Salud y familia

Enfermedades de la piel más comunes

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes de la piel?

Las afecciones y enfermedades de la piel han sufrido un importante incremento a lo largo de los últimos años. Así lo revela un estudio sobre el melanoma cutáneo  en España, elaborado por la Red España de Registros de Cáncer (REDECAN) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que detalla que, en 20 años, la incidencia del cáncer de piel ha aumentado un 50%. En esta misma línea, la American Cancer Society también advierte de que el cáncer de piel es el más común a día de hoy en la sociedad.

Sin embargo, esta no es la única enfermedad dermatológica que hay. A lo largo de este artículo, vamos a explicarte cuáles son las enfermedades de la piel más comunes.

Cuando pensamos en problemas de salud relacionados con la piel, lo más habitual es pensar en melanomas u otros tipos de cánceres de piel. No obstante, existen numerosas patologías dermatológicas ante las que debemos estar atentos y que son más frecuentes de lo que, a priori, podríamos pensar. Aunque no todas ellas entrañen la misma gravedad, es importante atajarlas para evitar que deriven en problemas más serios.

Seguramente habrás escuchado alguna vez que la piel tiene memoria, una expresión con la que los dermatólogos alertan de que las células tienen la capacidad de acumular y "recordar" los daños sufridos en la piel en su secuencia de ADN. Esto hace que, pasado el tiempo, pueda dar lugar a enfermedades dermatológicas surgidas como consecuencia de la acumulación de esos daños.

Por tanto, hay que prestar atención a todas las patologías dermatológicas y erradicarlas lo antes posible. Algunas de las más frecuentes son las siguientes:

Acné

El acné es el gran enemigo de muchos adolescentes, porque es una patología que se suele manifestar en esta etapa vital, porque el factor hormonal influye en su aparición. Se produce cuando los folículos quedan obstruidos con células cutáneas muertas y sebo, formando los granos que todos tenemos en mente.
No obstante, el acné no solo se produce en los adolescentes, sino que también afecta a los adultos. Además de las causas hormonales, hay otra serie de condicionantes a tener en cuenta, como los ambientales o los genéticos.

Herpes

El herpes puede manifestarse de varias formas, pero, en todos los casos, está producido por el virus del herpes simple. Si este es del tipo 1, se produce un herpes labial, mientras que, si es del tipo 2, hablamos de un herpes genital. Los primeros síntomas pueden notarse a modo de cosquilleo y picazón, tras lo cual se suele derivar en la aparición de ampollas, pus y costras.

Cabe destacar otro tipo de herpes, el herpes zóster, que se produce por el virus de la varicela zóster, que queda latente. Tanto la sintomatología como las erupciones cutáneas que se producen son similares a las de otros herpes, solo que es habitual tener una mayor sensibilidad al tacto.

Enfermedades de la piel

Queratosis

Otra enfermedad dermatológica relativamente habitual es la queratosis. Cuando hablamos de queratosis, nos referimos a cualquier afección en la que se produce un crecimiento excesivo de las células que forman la capa exterior de la piel. El exceso de queratina, una proteína cuya finalidad es actuar como barrera protectora para la piel, puede ocasionar estas manchas de aspecto escamoso.
Hay varios tipos de queratosis, siendo tres los más frecuentes: queratosis actínica, seborreica y pilaris. La primera emerge como consecuencia de una exposición crónica y prolongada al sol, que produce una especie de heridas en la piel. La segunda es más habitual en edades avanzadas, y se manifiesta con lesiones con forma más redondeada y colores más oscuros. Por último, la queratosis pilaris es más habitual en niños y adolescentes, y se muestra como una especie de protuberancia áspera y manchas más secas, aunque no suele haber picazón.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica, también conocida como eccema, suele suceder en personas que tienen piel atópica, un tipo de piel que se caracteriza por su sequedad. Al secarse la piel, esta se puede inflamar, produciéndose las erupciones que provocan una sensación de picor intenso. Factores como el estrés o las alergias pueden contribuir a que se produzcan brotes puntuales de dermatitis atópica. Además, es más frecuente en aquellas personas que no tengan los niveles adecuados de proteínas protectoras de la piel; por eso, no es raro que surja dermatitis atópica en los bebés.

Quemaduras solares

Pasar el verano en la playa tomando el sol es una de las actividades favoritas de muchas personas cuando llega la época vacacional. Sin embargo, también es una de las formas de aumentar el riesgo a exposiciones solares sin la protección adecuada, lo que produce quemaduras en la piel. Estas quemaduras no siempre son igual de intensas, ni se manifiestan igual en todas las personas.
Mientras en algunos casos solamente se traduce en una quemadura leve, en otros pueden producirse ampollas pequeñas que supuran un líquido amarillo si se complican. En cualquier caso, la exposición continuada al sol es uno de los factores que más contribuyen a que, en el futuro, se desarrollen enfermedades más graves.

La prevención, la mejor arma para combatir las enfermedades cutáneas

Tal y como has podido comprobar, la prevención es la mejor forma de evitar enfermedades de la piel más graves. Y, para ello, es imprescindible realizar revisiones periódicas con tu dermatólogo de confianza, con el objetivo de comprobar que no hay ninguna anomalía que atender. Sin embargo, la dermatología es una de las especialidades médicas más demandadas, lo que hace que cada vez más personas opten por contratar un Seguro de Salud con acceso a los mejores especialistas.

Así, el acceso a consultas médicas es más rápido y efectivo, lo que te permite atajar con prontitud cualquier problema dermatológico que detectes, impidiendo que pase más tiempo y se agrave. En las revisiones anuales, los dermatólogos comprueban el estado general de la piel, así como la aparición de nuevas manchas o lunares, erupciones o cualquier otra afección que deje rastros en la piel. Porque, en las enfermedades de la piel, el tiempo es un factor clave, y la demora en visitar al dermatólogo puede traer consecuencias más difíciles para los pacientes.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Dime qué edad tienes y te diré qué ejercicio deberías hacer

Ejercicios recomendados dependiendo del rango de edad y estado físico

Saber más
Seguros de Salud
Niños con hiperactividad: síntomas y tratamientos

Cómo tratar la hiperactividad infantil: ayuda de un especialista y de la familia

Saber más
Seguros de Salud
Entrenamiento HIIT para aprovechar mejor el tiempo
¿Qué es el entrenamiento HITT y qué beneficios aporta al organismo?
Saber más