Dolor de estómago: ¿Cómo actuar en caso de dolor estomacal?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Qué hacer cuando se tiene dolor de estómago?

El dolor de estómago es una afección bastante común entre la población de todas las edades. Para saber qué hacer en cada caso y encontrar el tan deseado alivio, hay que conocer el origen del problema. Aunque normalmente es una molestia puntual que remite en unas horas, hay casos graves que requieren de atención médica inmediata. Saber diferenciar entre un dolor sin importancia y uno de entidad, es esencial para cuidar de nuestra salud.

El dolor abdominal puede aparecer por muchas causas. Es posible que hayamos comido de más, que estemos sufriendo una intoxicación alimentaria, o teniendo un cólico. Pero también puede ser síntoma de algo más grave como una pancreatitis o una apendicitis.
Para saber qué hacer frente al dolor de estómago, primero debemos aprender a diferenciar entre las molestias que afectan a esta zona del cuerpo.

¿Cómo saber qué tipo de dolor de estómago tengo?

Tomar la decisión de que ha llegado el momento de visitar al especialista del aparato digestivo depende de los síntomas que padezcamos. Por eso, es importante que seamos capaces de detectar que tipo de molestia sufrimos.

  • Dolor tipo cólico. Se caracteriza por ser intenso y, en algunos casos, llega a manifestarse de forma intermitente. Un dolor de este tipo puede ser síntoma de gases, de espasmos en los órganos digestivos o de un cólico intestinal, entre otras cosas.
  • Dolor tipo ardor o acidez. Es fácilmente reconocible, porque notamos una sensación de ardor en el estómago, que pude subir incluso por la tráquea. No suele revestir gravedad, ya que suele ser síntoma de acidez estomacal o reflujo gastroesofágico. Si se produce con frecuencia, es conveniente consultar con un especialista, porque puede estar advirtiendo de la presencia de una úlcera péptica.
  • Dolor punzante o agudo. Es un dolor intenso que suele ir agravándose con el paso del tiempo. Puede producirse por una pancreatitis, una inflamación del tracto gastrointestinal, e incluso por una apendicitis. Lo aconsejable es buscar asistencia médica lo antes posible.
  • Dolor tipo retortijón. Se asocia con los movimientos intestinales. Aunque puede llegar a ser muy intenso, el paciente suele sentir alivio tras acudir al cuarto de baño. Si se presenta de forma puntual, puede ser síntoma de la presencia de algún virus estomacal o de una intoxicación alimentaria. En caso de que estos episodios se produzcan con cierta habitualidad, pueden estar causados por el síndrome del colon irritable.
  • Dolor tipo presión o hinchazón. La sensación de presión o inflamación en el abdomen suele asociarse como acumulación de gases o problemas como el estreñimiento.
Dolor de estómago, ¿Cómo actual?

¿Qué puede ser si duele el estómago?

Como hemos visto, muchas afecciones cursan con dolor de estómago. De hecho, este es un síntoma bastante común cuando hay un malestar que puede ser más o menos grave.
Vamos a ver algunas de las afecciones más comunes asociadas con el dolor en la región abdominal:

  • Gastroenteritis aguda

    Resulta ser una de las principales causas de dolor estomacal. Se caracteriza por una molestia que no es constante, pero que varía de intensidad. Además, suele ir acompañada de otros síntomas como náuseas, vómitos y diarrea. En algunos casos también aparece fiebre, porque la gastroenteritis es causada por un virus.
  • Gastritis

    La gastritis o acidez produce una cierta sensación de quemazón en el estómago. Suele aparecer después de ingerir determinados alimentos y, en la mayoría de los casos, se solventa con la toma de un antiácido. 
    Es importante que detectes qué alimentos te generan gastritis, para reducir su presencia en tu dieta todo lo posible. Así te evitarás molestias.
  • Cólico biliar

    Se produce cuando un cálculo o piedra obstruye las vías biliares. Uno de sus síntomas es un fuerte dolor en la boca del estómago que puede llegar hasta la espalda. Suele ir acompañado de náuseas y vómitos y es habitual que aparezca después de comidas copiosas o ricas en grasas.
    Si el dolor viene acompañado de fiebre, esto puede indicar una colecistitis o infección de la vesícula. Esta es una afección que requiere de atención médica inmediata.
  • Apendicitis

    Con frecuencia, uno de los primeros síntomas de la apendicitis es un dolor de estómago. Normalmente acompañado de náuseas, vómitos y malestar general. Después, el dolor se va desplazando hacia la zona baja derecha del abdomen.
    Si se sospecha de una posible apendicitis, hay que acudir al médico lo antes posible. Ya que la inflación del apéndice solo se soluciona mediante su extirpación quirúrgica.
  • Pancreatitis aguda

    Es otro caso de urgencia médica que requiere atención inmediata. Se manifiesta a través de un dolor en la boca del estómago que irradia hacia la parte alta del abdomen y hacia la espalda. 
    Aunque el alcohol no siempre está detrás de los casos de pancreatitis aguda, un consumo excesivo del mismo es una de sus causas más habituales.


¿Cuándo hay que preocuparse por un dolor de estómago?

Para saber si es conveniente ponerse en manos de un especialista, presta atención a los factores que te destacamos a continuación:

  • Dolor intenso y repentino

    Si el dolor en el estómago aparece de forma repentina y es muy agudo, hay que preocuparse. Especialmente si es constante y va empeorando con el paso del tiempo. Porque puede ser síntoma de que hay una emergencia médica como una apendicitis o una perforación intestinal.
  • Dolor persistente

    Lo normal es que una molestia estomacal leve desaparezca en unas pocas horas. Si no es así, o si desaparece y aparece de forma constante, es importante consultar con un especialista. Porque hay una causa subyacente que está causando ese síntoma.
  • Presencia de fiebre

    Cuando el dolor abdominal cursa con fiebre, esto puede indicar que existe un proceso de infección o de inflamación grave. Lo aconsejable en estos casos es acudir al médico inmediatamente, incluso aunque la fiebre no sea alta.
  • Vómitos persistentes

    Si tienes vómitos que no cesan, especialmente si van acompañados de sangre o son muy oscuros, esto es una mala señal. Busca atención médica de forma inmediata.
  • Dolor acompañado de sangrado

    Cuando, además de dolor de estómago, notas presencia de sangre en las heces o la orina, acude al médico de inmediato. Porque puede haberse producido una úlcera o una perforación intestinal.
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho

    Si junto al dolor abdominal aparecen otras molestias graves como dificultad para respirar o dolor en el pecho, hay que ir al médico de inmediato. Puede estar produciéndose un problema cardíaco, una infección grave o una perforación en el diafragma.
    El dolor de estómago puede ser algo puntual y leve, pero también puede ser síntoma de algo más grave. Por eso, si las molestias son constantes o cursan con otros síntomas, es mejor que hagas uso de tu Seguro de Salud Completo. Unas sencillas pruebas ayudarán a descubrir qué te pasa.
Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Enfermedades comunes en invierno: cuáles son y cómo prevenirlas

¿Cuáles son las enfermedades comunes en invierno?

Saber más
Seguros de Salud
Especial gazpacho: 5 formas distintas de prepararlo

Distintas variedades de gazpachos y sus sencillas preparaciones

Saber más
Seguros de Salud
Recomendaciones para comer fuera de casa de forma saludable

Menús saludables y sencillos recomendados para comer fuera de casa

Saber más