin saberlo, lo hayas "sufrido". ¿Cómo? Cuando estás conduciendo, hay veces que, de repente, aparece otro coche, un ciclista o un motorista. Seguramente te preguntarás cómo es posible que haya surgido de forma imprevista sin que lo hayas visto. Ya te respondemos nosotros: debido a los puntos ciegos del vehículo. Pero ¿Sabes qué son exactamente? En este artículo, te explicamos en qué consiste el punto ciego, cómo identificar dónde está y qué puedes hacer para evitarlos. ¡Toma nota!

El propio concepto nos da una pista que nos permite intuir a qué nos referimos cuando hablamos de puntos ciegos. Sin embargo, además de saber qué son, es importante tener claro cómo prevenirlos o, al menos, cómo minimizar los riesgos que suponen. Especialmente, en aquellos vehículos que son más grandes, como los camiones o los autobuses. 

¿Qué es el punto ciego en un vehículo?

El punto ciego, que también se conoce como ángulo muerto, son los puntos exactos en los que se sitúan otros vehículos sin que sean visibles a través de los espejos retrovisores, o cuya visibilidad queda tapada por el parabrisas delantero. Es decir, si vas en un vehículo y te sitúas detrás de otro, justo en ese punto en el que sus retrovisores no son capaces de reflejarte, estarías en un punto ciego. 

Estos ángulos en los que no hay visibilidad entrañan más riesgo que el resto de ubicaciones del carril, puesto que es más fácil que se produzca un accidente si un conductor no puede ver si hay otro vehículo justo detrás. Los puntos ciegos, además, son especialmente peligrosos a la hora de realizar maniobras como los adelantamientos.  

¿Por qué son tan importantes los puntos ciegos

Piensa que el 90% de la información que procesa nuestro cerebro le llega a través de nuestra vista. Es decir, prácticamente todo aquello que no vemos, para nuestra mente, no existe, pero eso no significa que no esté ahí realmente. Los puntos ciegos son puntos en los que no hay visibilidad de otros vehículos, lo que aumenta el riesgo de colisiones o accidentes. 

En este sentido, es importante tener en cuenta los puntos ciegos desde ambos puntos de vista. Por un lado, el conductor del vehículo que va delante debe ser consciente de que existen esos ángulos muertos, prestando especial atención a esas zonas. Por otro lado, el usuario que se sitúa detrás también debe evitar colocarse justo en esos puntos ciegos, manteniéndose visible en todo momento. 

Punto ciego en el vehículo

¿Dónde están los puntos ciegos en los vehículos?

Por lo general, puede haber 3 puntos ciegos en los vehículos, aunque esto dependerá del tipo de vehículo. Según el RACE, los puntos ciegos están situados en la zona trasera y en las zonas laterales delanteras. Te lo explicamos más detenidamente:

  • En los coches, los puntos ciegos más importantes están situados a la altura de las dos ruedas delanteras, aproximadamente, donde la carrocería impide la visibilidad.
  • En las furgonetas, además de estos puntos ciegos, también se suma la parte trasera.
  • En el caso de los camiones o autobuses, tienen los mismos puntos ciegos que las furgonetas, solo que a mayor alcance. 

 

Cómo prevenir los ángulos muertos

Ahora que ya sabes dónde se sitúan los puntos ciegos de los vehículos, el siguiente paso es saber cómo evitarlos. O, por lo menos, reducir todo lo posible el riesgo de sufrir percances ocasionados como consecuencia de estos. Por esta razón, los vehículos de mercancía pesada o de transporte de pasajeros incorporan una señal homologada por la DGT que alerta sobre dónde se encuentran los puntos ciegos en cada uno de ellos. No es obligatoria, pero sí recomendable. De esta forma, los vehículos que se sitúen detrás saben cuál es la ubicación exacta que convendría evitar para mantenerse siempre visibles ante los conductores de este tipo de autobuses o camiones.

Por otro lado, la Guardia Civil da algunos consejos muy interesantes para impedir los ángulos muertos en los turismos. La clave para reducirlos al máximo es colocar los 3 espejos retrovisores de forma que cubran todo el campo visual para el conductor. Según sus consejos, siempre que un vehículo no sea visible del espejo retrovisor central, debe serlo desde alguno de los dos retrovisores laterales.

Asimismo, cuando ajustes los espejos retrovisores laterales, procura hacerlo de forma que apenas veas tu propio coche, sino los que circulan a los lados. Cuanta menos parte de la carrocería de tu vehículo veas, más campo de visión lateral cubrirás. 

Consejos para mejorar la visibilidad y disminuir los puntos ciegos

Además de todo lo que hemos mencionado anteriormente, hay una serie de buenas prácticas que todos los conductores deberían adoptar con el objetivo de minimizar los puntos ciegos. A continuación, te mostramos algunas de las más importantes:

  • Utiliza los intermitentes con suficiente antelación. La función de los intermitentes es avisar al resto de conductores sobre el movimiento que vayas a realizar, en caso de que implique un cambio de carril. Sin embargo, no sirve de nada poner el intermitente cuando ya estás adelantando. Es importante anticipar con suficiente antelación tu movimiento, para que el resto de usuarios puedan preverlo y evitar accidentes.
  • Comprueba dónde se sitúan los puntos ciegos del resto de vehículos, no solo los tuyos. Esto te ayudará a saber en qué puntos exactos debes evitar colocarte.
  • Incorpora sensores para detectar puntos ciegos. Muchos de los vehículos actuales incorporan detectores de puntos ciegos como parte de los sistemas de asistencia a la conducción. No obstante, si tu vehículo no los tiene, puedes instalarlos para reforzar la seguridad. Desde Línea Directa, te mejoramos el precio del seguro del coche hasta un 35% si aseguras un vehículo con un sistema avanzado de asistencia a la conducción (ADAS).


Y, por último, conduce con sentido común, evitando cualquier maniobra que pueda acarrear riesgos innecesarios. En cualquier caso, es importante contar con un buen Seguro de Coche que garantice las mejores coberturas posibles en caso de sufrir averías o percances en la carretera. La conducción responsable es una tarea colectiva, y toda protección tanto para ti como para el resto de conductores es poca. 

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Coche

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Coche gracias a nuestros artículos

Los 5 destinos favoritos para ir en coche en España
Seguros de Coche
5 destinos de vacaciones en coche por España

Este año nos toca movernos por España, descubre nuestros destinos más recomendados.

Saber más
Qué revisar en tu coche antes de empezar un viaje largo
Seguros de Coche
Qué revisar en tu coche antes de empezar un viaje largo

Antes de un viaje largo por carretera, te ofrecemos una guía para la revisión de tu coche.

Saber más
Incentivos fiscales que promueven la adopción de vehículos eléctricos
Seguros de Coche
Incentivos fiscales que promueven la adopción de vehículos eléctricos
¿Cuándo será obligatorio el uso de vehículos eléctricos?
Saber más