917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Trastero: consejos para sacarle el máximo provecho

La palabra "trastero" a menudo es sinónimo de "acumulación de objetos sin orden ni concierto"

Trastero: consejos para sacarle el máximo provecho

No tener un sistema de almacenamiento bien estructurado en el trastero hace que se convierta en una habitación digna de una película de miedo o en un monstruo al que no dejarás de alimentar con trastos hasta que explote… y no te recomendamos que llegues a tales extremos.

Por cierto, cuando vayas a asegurar tu vivienda, acuérdate de especificar las cosas que tienes dentro del trastero, especialmente si vas a contratar solo un seguro de contenido.

Consejos para sacarle el máximo partido a tu trastero

¿Quieres saber qué hacer con tu trastero y cómo convertirlo en la habitación más ordenada de la casa? ¡Aquí tienes unos cuantos consejos!

Haz, al menos, una limpieza profunda al año

Y este es el mejor momento para empezar, si quieres organizarlo de una vez por todas. En los trasteros se acumulan objetos muy diversos: material deportivo, ropa por temporadas, herramientas, libros, juguetes o muebles que no caben en la casa o que ya no usas… incluso colecciones de cómics o de monedas que llevas años sin revisar.

Cuando vayas a hacer una limpieza a fondo también deberás plantearte si quieres tirar algunas de esas cosas, especialmente las que ya no usas y que solo están ahí para acumular polvo y ocupar espacio. Si hay ropa que te queda pequeña u objetos que ya no te interesan y que no vas a volver a utilizar, puedes hacer dos cosas: tirarlos, si están en mal estado, o venderlos; así estarás dándole una segunda vida mientras te embolsas un poco de dinero extra.

Después de seleccionar lo que vas a mantener, lo que tirarás y lo que venderás, limpia el trastero hasta que no quede ni una mota de polvo. Entonces procederemos con el siguiente paso.

Instala estanterías, baldas y ganchos

Eso de tener pilas de cajas del suelo al techo se acabó. Instalar estanterías (de madera o metálicas, como prefieras), baldas y ganchos en las paredes (para colgar el material deportivo, por ejemplo) te ayudará a organizarlo todo mucho mejor y a evitar que haya cajas por el medio.

Esto es especialmente útil en los trasteros pequeños, pero igualmente imprescindible en los grandes. Además, así tendrás menos trabajo y menos obstáculos que esquivar la próxima vez que lo limpies.

Hazte con cajas de plástico y otros materiales protectores

Guardar las cosas en cajas de cartón y nada más es una opción para salir del paso porque, a la larga, jugará en tu contra. El cartón se estropea y no es un buen aislante, así que lo mejor es comprar cajas de plástico herméticas, fundas para tapar la bicicleta o para guardar la ropa al vacío.

Si tienes una colección de monedas o de mecheros, por ejemplo, te recomendamos que le des una segunda oportunidad: colócala en una vitrina en casa, donde puedas admirarla, o, al menos, guárdala de forma que no se estropee.

¿Tienes el trastero integrado en la casa? Ahí van un par de consejos extra

Si eres un amante de la domótica… instala sensores en el trastero

Esto puede parecer una locura, pero te aseguramos que es un buen salvavidas ante algunos de los problemas más comunes en los trasteros. Las ventajas de tener una casa domótica son muchas, por eso, si vives en una casa unifamiliar y tienes luz en el trastero y algún enchufe, puedes colocar sensores y una centralita para controlar diferentes parámetros: la humedad, la temperatura, si hay una fuga de agua de una tubería y se está inundando, si alguien entra en el trastero para robar… Mientras puedas acceder a la wifi de la casa o conectar la centralita a la red de internet de alguna manera, puedes establecer un sistema de alarmas en tu móvil, para que te avise cuando se rompa cualquiera de los parámetros que has establecido.

Transforma tu trastero en una habitación más de la casa

¿Te gustaría tener tu propio espacio, un despacho extra o una habitación en la que hacer manualidades? Un trastero bien organizado puede ofrecerte la posibilidad de ser transformado en una habitación funcional más, en la que puedas instalar un pequeño taller si te gustan las manualidades o un lugar en el que relajarte. ¡Hay docenas de posibilidades, solo tienes que echarle un poco de imaginación!