902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Todo lo que debes saber sobre la ITV

Con la finalidad de adaptar la legislación española a la comunitaria, en el año 1987, pasar la ITV se hace obligatorio, lo que causó en ese momento, un abandono masivo de vehículos.

No tenerla en vigor o no apta, se considera infracción grave y, además de ser motivo de sanción económica, en algunos casos, puede suponer la baja del vehículo en Tráfico.

¿Qué es la ITV?

La Inspección Técnica de Vehículos es un trámite obligatorio para todos los vehículos matriculados o en circulación, en el que, de forma periódica, se ha de revisar su estado y comprobar que se encuentra en buenas condiciones para circular con seguridad tanto para los ocupantes como para resto de usuarios de la vía pública.

¿Cuándo ha de pasarse la ITV?

Según la fecha de la primera matriculación, que no de compra, y el tipo de vehículo, se marca una periodicidad u otra.
Los coches de uso particular de hasta nueve plazas deben pasar la ITV por primera vez al cuarto año de la primera matriculación. A partir de ahí lo harán con carácter bienal y una vez haya alcanzado la década, esta revisión pasa a ser anual (siempre y cuando no se le haya realizado ninguna modificación que altere alguna de las características que aparecen en la tarjeta ITV).

En el caso de autos de catalogados como históricos o de colección y otros como taxis, ambulancias, coches de autoescuela, de alquiler, etc, se rigen por otros plazos.

¿Cuánto cuesta la ITV?

Al ser un mercado liberalizado, el precio variará según la Comunidad Autónoma y del propio Centro de Inspección que se elija.
Además, el coste es algo más elevado para vehículos diésel que gasolina, y un poco más barato, aunque no mucho, para motos.

Revisar con antelación los elementos que se revisan, ayudará a que pases la ITV con éxito.