Grietas en la pared, cómo arreglarlas y cómo te ayuda tu seguro

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Qué hacer en caso de grietas en la pared?

Las grietas en la pared son algo relativamente frecuente en edificios de todo tipo. Si han aparecido en tu hogar, es normal que estés preocupado, pero debes saber que, en la mayoría de los casos, no revisten mayor gravedad.

Vamos a ver qué puedes hacer con ellas y cómo puede ayudarte tu Seguro de Hogar con el mantenimiento de tu vivienda para que esté siempre perfecta. 

Lo primero que hacemos es una evaluación de la situación. Aunque no seamos expertos en la materia, con una sencilla observación y realizando un seguimiento podemos descubrir si estamos ante grietas peligrosas.

Es importante que determinemos si la grieta sigue activa. Es decir, si continúa creciendo. Una grieta pequeña y estable suele producirse por el asentamiento natural de la casa y no es grave. En cambio, una grieta más grande o que continúa creciendo, puede estar advirtiéndonos de la existencia de problemas estructurales.

Es interesante hacer algunas fotografías de la grieta y registrar los cambios. Puedes medir tanto su longitud como su anchura y hacerlo de nuevo unas semanas después. Esto te permitirá saber si es una grieta activa. A medida que obtengas más información, puedes tomar las medidas correspondientes.

¿Cómo saber si una grieta en la pared es peligrosa?

Tal y como señalábamos antes, es conveniente que hagas una monitorización de las rajas que pueden aparecer en las paredes de tu casa. Para determinar si hay motivo o no para la preocupación, presta atención a estos factores:

  • Tamaño de la grieta. Si es pequeña, lo habitual es que sea fruto del asentamiento de la casa y no es preocupante. Si se trata de una grieta más ancha, de un dedo o más de grosor, se hace imprescindible hacer un seguimiento para determinar si está activa y tomar medidas en caso de que sea así.
  • Dirección. Las grietas diagonales que siguen una línea de 45 grados son más preocupantes que las que tienen un patrón vertical u horizontal, porque pueden ser síntoma de algún problema estructural.
  • Grietas en "escalera". Las grietas en forma de escalera (de bordes irregulares y escalados) que aparecen cerca de las esquinas de puertas y ventanas, suelen ser un signo de asentamiento de la estructura. No obstante, si hay muchas o continúan activas, es conveniente consultar con un especialista.
  • Actividad de la grieta. Si la fractura en la pared continúa creciendo con el paso del tiempo, aunque no sea grande, es posible que haya un problema de fondo que necesite tratamiento.
  • Ubicación. El lugar de aparición también puede estar relacionado con la menor o mayor gravedad de la grieta. Las que aparecen en esquinas de puertas y ventanas y las que atraviesan paredes y se extienden de una habitación a otra deben ponernos en alerta.
  • Separación entre la pared y el techo. Las grietas que implican una separación entre la propia pared y el techo pueden estar relacionadas directamente con problemas en la estructura, por lo que se aconseja actuar rápidamente.
Grietas en la pared, cómo arreglarlas

¿Cómo saber si una grieta es estructural?

Determinar si las grietas en la pared son de origen estructural es algo que les corresponde a los especialistas. Estos harán un análisis pormenorizado del interior y el exterior de la vivienda para determinar el origen del problema.

No obstante, hay algunas señales que pueden ponernos sobre aviso de que el problema está en la estructura:

  • Aparición de varias grietas similares en la misma o diferentes estancias de la casa.
  • Las fracturas en la pared son anchas.
  • Las grietas están activas y se hacen más largas y anchas a medida que pasa el tiempo.
  • Grietas que crecen en diagonal en una línea de 45 grados.
  • Fracturas que siguen patrones específicos como escaleras o zigzag.
  • Grietas que aparecen en zonas críticas como las esquinas de puertas y ventanas o que atraviesan de una estancia a otra.
  • Separación visible entre elementos estructurales como la pared y el techo o la pared y el suelo. Esto puede ser señal de que el problema es especialmente grave.
  • Fracturas que siguen líneas de carga estructural, como las que aparecen en las zonas en las que hay vigas o pilares.
  • Grietas, hundimientos o desplazamientos del suelo en el exterior del edificio. 


¿Quién cubre las grietas de la pared?

Las grietas de asentamiento son algo totalmente normal y no generan más problemas que un desperfecto estético, son baratas y sencillas de reparar. Basta con aplicar un poco de masilla en la fractura, alisar y pintar.

Como el asentamiento de las estructuras en el terreno es algo natural, las pólizas de seguros no cubren su reparación.  

Caso diferente es el de las grietas estructurales. Ante una fractura de este tipo, los especialistas deben determinar el origen del problema. En función de cuál sea, es posible que el seguro del responsable de la grieta tenga que hacerse cargo de la reparación. Puede ser el seguro decenal del arquitecto o el constructor si su responsabilidad todavía subsiste, pero también podría ser el seguro de la comunidad si el daño está en la estructura y el seguro decenal de la constructora o el arquitecto ya han expirado.

Puede suceder que las grietas aparezcan por la acción de agentes externos. Por ejemplo, a consecuencia de unas obras en casa de un vecino o por la filtración de agua del piso superior. En estos casos, el seguro del responsable del daño reparará también las grietas.

Por tanto, para afrontar la reparación de una grieta, lo primero que debemos tener claro es el origen de la misma. Si es de asentamiento, el seguro no la va a reparar. Ahora bien, si nuestro Seguro de Hogar cuenta con un servicio de mantenimiento que incluye manitas, podemos recurrir a él para conseguir la reparación de forma gratuita o a un precio más bajo del habitual.

En la mayoría de los casos, las grietas en la pared no revisten mayor gravedad, pero siempre es buena idea hacer un seguimiento de las mismas para comprobar que no crecen en longitud ni en anchura. Si descubres que es una grieta inactiva provocada por el asentamiento, puedes proceder a su reparación y olvidarte de ella para siempre. Y ya sabes que, si cuentas con un Seguro de Hogar, no debes preocuparte por los daños que sufra tu vivienda porque siempre tendrás la mejor protección.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Hogar

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Hogar gracias a nuestros artículos

Evaluar la seguridad de tu vivienda
Seguros de Hogar
Puntos a evaluar en tu vivienda para saber cómo es de segura
Puntos clave en la seguridad de la vivienda
Saber más
Sistemas de vigilancia y seguridad más eficientes
Seguros de Hogar
Cuáles son los sistemas de vigilancia y seguridad más eficientes para un chalet
Sistemas de vigilancia y seguridad más recomendados para un chalet
Saber más
5 sistemas de seguridad para el hogar efectivos
Seguros de Hogar
5 sistemas de seguridad para el hogar más efectivos

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el hogar es la seguridad.

Saber más