Moto tuning: límites permitidos por la DGT y por tu seguro.

Moto tuning: límites permitidos por la DGT y por tu seguro

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Colores chillones, ruidos estridentes, pegatinas llamativas, formas peculiares…

Muchos conductores caen en la tentación de personalizar su moto para hacerla única y especial.

Moto tuning: límites permitidos por la DGT y por tu seguro.

Aunque hoy en día cualquier vehículo se puede tunear si cuentas con los medios y conocimientos necesarios, en el creativo mundo del moto tuning no todo vale, al menos si quieres conducir tu vehículo: la DGT y los seguros establecen una serie de límites que no se deben sobrepasar para poder circular y también a la hora de calcular el precio del Seguro de Moto.

¿Qué dice la DGT sobre las motos tuning?

Según la DGT y la normativa establecida en el Real Decreto 866/2010, se debe legalizar cualquier tipo de modificación que realices en tu vehículo, sobre todo si se trata de una transformación de gran calibre. Esto es para que la moto pueda pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), quede registrado en la tarjeta de la ITV y, consiguientemente, se pueda conducir la moto tuning de manera legal y segura.

Con ‘’cualquier tipo de modificación’’ nos referimos a cambios de retrovisores, tubo de escape o posición de matrícula. Ahora bien, son una excepción otras transformaciones, como el cambio de pintura, de las llantas y los neumáticos o el tapizado de los asientos, que no es necesario legalizar si ya vienen homologados y, por tanto, no ponen en riesgo la superación de la ITV. En el caso de conducir una moto tuning sin homologar, además de no superar la ITV, la Guardia Civil de Tráfico podría imponernos una sanción.

Ciertamente, la DGT hace unas claras diferenciaciones entre lo que está permitido llevar a cabo a la hora de tunear nuestra moto y lo que no ¿Quieres saber cuáles son?

Qué se puede modificar en una moto tuning y qué no según la DGT

  • Posición de la matrícula: La matrícula nunca puede ir en el lateral de la moto, ya que no cumpliría con los criterios de visibilidad. Debe ir centrada y en un ángulo de 30º con respecto a la vertical. Su ubicación tampoco debe dificultar la visualización de los catadióptricos y viceversa.
  • Ruido: No se pueden añadir tubos de escape o accesorios que aumenten el sonido de la moto por encima de los 91 dB, ya bien se encuentre el vehículo circulando o parado con el motor en marcha.
  • Luces: Está prohibido instalar más luces de las autorizadas, por lo que no se podrán añadir luces en los bajos, ruedas o fuera de los lugares reglamentados. Tampoco se permiten luces de colores distintos ni viseras o rejillas ‘’off-road’’ en los faros. Además, si añadimos pilotos traseros distintos a los que traía el vehículo de serie, deben incorporar catadióptricos afines al reglamento.
  • Chasis: No se puede modificar el chasis del vehículo ni el basculante, ya bien sea cortar, doblar o soldar.
  • Motor: Podemos sustituirlo por otro igual, pero bajo ningún concepto cambiarlo por otro distinto.
  • Depósito de combustible: Queda prohibido modificarlo cambiando su forma o tamaño, pero no cambiarlo por uno diferente. Además, tampoco se puede instalar un tapón de combustible que sobresalga del depósito más de 15mm de altura.
  • Guardabarros: Estos podrán ser tan pequeños como un dedo de ancho, pero siempre deberá haber algo que desempeñe su función por muy pequeño que sea, no se pueden quitar.
  • Velocímetro: Sustituir el velocímetro por otro que no tenga marcación CE tampoco está permitido.
  • Color: Es una cuestión un poco controversial aún, pero las motos de colores cromados en vinilo pueden emitir una reflectancia intensa, especialmente de noche o los días de mucho sol. Por ello, muchos vehículos con estos colores no llegan a pasar la ITV o son multados en la carretera.

 

Como ya hemos mencionado, todos los cambios deben ser legales, estar homologados y haber pasado la ITV. Por eso, a la hora de hacer tuning a las motos, siempre es recomendable tratar con un profesional que se asegure de que todos los requisitos establecidos por ley se cumplen.

Además, no olvides que tienes que informar de todos los cambios a tu aseguradora. De lo contrario, en caso de accidente, no cubrirá los daños de la moto.

¿Qué dicen los seguros sobre las motos tuning?

Al igual que las características de una moto corriente no son las mismas que la de una moto tuning, el seguro tampoco lo es, por lo que es algo que influye en el tipo de póliza a contratar, así como en las condiciones a cumplir y prima a pagar.

Además de homologar las transformaciones, se deben declarar de una forma específica en el contrato del seguro de la moto, para que la compañía esté informada y valore cada cambio para incluirlo en la cobertura correspondiente. Cada vez que se realice una nueva modificación , la compañía deberá tener conocimiento de ello para cambiar el valor declarado del vehículo. Por otro lado, te recomendamos que contrates un garaje para la moto si vas a tunear la tuya, porque eso te ayudará a la hora de rebajar un poco el precio de tu seguro y, además, disminuirá el riesgo de robo. 

Aunque es algo poco habitual, algunas aseguradoras ofrecen seguros específicos para motos tuning a precios más elevados.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Moto

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Moto gracias a nuestros artículos

Moto para dummies
Seguros de Moto
Moto para dummies: cuáles son los mandos principales de una moto
Todo lo que necesitas saber sobre los mandos de motos
Saber más
Cómo ser visible en moto en la carretera
Seguros de Moto
Cómo ser visible en moto en la carretera
Visibilidad con moto en carretera: claves para incrementar la seguridad
Saber más
Cómo usar el teléfono móvil en la moto
Seguros de Moto
Cómo usar el teléfono móvil cuando se va en moto
Móvil y moto: uso seguro de dispositivos móviles
Saber más