En dónde está prohibido adelantar y en dónde no: seguridad vial

En dónde está prohibido adelantar y en dónde no: seguridad vial

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Un adelantamiento es una maniobra que hay que realizar con total seguridad y que no siempre se puede llevar a cabo por determinadas circunstancias. Por ello, para evitar cualquier tipo de sanción y accidente, te enseñamos en qué situaciones está prohibido adelantar y en cuáles no.

En cuestión de seguridad vial, no todos los conductores actúan de forma responsable. Son muchas las infracciones que se cometen cada día: unas sin consecuencias aparentes, otras dan lugar a las multas de tráfico más raras y algunas son muy peligrosas, tanto para los pasajeros del vehículo infractor como para los que están a su alrededor.

En dónde está prohibido adelantar y en dónde no: seguridad vial

Por ejemplo: puede parecer que conducir sin seguro no es “peligroso” de forma inmediata aunque, teniendo en cuenta que hay una solución sencilla para ello (como contratar online un Seguro de Coche básico), es absurdo cometer este tipo de infracciones. Sin embargo, hay otras acciones, como conducir descalzo o adelantar a otro vehículo cuando está prohibido, que, si bien tienen una solución igual de sencilla, pueden tener unas consecuencias en el momento mucho más graves.

¿Cuándo está prohibido adelantar?

Para empezar por lo obvio, está prohibido adelantar en todos los lugares donde haya una señal horizontal o vertical que lo indique. Si no existe dicha señal, debemos tener presente la normativa de tráfico, según la cual se prohíbe el adelantamiento en:

  1. Curvas y cambios de rasante de visibilidad reducida: Si para adelantar hay que invadir el carril del sentido contrario, no podrás hacerlo en todo lugar o circunstancia en la que el conductor no disponga de la visibilidad suficiente para ver quién viene de frente.
  2. Pasos a nivel y alrededores: Se debe extremar la precaución en los pasos a nivel, pues el vehículo que está adelantando pierde visibilidad lateral si el tren viene por su derecha. El modo correcto de cruzar un paso a nivel es reducir la velocidad hasta detenerse antes de cruzar y hacer caso a las señalizaciones.
  3. Intersecciones y proximidades: En las zonas de intersección, el vehículo que está realizando el adelantamiento no puede ver a quienes se aproximan por su derecha, por lo que podría colisionar con otro vehículo e incluso con ciclistas o peatones.
  4. Pasos para peatones y proximidades: Si realizamos un adelantamiento en un paso de peatones, podemos no ver a los peatones que cruzan o van a cruzar. Además, si tenemos un vehículo en paralelo, la visibilidad se reducirá aún más.
  5. Túneles o pasos inferiores: Está prohibido adelantar en túneles que dispongan de un único carril para cada sentido de la marcha, ya que el adelantamiento supondría invadir el sentido contrario.
  6. Detrás de un camión que está adelantando: Adelantar detrás de un vehículo voluminoso dificulta la visión del otro conductor.

 

Excepciones en la normativa

En algunas de estas situaciones mencionadas arriba encontramos letra pequeña. Existen una serie de excepciones en las que sí está permitido el adelantamiento por razones de fluidez, siempre y cuando se realice en condiciones de seguridad.

  1. A ciclistas en carretera: En un tramo donde el adelantamiento esté prohibido, sí se podrá adelantar a los ciclistas que circulen solos o en grupo, siempre y cuando se mantenga una separación lateral de seguridad mínima de 1,5 metros y no se ponga en riesgo a ningún usuario. Esta norma se aplica del mismo modo para los conductores de ciclomotores, vehículos de tracción animal, peatones y animales.
  2. Pasos a nivel con visibilidad: Está permitido el adelantamiento en pasos a nivel siempre y cuando se realice a vehículos de dos ruedas, ya que sus dimensiones no impiden la visibilidad lateral al conductor que adelanta.
  3. Si existe prioridad en la intersección: Cuando la calzada por la que se circula tiene prioridad de paso establecida y hay una señal que lo expresa, sí se puede realizar la maniobra.
  4. Glorietas: Un tipo de intersección donde sí están permitidos los adelantamientos son las glorietas, siempre que se puedan realizar con total seguridad.
  5. Túneles o pasos inferiores con dos o más carriles: Si un túnel dispone de dos o más carriles para cada sentido de la marcha, es posible realizar el adelantamiento ya que no será necesario invadir el carril del sentido contrario.
  6. Vehículos inmovilizados: Si en una vía en la que no está permitido adelantar hay un vehículo estacionado en doble fila, ocupando la calzada y obstaculizando la circulación, sí está permitido rebasarlo (a no ser que esté detenido por necesidades de tráfico).
Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Coche

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Coche gracias a nuestros artículos

Ventajas de tener un seguro con cobertura de coche de sustitución
Seguros de Coche
Cuáles son las ventajas de tener un seguro que ofrece un coche de sustitución
Ventajas de tener un coche de sustitución en el seguro
Saber más
Qué pasa si te equivocas de combustible al repostar
Seguros de Coche
¿Qué pasa si me equivoco de combustible al repostar?
¿Qué hago si me equivoco de combustible al repostar?
Saber más