Jardinería en casa: tips para cultivar tu propio huerto urbano

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Cómo tener tu propio huerto en casa?

Tener un huerto urbano en tu propia casa es uno de los sueños más comunes de muchas personas que viven en grandes ciudades y echan de menos el contacto con la naturaleza. Además, a medio plazo es una forma de ahorrar en la compra semanal, puesto que producir tus propias verduras y hortalizas supone un gran ahorro económico en la lista de la compra. ¿Quieres plantar tu propio huerto urbano? En este artículo te contamos cómo hacerlo. 

Si te apasiona la jardinería o quieres asegurarte de que los productos frescos que consumes son totalmente naturales, plantar un huerto urbano en casa es una buena solución. Sin embargo, no todas las viviendas están acondicionadas para ello, ni puede hacerse de cualquier manera. A lo largo de este artículo te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán a optimizar la producción ecológica de tu huerto en casa.  ¡Toma nota!

¿Qué superficie debo tener en casa para instalar un huerto urbano?

Lo primero que debes valorar es si tienes el espacio suficiente como para plantar tu huerto urbano. En realidad, en la mayoría de los casos es posible adecuar el número de plantas según el espacio de tu vivienda, pero hay algunos aspectos que debes tener en cuenta. 

Siempre que tengas un espacio exterior en casa, puedes plantar un huerto urbano. Ya sea un jardín, un patio, una terraza o un balcón. Cuanto más grande sea la superficie, más plantas podrás incorporar, pero incluso en un balcón puedes hacer crecer unas pocas plantas. 

Eso sí, es importante que el hueco que destines al huerto urbano reciba bastante luz solar durante el día. De lo contrario, las plantas no crecerán correctamente. 

¿Significa esto que no puedes colocar algunas plantas en un espacio interior al que le dé la luz del sol? No, pero lo más probable es que no crezcan tantas como para hablar de "huerto". Y, en estos casos, tendrás que incorporar algún sistema de riego adicional. 

Por último, procura plantar tu huerto urbano en una zona cercana a una toma de agua para poder conectar el sistema de riego.

Elige los recipientes adecuados y el mejor sustrato

Una vez tienes claro dónde vas a instalar tu huerto, el siguiente paso es elegir los recipientes donde plantar las semillas. En muchos casos, el espacio que tengas para el huerto va a condicionar el recipiente.

  • Si plantas en un balcón o terraza pequeños, es posible que te resulte más interesante optar por jardineras para optimizar la producción. 
  • Si tienes un espacio más grande, lo más recomendable es utilizar una mesa de cultivo, donde organizarás mejor tus plantaciones.


También es importante escoger un sustrato adecuado para que las plantas crezcan. Por lo general, debes optar por sustratos que tengan gran cantidad de nutrientes, como la fibra de coco o el humus de lombriz. No obstante, el sustrato universal también suele ser apto para la mayoría de los huertos urbanos. 

Tips de jardinería para cultivar tu propio huerto en casa

¿Qué puedo plantar en un huerto urbano?

Otra de las dudas que más se repite entre las personas que deciden cultivar en casa es qué variedades son mejores para plantar en estos espacios. Esto depende mucho del clima, la ubicación o la orientación que haya en tu lugar de residencia. 

Por lo general, algunas de las plantas que mejor suelen adaptarse a los huertos urbanos son la cebolla, el tomate, la zanahoria, el pepino, la berenjena, la lechuga, el rábano o los pimientos. 

Además, es importante tener en cuenta la estación del año en la que estás, y plantar variedades de temporada. En primavera y verano, por ejemplo, puedes probar a plantar remolachas, nabos o hierbas aromáticas como la albahaca o la hierbabuena.

En otoño  e invierno, quizá sea más interesante plantar ajos, espinacas, acelgas o habas, entre otras. 

Pasos que debes seguir

Cuando tengas claro dónde ubicar tu huerto, qué vas a plantar y qué sustrato utilizar, el proceso es muy sencillo y tiene 3 grandes pasos:

  1. Siembra. La primera fase puedes hacerla incluso en pequeños semilleros, hasta que la planta adquiera una cierta consistencia.
  2. Trasplante. Cuando ya haya crecido ligeramente, puedes trasplantarla a la mesa de cultivo o al recipiente en el que la vayas a dejar.
  3. Cosecha. Pasado el tiempo necesario de cultivo según cada variedad, solo queda cosecharla y disfrutarla.


En caso de que ya tengas los plantones, podrás incorporarlos directamente en la mesa de cultivo. También puedes plantar las semillas directamente ahí, solo que suele ser más recomendable hacerlo en los semilleros para, después, trasplantar solamente las que hayan germinado y aprovechar todo el espacio.

¿Qué cuidados necesita un huerto urbano?

Una vez hayas plantado las semillas en sus recipientes, es el momento de planificar todos los cuidados necesarios para mantener el huerto urbano:

  • Riego regular. Es fundamental establecer un sistema regular de riego, de forma que las plantas reciban agua en pequeñas cantidades pero de forma constante. Una de las opciones más recurrentes es instalar un sistema de riego por goteo, que te proporciona más libertad al no tener que estar tan pendiente de regar continuamente. No obstante, tendrás que revisar que funciona correctamente para evitar problemas. 
  • Erradica las plagas. Otro de los cuidados más importantes si plantas en tu casa es mantener a raya las plagas de insectos. En este caso, puedes probar algún remedio natural para prevenirlas, como mezclas con ajo, bicarbonato o cerveza. En caso de que no funcionen, puedes optar por un insecticida, aunque debes tener cuidado y echar muy poca cantidad. Y, cuando recojas lo que has plantado, recuerda lavarlo muy bien. 
  • Revisa todas las plantas. Comprueba que todas las plantas están en buen estado y revisa tanto sus hojas como los tallos. Elimina los brotes que crezcan, pero que no aporten sustratos para que toda la savia se concentre en aquellos que sí producirán frutos.


Ver cómo el huerto urbano crece es una gran satisfacción. Por eso, es importante protegerlo contratando un Seguro de Hogar que te garantice las máximas coberturas en caso de que se produzcan daños por agua, fenómenos naturales o por robos en tu vivienda. Así, podrás sembrar con total tranquilidad para que la cosecha sea mejor cada año. 

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Hogar

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Hogar gracias a nuestros artículos

Los mejores productos de limpieza ecológicos para un hogar sostenible
Seguros de Hogar
Los mejores productos de limpieza ecológicos para un hogar sostenible
¿Qué tipos de productos de limpieza se deben elegir para el consumo sustentable?
Saber más
Cómo crear ambientes acogedores con la iluminación
Seguros de Hogar
Iluminación en las reformas: cómo crear ambientes acogedores
Todo lo que deberías saber sobre la iluminación en casa
Saber más
Consejos para evitar que salga moho en la pared
Seguros de Hogar
10 consejos para evitar que salga moho en la pared

Cómo evitar que salga moho en la pared

Saber más