902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Qué hacer ante un incendio en casa

Queremos que nunca te encuentres ante un incendio en tu hogar pero si en alguna ocasión te tienes que enfrentar a esta situación te damos algunas pautas a seguir para que sepas cómo reaccionar ante el fuego ocasionado.

Dedícale tiempo a conocer las coberturas de tu seguro de hogar:

  • Si te encuentras ante un fuego grande y descontrolado no intentes apagarlo, podrías salir gravemente herido. Por el contrario, si el fuego es pequeño puedes intentar apagarlo colocándote entre las llamas y una salida de escape.
  • Existen distintos tipos de fuego dependiendo de qué los haya provocado, por ello no siempre es bueno echar agua. Por ejemplo, uno de los casos más comunes que se puede presentar en una casa es un fuego de una sartén con aceite, aquí no se debe echar agua sino que se debe tapar con una tapa para quitar el oxígeno.
  • Si el fuego comienza a dejar de estar controlado lo mejor que puedes hacer es cerrar la puerta del lugar donde se haya producido y, acto seguido, llamar a los bomberos.
  • Es muy importante quitar los productos inflamables o combustibles de las proximidades del fuego para evitar una explosión.
  • Corta la electricidad y el gas para evitar males mayores.
  • Evita utilizar el ascensor y las plantas más altas, ya que el fuego tiende a expandirse hacia arriba.
  • Si dispones de extintores en casa asegúrate de que conoces su localización y su manejo.
  • Si por algún motivo tu ropa sale ardiendo no corras, tírate al suelo y rueda sobre ti mismo.

Con independencia del seguro de hogar que tengas contratado, evita sorpresas y revisa que los daños ocasionados por el fuego están cubiertos.