Estufas de parafina: pros y contras sobre su uso en casa

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Qué son las estufas de parafina?

Las estufas de parafina han sido una opción popular para calentar hogares durante muchos años. Estas estufas funcionan mediante la quema de parafina, un combustible líquido, para generar calor. Aunque ofrecen varias ventajas, también es importante tener en cuenta algunas precauciones y limitaciones al utilizar este tipo de estufas en casa.  

Las estufas de parafina, también conocidas como estufas de queroseno, son dispositivos de calefacción portátiles que utilizan parafina como combustible para generar calor. Estas estufas son especialmente populares en áreas donde no hay acceso a sistemas de calefacción centralizados o donde la electricidad es escasa.

La parafina, o queroseno, es un líquido inflamable que se utiliza como combustible en diversas aplicaciones, entre sus usos se incluye la calefacción doméstica. Las estufas que utilizan este combustible están diseñadas para quemarlo de manera eficiente y segura y generar una fuente de calor que puede calentar una habitación o un espacio específico.
Estas estufas suelen estar compuestas por un tanque de combustible, un quemador, una mecha y un sistema de control de la llama. 

Su funcionamiento es sencillo. Para empezar, el tanque de combustible almacena la parafina, que luego se transporta a través de la mecha hacia el quemador, donde se enciende y produce la llama. Para terminar, el sistema de control de la llama permite ajustar la intensidad y la temperatura de la llama. De este modo, se obtiene un mayor control sobre la calefacción.

Ventajas de las estufas de parafina

Las estufas de parafina ofrecen varias ventajas en comparación con otros sistemas de calefacción, destacan las siguientes: 

  • Portabilidad. Las estufas de parafina son compactas y portátiles. Gracias a ello, pueden trasladarse fácilmente de una habitación a otra o incluso llevarlas a espacios al aire libre. Por este motivo son una opción conveniente para aquellos que necesitan calefacción móvil.
  • Eficiencia energética. Al quemar el combustible de manera eficiente, producen calor con una menor cantidad de parafina utilizada.
  • Calor instantáneo. Estas estufas generan calor de forma rápida y eficiente. De hecho, no es necesario esperar mucho tiempo para que el ambiente se caliente. Por este motivo son ideales para situaciones en las que se necesita calor de manera inmediata.
  • Bajo consumo de energía eléctrica. Utilizan una pequeña cantidad de energía eléctrica para encender la llama inicialmente, después funcionan de manera autónoma sin requerir electricidad adicional.
  • Coste económico. En comparación con otros sistemas de calefacción, las estufas suelen tener un coste inicial más bajo. Además, el precio de la parafina como combustible también suele ser más económico en comparación con otras fuentes de energía.
Estufas de parafinas

Consideraciones de seguridad 

Aunque las estufas de parafina ofrecen beneficios, también es importante tener en cuenta algunas consideraciones de seguridad al utilizarlas. Estas son las principales:

  • Es esencial asegurarse de que haya una adecuada ventilación en el área donde se utiliza esta estufa. La combustión de la parafina genera gases que deben ser evacuados correctamente.
  • Es recomendable realizar un mantenimiento regular para garantizar su correcto funcionamiento. Además, este mantenimiento ayudará a prevenir posibles fugas de combustible o problemas con la mecha y el quemador.
  • Hay que seguir las instrucciones del fabricante en cuanto al uso seguro del combustible. No hay que olvidar que almacenar y manipular la parafina de manera adecuada puede prevenir accidentes y garantizar un uso seguro de la estufa.
  • Nunca se debe dejar una estufa de parafina encendida sin supervisión. De hecho, hay que apagarla cuando no estés en la habitación o antes de irte a dormir.
  • La parafina debe almacenarse en recipientes adecuados. Además, debe permanecer lejos del alcance de los niños y mascotas.
  • Evita derrames y limpia cualquiera que se produzca de inmediato para prevenir posibles riesgos de incendio.


¿Cuánto tiempo puede estar encendida una estufa de parafina?

El tiempo que una estufa de parafina puede estar encendida depende de varios factores, entre ellos están el tamaño de la estufa, la capacidad del tanque de combustible y la configuración de la llama. En general, las estufas de parafina suelen tener una autonomía de varias horas.

Además, algunas estufas de parafina están equipadas con temporizadores o termostatos que permiten controlar la duración y la intensidad de la llama. Dichos dispositivos pueden ser útiles para ajustar la temperatura y optimizar el consumo de combustible.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que dejar una estufa de parafina encendida durante un período prolongado sin supervisión aumenta el riesgo de accidentes o incendios. Por lo tanto, se recomienda apagar la estufa cuando no esté en uso evitar y dejarla encendida durante la noche o cuando no haya nadie en casa.

Una opción de calefacción eficiente, pero con impacto medioambiental

Las estufas de parafina pueden ser una opción conveniente y eficiente como método de calefacción. Sin embargo, no hay que obviar su impacto medioambiental. 

Para empezar, emiten dióxido de carbono (CO₂) durante su funcionamiento. También pueden emitir otros contaminantes atmosféricos, como óxidos de nitrógeno y partículas finas, que pueden tener impactos negativos en la calidad del aire y la salud humana.

Además, hay que tener en cuenta que la producción de parafina implica la extracción y el procesamiento de petróleo crudo. Como sabrás, esta industria tiene un impacto significativo en el medioambiente.

Alternativas a las estufas de parafina

Las estufas de biomasa son una excelente alternativa. Utilizan materiales orgánicos, como pellets de madera, cáscaras de nueces o briquetas de biomasa como combustible. La biomasa es una fuente de energía renovable, ya que los materiales utilizados son fácilmente renovables o provienen de residuos agrícolas o forestales. Estas estufas son eficientes en cuanto a la combustión y emiten menos contaminantes en comparación con las estufas de parafina.  

Las estufas eléctricas también son una alternativa a considerar. Aunque es importante tener en cuenta que la electricidad utilizada para alimentar estas estufas puede provenir de diferentes fuentes, incluyendo fuentes no renovables. En cualquier caso, las estufas eléctricas no emiten gases contaminantes.

No obstante, si usas estufas de parafina, recuerda hacerlo con precaución. También es recomendable que revises las coberturas de tu póliza de hogar. Si tienes tu casa alquilada, considera un Seguro de Hogar para propietarios.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Hogar

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Hogar gracias a nuestros artículos

Los mejores productos de limpieza ecológicos para un hogar sostenible
Seguros de Hogar
Los mejores productos de limpieza ecológicos para un hogar sostenible
¿Qué tipos de productos de limpieza se deben elegir para el consumo sustentable?
Saber más
Tips de jardinería para cultivar tu propio huerto en casa
Seguros de Hogar
Jardinería en casa: tips para cultivar tu propio huerto urbano

¿Cómo tener tu propio huerto en casa?

Saber más
Cómo crear ambientes acogedores con la iluminación
Seguros de Hogar
Iluminación en las reformas: cómo crear ambientes acogedores
Todo lo que deberías saber sobre la iluminación en casa
Saber más