Leucocitos en la orina: ¿Qué significa? Causas y tratamientos

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Qué pasa si hay leucocitos en la orina?

Un análisis de orina es una forma sencilla de poder hacer una evaluación de las condiciones de salud en las que se encuentra una persona. La presencia de leucocitos en la orina es algo normal dentro de unos límites. Ahora bien, si el recuento está por encima de lo que se considera normal, esto puede ser síntoma de que hay algún problema en el organismo.

Como más vale prevenir que curar, es aconsejable pasar periódicamente por una revisión médica básica. Algo tan sencillo como una analítica de sangre y orina es esencial para prevenir patologías y detectar problemas a tiempo.

Si en tu análisis de orina aparecen leucocitos, esto no tiene que ser necesariamente preocupante. El problema surge si la presencia está por encima de 10 leucocitos por microlitro.

¿Qué son los leucocitos?

Son glóbulos blancos, un tipo de célula que forma parte del sistema inmunológico del cuerpo humano cuya principal función es defender al organismo contra infecciones y enfermedades.

Lo normal es que estas células estén presentes en la sangre, la linfa y en otros tejidos del cuerpo. Cuando aparecen en la orina, nos están indicando que existe un problema de salud. Lo más habitual es que estén ahí por la existencia de una infección de orina, pero podría tratarse de algo más grave.

Causas de la presencia de leucocitos en la orina

Para determinar qué problema existe, lo que hacen los especialistas es atender al recuento de leucocitos en la muestra de orina recogida y si es necesario, se practican más pruebas diagnósticas.

  • Infección de orina

    Cuando el número de leucocitos en la orina está por encima de 10 por microlito, lo más normal es que esto sea síntoma de la existencia de una infección de orina.

    • Si se debe a la acción de las bacterias, podemos estar ante una cistitis o una pielonefritis. La primera es una infección habitual que no suele revestir gravedad. La segunda es una infección más grave que aparece de forma súbita y puede cursar con fiebre y dolores.
    • En los casos de pielonefritis, la muestra de orina incluye presencia de leucocitos, pero también de bacterias y de nitritos.
    • Si la infección no es bacteriana, se aconseja hacer un cultivo para encontrar el germen que está en el origen del problema.
  • Prostatitis aguda y crónica

    Esta afección cursa con síntomas muy parecidos a los de la cistitis, pero también pueden aparecer dolor en la zona del abdomen, la pelvis y la región lumbar.

    Cuando un hombre manifiesta estos síntomas, es habitual que se le haga un análisis de orina para comprobar si hay leucocitos en la misma, y confirmar así el diagnóstico.

  • Piedras en el riñón

    Cuando una persona tiene piedras en el riñón o en las vías urinarias, es común que su orina muestre restos de leucocitos, eritrocitos y cristales. Lo que no debería haber en estos casos son bacterias.

Leucocitos en la orina

Glomerulonefritis

La nefritis no infecciosa es una inflamación aguda del riñón, que produce disminución en la formación de orina, dificultad respiratoria e hinchazón, entre otros síntomas.

La presencia de leucocitos en la orina es una de las claves para el diagnóstico. Estarán presentes en menor medida que cuando hay una infección, pero irán acompañados de proteínas y de eritrocitos, y no habrá bacterias en la muestra.

Cáncer

La presencia de tumores en la vejiga, la próstata y los riñones, o el tratamiento frente a los mismos, puede ser otra de las causas de la presencia de leucocitos en la orina. 

Además de las causas anteriores, hay otras que también pueden provocar que haya glóbulos blancos en la orina:

  • Un traumatismo en el tracto urinario.
  • Inflamación del tracto urinario.
  • Enfermedades autoinmunes
  • Enfermedades de transmisión sexual.


¿Cuál es el tratamiento si hay leucocitos en la orina?

La mayoría de las afecciones que dan lugar a la presencia de glóbulos blancos en la orina son leves y, por tanto, son tratadas por los especialistas de atención primaria.

En el caso de infecciones, se aplica un tratamiento antibiótico. Ahora bien, si se sospecha que puede haber algún tipo de problema en los riñones o las vías urinarias, entonces el paciente es derivado al especialista.

¿Cuándo acudir al médico?

La presencia de leucocitos en la orina puede ser detectada en un análisis rutinario de control. No obstante, no hay que dudar en acudir al médico si se experimenta cualquier problema asociado con la orina que se mantiene durante más de cuatro o cinco días.
Por ejemplo, si hay:

  • Dolor, ardor o molestias al orinar. Porque esto puede indicar que hay una infección, cálculos renales o una enfermedad de transmisión sexual.
  • Cambios en el color, olor y aspecto de la orina. Si esta se vuelve turbia, tiene un olor fuerte, acumula demasiada espuma o muestra signos de sangre, hay que buscar atención médica lo antes posible.
  • Aumento o disminución en la frecuencia urinaria. Si hay cambios significativos en la frecuencia urinaria y, además, hay dolor o molestias, esto puede ser síntoma de un problema subyacente.
  • Incontinencia urinaria. Cuando aparecen pérdidas involuntarias de orina o dificultades para controlar la micción, hay que ponerse en manos de los especialistas para recibir el tratamiento adecuado.
  • Presencia de sangre en la orina. Puede indicar un problema grave como una infección fuerte, cálculos renales, un trastorno renal o cáncer en la vejiga.
  • Dolor en la región abdominal o lumbar. Si va acompañado de otros síntomas urinarios, puede indicar que hay problemas en el tracto urinario o en los riñones.


El examen de la orina es una forma sencilla de controlar si el organismo está funcionando bien. Cualquier cambio en su aspecto, olor, en la frecuencia de miccionado o si aparecen dolores en la zona de los riñones, puede ser indicativo de que algo va mal. Si esto ocurre, lo mejor es buscar atención médica especializada.

A través de un análisis se determinará si hay leucocitos en la orina u otros elementos que indican a los médicos cuál es el problema que está sufriendo el paciente. Si has notado molestias o cambios en tu orina, es hora de hacerte un chequeo. Para no tener que estar esperando, prueba a calcular tu seguro médico y podrás visitar al especialista mucho antes de lo que imaginas.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Enfermedades comunes en invierno: cuáles son y cómo prevenirlas

¿Cuáles son las enfermedades comunes en invierno?

Saber más
Seguros de Salud
Especial gazpacho: 5 formas distintas de prepararlo

Distintas variedades de gazpachos y sus sencillas preparaciones

Saber más
Seguros de Salud
Recomendaciones para comer fuera de casa de forma saludable

Menús saludables y sencillos recomendados para comer fuera de casa

Saber más