Salud y familia

¿Por qué es tan importante el ácido fólico durante el embarazo?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Todo lo que debes saber sobre el ácido fólico en el embarazo

El embarazo es un período importante en la vida de las mujeres que conlleva una serie de cambios a nivel físico y psicológico. Durante estos nueve meses, es importante adoptar hábitos de vida saludables, eliminar algunos alimentos de la dieta y mantenerte activa. Además, uno de los aspectos más importantes —y que no todo el mundo sabe— es la necesidad de tomar nutrientes esenciales para el desarrollo saludable del feto, como el ácido fólico.

El ácido fólico, también conocido como folato, es una vitamina que pertenece al grupo B. El folato está de forma natural en algunos alimentos, como las hortalizas de hojas verdes, los frijoles o las frutas cítricas. En cambio, el ácido fólico es un folato sintético que se agrega a algunos complementos alimenticios. 

¿Y por qué es tan importante antes, durante y después del embarazo? Porque ayuda al crecimiento de los tejidos, ayuda a que se formen los glóbulos rojos, previene la anemia y ayuda a producir ADN. Además, una particularidad es que es hidrosoluble, es decir, el 'excedente' de la vitamina sale del cuerpo a través de la orina.

Por eso, a continuación, analizamos por qué es tan importante para el desarrollo del feto, cuál es la ingesta recomendada en mujeres embarazadas y qué suplementos existen. ¡Toma nota!

También conocido como vitamina B9, es fundamental para el desarrollo del feto durante el embarazo por muchos motivos. Comprender en profundidad por qué este nutriente es tan importante permite apreciar el impacto que puede tener en la salud de la madre y, por supuesto, del bebé.

Beneficios del ácido fólico para el desarrollo del feto

Esta vitamina juega un papel muy importante en la formación del ADN. Durante las primeras semanas de gestación, el embrión experimenta una rápida multiplicación celular y empieza a desarrollar sus órganos. El ácido fólico actúa como un cofactor en la síntesis del ADN, el material genético que lleva la información para la construcción y funcionamiento de cada célula del cuerpo. Por eso, tomar esta vitamina reduce la probabilidad de errores genéticos que puedan dar lugar a malformaciones graves.

Entre las consecuencias más notables de la deficiencia de ácido fólico se encuentran los defectos del tubo neural, que suelen ser malformaciones graves en el cerebro y en la médula espinal del feto. Algunos estudios han demostrado que la ingesta adecuada antes y durante el embarazo previene estos defectos.

Uno de los ejemplos más conocidos y populares es el de la espina bífida, una condición en la que la columna vertebral del feto no se cierra adecuadamente, lo que puede provocar una discapacidad de por vida. El ácido fólico ayuda a garantizar que el tubo neural se cierre correctamente durante las primeras semanas de gestación. Esto es fundamental para la formación de una médula espinal y un cerebro saludables.

Y además de su papel en la formación del ADN y la prevención de defectos del tubo neural, la ingesta de ácido fólico es esencial para el crecimiento y el desarrollo general del feto. Este nutriente permite que el cuerpo del bebé forme nuevas células, que es fundamental para el crecimiento de órganos, tejidos y sistemas. Un adecuado suministro de ácido fólico asegura que el feto se desarrolle de forma equilibrada y alcance su potencial genético.

Ácido fólico durante el embarazo

Recomendaciones de ingesta durante el embarazo

La cantidad de ácido fólico que una mujer embarazada debe tomar varía según su edad, estado de salud y otras condiciones individuales. En general, se recomienda que consuman entre 600 y 800 microgramos al día. Esto se puede conseguir a través de la dieta, de suplementos o de una combinación de ambos.

Es importante destacar que la importancia de tomar ácido fólico comienza antes de la concepción. Las mujeres que planean quedarse embarazadas deben comenzar a tomarlo, al menos, un mes antes de concebir. Esto es porque muchos de los desarrollos neurales más críticos ocurren en las primeras semanas del embarazo y, muchas veces, antes de que una mujer sepa que está embarazada. Por tanto, es fundamental tener niveles adecuados en el organismo.

Lo comentado en el apartado anterior demuestra que la falta de ácido fólico durante el embarazo puede tener consecuencias graves tanto para la madre como para el feto. Además, las mujeres que no tienen suficiente ácido fólico pueden desarrollar anemia, ya que esta vitamina es esencial para la producción de glóbulos rojos. 

¿Qué ácido fólico puedo tomar si estoy embarazada?

Existen varias opciones para garantizar una ingesta adecuada de ácido fólico durante el embarazo. La elección depende de las preferencias personales y de la orientación de un profesional de la salud. Estas son las opciones más comunes:

  • Suplementos de ácido fólico: los suplementos son una manera eficaz de tomar la cantidad adecuada de este nutriente esencial. Están disponibles en distintas dosis y formas. Por eso, siempre es importante acudir a un médico antes de empezar a tomar cualquier complemento vitamínico para determinar cuál es la dosis más adecuada para ti.
  • Fuentes naturales de ácido fólico en la dieta: además de los suplementos, es posible tomar ácido fólico de manera natural. Algunos de los alimentos ricos en esta vitamina son las verduras de hojas verdes, como espinacas y brócoli, legumbres, frutas cítricas, nueces y cereales fortificados. Incorporar estos alimentos en la dieta diaria puede ser una manera efectiva de aumentar la ingesta de ácido fólico de manera natural.

En definitiva, esta vitamina es esencial durante el embarazo por los beneficios que aporta y por los riesgos que puede reducir tanto para la madre como para el bebé. Mantener un equilibrio adecuado de ácido fólico es una parte esencial de la atención prenatal y contribuye significativamente al bienestar de la madre y del feto en desarrollo.

Por eso, la mejor opción para estar tranquila durante el embarazo y tener a tu disposición a los mejores profesionales es contratar un Seguro de Salud con acceso a los mejores ginecólogos y pediatras. Tendrás atención médica siempre que lo necesites con los mejores profesionales, sin esperas ni cita previa. Es la mejor opción para cuidar de tu salud en esta etapa tan importante de tu vida.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Dime qué edad tienes y te diré qué ejercicio deberías hacer

Ejercicios recomendados dependiendo del rango de edad y estado físico

Saber más
Seguros de Salud
Niños con hiperactividad: síntomas y tratamientos

Cómo tratar la hiperactividad infantil: ayuda de un especialista y de la familia

Saber más
Seguros de Salud
Entrenamiento HIIT para aprovechar mejor el tiempo
¿Qué es el entrenamiento HITT y qué beneficios aporta al organismo?
Saber más