Plagiocefalia posicional, qué es y cómo prevenirla

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Causas, síntomas y complicaciones de la plagiocefalia posicional

En los años noventa la Academia Americana de Pediatría inició una campaña en la que aconsejaba que los bebés debían dormir boca arriba para prevenir el síndrome de la muerte súbita del lactante. Sin embargo, esta acción ha disparado el número de casos de plagiocefalia posicional, una deformidad de la cabeza del bebé que se va produciendo postnatalmente. Además de la posición del lactante, también hay otros motivos que pueden provocar este hundimiento de la parte de atrás del cráneo como forzar la salida del bebé durante el parto, los embarazos múltiples y otras alteraciones en el desarrollo del feto.

El síntoma más evidente de la plagiocefalia es la deformación del cráneo y, además, puede dar lugar a complicaciones, como problemas al masticar, trastornos neurológicos, deficiencias psicomotrices, incluso enfermedades de visión, como el estrabismo.

Plagiocefalia posicional, qué es y cómo prevenirla

Si la plagiocefalia se produce durante el embarazo o en el parto puede ser diagnosticada en las primeras horas de vida, pero para identificar los casos en que se produce más tarde, tienes que revisar la cabeza de tu bebé con frecuencia. Observa el cráneo desde arriba para comprobar si la parte de atrás está aplanada y provoca que las orejas no estén alineadas. Pon especial atención si tienes un bebé prematuro, ya que nace con el cráneo más blando y es más propenso a sufrir este trastorno.

La postura del bebé al dormir es el principal factor de riesgo en el desarrollo de este trastorno. Desde Línea Directa, te damos algunos consejos para prevenirlo:

Alterna la posición de sueño del bebé:

Asegúrate de que apoya la espalda y los hombros sobre el colchón y duerme con la cabeza girada. Para evitar que una mala posición continuada pueda incidir en el desarrollo del cráneo, gira la cabeza del bebé de derecha a izquierda, de forma alterna, cada hora.

Colócalo boca abajo a ratos cuando esté despierto:

Así favoreces que el bebé fortalezca la musculatura del cuello y la espalda, dominando mejor sus movimientos de cabeza.

Cambia la posición de la cuna respecto a tu cama:

Haz que cada noche el bebé duerma en un lado diferente de la habitación. Así, tendrá que hacer un esfuerzo diferente para mirarte.

Pon en práctica estos consejos y favorece el desarrollo de tu bebé para prevenir la plagiocefalia posicional. ¿Tienes alguna duda? Consulta al pediatra de tu Seguro de Salud Línea Directa.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Dime qué edad tienes y te diré qué ejercicio deberías hacer

Ejercicios recomendados dependiendo del rango de edad y estado físico

Saber más
Seguros de Salud
Niños con hiperactividad: síntomas y tratamientos

Cómo tratar la hiperactividad infantil: ayuda de un especialista y de la familia

Saber más
Seguros de Salud
Entrenamiento HIIT para aprovechar mejor el tiempo
¿Qué es el entrenamiento HITT y qué beneficios aporta al organismo?
Saber más