Salud y Familia

¿Qué hay que comer cuando el médico recomienda una dieta blanda?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Dieta blanda: todo lo que debes saber

En algún momento de nuestra vida, todos hemos tenido que hacer dieta blanda por prescripción médica. La dieta blanda consiste en una adaptación de la alimentación para paliar enfermedades del aparato digestivo, o para incentivar la recuperación tras una operación. Pero ¿Sabes exactamente qué debes comer si el médico recomienda seguir una dieta blanda? En este artículo, te explicamos en qué consiste de forma detallada y qué alimentos son más recomendables cuando sufrimos trastornos estomacales. 

Una de las principales dudas que surgen cuando nos vemos obligados a seguir una dieta blanda es qué alimentos se pueden ingerir durante este período de tiempo. Lo más recomendable es que sea el propio médico quien, dependiendo de cada casuística particular, determine qué alimentos se pueden comer. Por ejemplo, si tienes que seguir una dieta blanda por una operación, es probable que el médico prescriba, sobre todo, purés y líquidos. En cambio, si la dieta blanda se debe a problemas gastrointestinales, podría incluir alimentos más astringentes.

Qué comer en una dieta blanda

¿Qué se puede comer en una dieta blanda?

Habitualmente, la dieta blanda incluye alimentos que sean fáciles de digerir y que estén cocinados de la forma más natural posible, sin grasas saturadas, ácidos o aditivos y condimentos que dificulten la digestión o que segreguen muchos jugos gástricos. No obstante, hay una serie de productos que, de forma genérica, suelen formar parte de una dieta blanda estándar.

  • Verdura y hortalizas cocidas que no sean flatulentas o excesivamente cítricas, y que no tengan un alto contenido en fibra. Son especialmente recomendables las zanahorias, el calabacín, la calabaza o la patata.
  • Cereales blancos refinados, preferiblemente arroz blanco.
  • Pan blanco.
  • Carne blanca (pollo, pavo o conejo) de cocción ligera y sin salsas.
  • Pescado blanco preferiblemente hervido.
  • Huevos.
  • Lácteos bajos en grasa.
  • Frutas que no sean ácidas y que estén maduras.
  • Líquidos como agua, caldos vegetales o infusiones.

 

¿Qué alimentos se deben evitar?

Tan importante como saber todo aquello que podemos comer es saber lo que no deberíamos ingerir mientras hacemos dieta blanda. En general, hay que evitar tomar alimentos con mucha fibra o que produzcan muchos gases, si la dieta blanda es astringente. A continuación, te mostramos los productos que no formarían parte de este tipo de alimentación:

  • Verduras que producen más gases como: El brócoli, el repollo, la coliflor, la alcachofa, el puerro, los pimientos o el pepino.
  • Ensaladas y verduras crudas, con un alto contenido en fibra.
  • Carne roja.
  • Pescado azul.
  • Lácteos con grasa o quesos demasiado curados.
  • Cereales o pan integral.
  • Legumbres.
  • Bebidas con cafeína o alcohólicas.

 

Recomendaciones y consejos para hacer dieta blanda

En caso de sufrir problemas estomacales, contar con un Seguro de Salud con especialista es fundamental para atajarlos lo antes posible. A la hora de hacer dieta blanda, lo más importante es seguir siempre sus indicaciones, pues están dirigidas a la situación particular de cada persona. Sin embargo, hay una serie de consejos y recomendaciones comunes que favorecen la recuperación física. 

Cuando hacemos dieta blanda, es preferible comer menos cantidad con más frecuencia cada día. De esta forma, evitamos que el estómago haga un sobreesfuerzo a la hora de digerir los alimentos. Asimismo, es importante reducir la cantidad de sal y evitar cualquier tipo de salsa que complique la digestión. 

Otro consejo interesante es masticar la comida lentamente en vez de tragarla de forma rápida. Cuanto más triturada llegue al estómago, más fácil le resultará hacer la digestión. Y, a la hora de beber líquidos, es preferible tomarlos de forma progresiva en pequeñas cantidades a lo largo del día. Y, ante cualquier duda, lo principal es consultar con el médico. 

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Niños autistas: síntomas y tratamiento
¿Qué es el autismo y qué lo causa? Tratamientos para ayudar a mejorarlo
Saber más
Seguros de Salud
Cesta de la compra para celiacos

Dieta libre de gluten: Qué incluir en la cesta de la compra de los celiacos

Saber más
Seguros de Salud
Señales físicas para la prevención de enfermedades

Signos de alerta a tener en cuenta para prevenir enfermedades

Saber más