¿Para qué sirve la fisioterapia después de una lesión y por qué es importante?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Cuál es la importancia de una rehabilitación después de una lesión?

Conseguir la total recuperación después de una lesión requiere dos cosas. En primer lugar, recibir un buen tratamiento. En segundo lugar, realizar rehabilitación a través de fisioterapia. Para que los huesos y los músculos recuperen toda la movilidad que sea posible, que en muchos casos será del 100%.

La ayuda de un fisioterapeuta es esencial para la recuperación tanto de esguinces como tras una rotura. Y es que, gracias a estos profesionales, podemos recuperar la funcionalidad de aquellas partes de nuestro cuerpo que han resultado lesionadas, y ganar con ello en calidad de vida.

La total recuperación lleva un tiempo y también requiere de sacrificio, porque las primeras sesiones de fisioterapia suelen ser dolorosas. Ten en cuenta que el miembro lesionado ha estado inmovilizado durante un tiempo, por lo que volver a la normalidad le puede costar un poco. Pero merece la pena.

A través de la fisioterapia conseguimos:

  • Recuperación funcional. Ayuda a restaurar la función física que se vio afectada en su momento por la lesión. Esto incluye la capacidad para moverse, para levantar objetos, etc.
  • Prevención de discapacidades. Una buena rehabilitación puede evitar que el miembro dañado quede afectado para siempre, lo que previene posibles discapacidades que podrían llegar a ser permanentes.
  • Reducción del dolor. A medida que se va avanzando en el tratamiento, el dolor en la zona lesionada va descendiendo. Así se evita también que se convierta en una molestia crónica.
  • Prevención de complicaciones. Una inactividad prolongada por causa de una lesión aumenta el riesgo de complicaciones secundarias como la aparición de atrofia muscular o de problemas circulatorios. En este sentido, el fisioterapeuta ayuda a mantener el cuerpo activo y a reducir el riesgo de que aparezcan esos efectos no deseados.
  • Recuperación psicológica. Una lesión puede causar también un impacto emocional. A medida que el paciente nota que va mejorando y afronta los desafíos emocionales que supone para él esta nueva etapa de su vida, se va sintiendo mejor a nivel anímico.
  • Promoción de la independencia. A través de las sesiones con el fisioterapeuta, la persona lesionada va ganando poco a poco independencia funcional. Esto le permite ir recuperando su vida cotidiana.
¿Para qué sirve la fisioterapia? ¿Es importante después de una lesión?

¿En qué consiste la fisioterapia tras una lesión?

La fisioterapia es una disciplina que se centra en el tratamiento de lesiones a través de medios físicos como el ultrasonido, el ejercicio, el calor y el frío, los masajes y los medios mecánicos. 

En la primera consulta el fisioterapeuta evalúa el estado de la persona cuyos movimientos están limitados por una lesión, y diseña un tratamiento personalizado para abordar sus necesidades concretas. Durante la evaluación inicial se hace un análisis exhaustivo de la lesión y de las capacidades del paciente. Se le pregunta por cómo se produjo el daño y cómo ha sido el tratamiento hasta ahora, pero también se realizan algunas pruebas. Las más habituales son las de rango de movimiento, de fuerza muscular, flexibilidad, equilibrio y función neurológica.

En base a las condiciones del paciente se aplican diferentes modalidades de tratamiento. Destinadas todas ellas a reducir el dolor, promover la curación y mejorar la función. La terapia puede incluir aplicación de calor o frío, estimulación eléctrica nerviosa transcutánea, ultrasonidos, láser, etc. Pero siempre en combinación con terapia manual que incluye masajes, estiramientos asistidos, manipulación de las articulaciones y movilización de los miembros. Con el fin de acabar con la rigidez, mejorar la flexibilidad y promover la curación de los tejidos.

Además, es habitual que las sesiones en la clínica se combinen con sesiones de rehabilitación que debe hacer el paciente por su cuenta. Así, el fisioterapeuta prescribe una serie de ejercicios específicos que van a ayudar a fortalecer los músculos debilitados, a mejorar la estabilidad y a restaurar el rango de movimiento.

Cuando la lesión ha afectado a la capacidad para caminar o para mantener una postura adecuada, durante la fisioterapia se trabaja en la mejora de la marcha, la postura y el equilibrio. Para ello se llevan a cabo ejercicios específicos, y se aplican técnicas de corrección.

Además de todo lo anterior, los fisioterapeutas realizan una labor de educación y prevención. Forman a sus pacientes sobre su lesión, y les dan consejos para evitar que esta se vuelva a producir en el futuro. Esto puede incluir técnicas de ergonomía, consejos para la realización de actividad física, y educación sobre la biomecánica del cuerpo.

El plan de tratamiento se va ajustando a medida que el paciente avanza en su recuperación, para abordar las nuevas necesidades que van surgiendo. 

¿Cuánto dura la rehabilitación con fisioterapia?

Las sesiones duran entre una hora y una hora y media, aunque la duración total del tratamiento depende mucho del tipo de lesión a tratar y de la evolución del paciente. Cuanta más disponibilidad tenga este para ser tratado y más se esfuerce, más rápido será el avance. Lo normal es que la fisioterapia se alargue durante varias semanas, pero en los casos de lesiones graves podrían ser necesarios algunos meses. De promedio, los pacientes realizan entre 10 y 12 sesiones. Sin embargo, en algunos casos es habitual que, tras darse el alta al paciente, este tenga que volver después con cierta periodicidad para poder examinar cómo está evolucionando la recuperación.  

Hay que tener en cuenta que el paciente es una parte activa de la recuperación. Por ello, para recuperar su vida normal lo antes posible, es necesario que atienda a las indicaciones del fisioterapeuta y realice los ejercicios que este le ha mandado. Esto es, hay que entender estas sesiones de entrenamiento en casa como una extensión del tratamiento para la recuperación, y tomarlas en serio.  

La fisioterapia es una gran aliada para conseguir la recuperación tras una lesión y, cuanto antes se empiece con ella, mucho mejor. Porque un exceso de tiempo de inmovilización da lugar a más rigidez y dificulta el recuperar de nuevo la total movilidad del miembro afectado. Si quieres disponer del especialista que necesitas para volver a disfrutar de tu autonomía, consulta ahora el precio del Seguro de Salud de Línea Directa y pide cita con el fisioterapeuta de tu elección.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Ejercicio físico en el postparto
Entrenamiento físico: ¿Cómo llevar a cabo un plan de ejercicios postparto?
Saber más
Seguros de Salud
Cómo tratar la gastroenteritis viral, la infección más frecuente en verano
Todo lo que debes saber sobre la gastroenteritis viral
Saber más
Seguros de Salud
Remedios caseros para el estreñimiento
Remedios caseros para evitar el estreñimiento y mejorar tu tránsito intestinal
Saber más