10 razones por las que deberías pedir cita a un nutricionista desde ya

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

La mejora de los hábitos alimenticios es la tarea pendiente de una buena parte de la población, pues parece que ya hemos olvidado la preocupación por llevar una alimentación mucho más saludable que tan de moda se puso durante la pandemia.

Tal y como arroja el informe 'Percepción vs realidad en los hábitos de alimentación de los españoles: Análisis de la percepción de la calidad de la dieta de la población frente a la realidad de sus hábitos de dieta, cocina y compra’, elaborado con el asesoramiento del reputado nutricionista Juan Revenga, 1 de cada 3 adultos consume productos ultraprocesados tres o más días a la semana.

La mala alimentación se debe, en gran medida, al ajetreado ritmo de vida, a las responsabilidades laborales y a las diferencias socioeconómicas de la población. Y la solución pasa por acudir a un nutricionista, pues con total seguridad te ofrecerá las pautas que necesitas para mejorar tus hábitos alimenticios. ¡Te damos 10 razones para que lo hagas!

  1. Subir o bajar de peso

    Subir o bajar de peso es uno de los principales motivos por los que la población acude a un nutricionista. Un profesional conseguirá orientarte y definir una dieta acorde a tus objetivos, ya sea restringiendo el consumo de algunos alimentos o potenciando la ingesta de otros.
  2. Los problemas digestivos también pueden ser tratados por un nutricionista

    Hay algunos problemas y enfermedades digestivas que, una vez que son diagnosticados por un profesional médico, deben tratarse con la alimentación del día a día. En estos casos, un nutricionista te ayudará a llevar una alimentación ajustada a tus necesidades y a tus patologías.
  3. Enfermedades cardiovasculares

    Una dieta demasiado calórica o con alta presencia de grasas puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Tanto si sufres alguna de estas patologías, como si tienes antecedentes familiares y quieres prevenirlas, acudir a un profesional de la nutrición es imprescindible para llevar una vida más sana.
¿Por qué necesitas un nutricionista y cuidar tu dieta?
  1. Mejorar tu rendimiento deportivo con un nutricionista

    Practicar ejercicio es importante, pero siempre se debe combinar con la alimentación. Debes seguir una dieta que encaje con los objetivos a nivel deportivo que te has marcado, sin importar si pretendes perder peso, tonificar o definir tu cuerpo.
  2. Embarazo y lactancia

    La alimentación es muy importante durante los meses del embarazo, que se convierten, en muchos casos, en los más delicados de la vida adulta. Hay alimentos que están terminantemente prohibidos, pero también es necesario seguir una dieta rica en vitaminas, nutrientes, hierro o calcio.
    Y la ayuda del nutricionista no debería finalizar con el parto, ya que su trabajo sigue siendo igual de importante durante la lactancia materna. Los profesionales de la alimentación te orientarán y te darán las claves para que te recuperes lo antes posible y para que tu bebé crezca sano.
  3. Llevar un estilo de vida más saludable

    Si no estás buscando perder ni ganar peso, simplemente llevar un estilo de vida más saludable y eliminar de tu dieta la comida basura, la ayuda de un profesional es fundamental. Podrá darte algunos consejos valiosos que te ayudarán a cuidar tu alimentación.
  4. Dietas vegetarianas o veganas

    Las personas que siguen dietas vegetarianas o veganas, en ocasiones, pueden tener carencia de vitaminas o nutrientes. Por eso, los nutricionistas juegan un papel muy importante a la hora de elaborar un menú que se adapte a ese cambio alimentario.

  5. Trastornos alimenticios

    Los trastornos alimentarios, como la anorexia, la bulimia o los problemas de sobrepeso, una vez diagnosticados por los médicos, requieren de un seguimiento continuo. Por eso, un especialista en nutrición puede hacer un seguimiento completo y profesional con el objetivo de mejorar determinados hábitos.
  6. Ansiedad por la comida

    No saber gestionar las emociones o los problemas del día a día pueden derivar en una ansiedad por la comida. Para solucionarla, además de pedir ayuda a un profesional de la salud mental, también es preciso consultar con un nutricionista.
  7. Aprender a comer con un nutricionista

    Y, por último, aunque sea una cuestión en la que no recalemos a menudo, la educación alimentaria es muy importante. Un nutricionista es el profesional indicado para darnos pautas para comer mejor, llevar una vida saludable o entender nuestras necesidades. Llevar un ritmo de vida mucho más saludable es posible. Infórmate sobre el Seguro de Salud de Línea Directa, y consulta con los mejores profesionales siempre que lo necesites.
Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Dime qué edad tienes y te diré qué ejercicio deberías hacer

Ejercicios recomendados dependiendo del rango de edad y estado físico

Saber más
Seguros de Salud
Niños con hiperactividad: síntomas y tratamientos

Cómo tratar la hiperactividad infantil: ayuda de un especialista y de la familia

Saber más
Seguros de Salud
Entrenamiento HIIT para aprovechar mejor el tiempo
¿Qué es el entrenamiento HITT y qué beneficios aporta al organismo?
Saber más