Remedios naturales para las enfermedades: ¿Son buenos o malos?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Los remedios naturales habitualmente se definen como aquellos productos utilizados con fines medicinales para ayudar a prevenir o para curar enfermedades.

Dentro de este amplio marco se encuentran las plantas o hierbas medicinales que se adquieren, por ejemplo, en herbolarios. 

Se han utilizado durante siglos por diferentes culturas en todo el mundo para tratar distintas dolencias. Ya sea para paliar el dolor, aliviar los síntomas de alguna enfermedad, combatir las náuseas, reducir el estrés, la ansiedad y hasta curar el dolor de cabeza. Los remedios naturales se conciben de manera habitual como una alternativa a los tratamientos médicos habituales.

Es importante tener en cuenta que los remedios naturales en ningún caso son medicamentos ni pueden sustituirlos. También es cierto que los productos que habitualmente se comercializan en herbolarios están muy controlados y han tenido que superar estrictos controles de calidad antes de ponerse a la venta. Además, las etiquetas deben ser muy precisas, con todos los ingredientes, sus cantidades e incluso sus posibles contraindicaciones.

Los remedios naturales más comunes son el ginseng, el ginkgo biloba, el té verde o la hierba de San Juan. El ginkgo, por ejemplo, es ampliamente utilizado para combatir los efectos del envejecimiento y también para reducir la pérdida de memoria. El ginseng mejora el rendimiento y el apetito sexual, mientras que el anís verde es ampliamente utilizado para dejar de fumar. Funciona como un antídoto natural de la nicotina y, como tal, lo suelen tomar las personas con una fuerte adicción al tabaco.

Remedios naturales para las enfermedades: ¿Son buenos o malos?

¿Los remedios naturales son efectivos?

Es importante tener en cuenta que la palabra natural no siempre es sinónimo de sano ni de seguro. Los médicos siempre recomiendan tener muy en cuenta las posibles contraindicaciones de los remedios naturales, además de los efectos negativos que pueden provocar si se mezclan con medicamentos.

Un estudio publicado por el​​ British Journal of Clinical Pharmacology investigó a varias personas que consumían hierbas medicinales y medicamentos habituales para tratar enfermedades mentales como la depresión. También, la epilepsia, las enfermedades cardíacas o el VIH.

Algunas consecuencias fueron leves y otras graves. Los remedios naturales, en la mayoría de los casos, no son inseguros en sí mismos, pero siempre conviene consultar con un profesional médico. No se deben consumir nunca sin supervisión médica, sobre todo en el caso de tomar otros fármacos al mismo tiempo para tratar una enfermedad de cualquier índole.

Hay remedios naturales, como puede ser la hierba de San Juan, que a menudo se consume para tratar la depresión leve. En algunos casos, se ha demostrado que puede ser tan efectiva como algunos antidepresivos. El ajo, aunque en ningún caso puede sustituir a un medicamento, sí puede tener ciertos beneficios en la salud cardiovascular.

El té de manzanilla, también considerado un remedio natural, es muy recomendado por los profesionales para favorecer la relajación o combatir el insomnio. En estos casos, también está recomendada su efectividad y hay estudios que lo avalan.

Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que no todos los remedios naturales son seguros y efectivos, pudiendo incluso ser perjudiciales para la salud en algunos casos. No todos los productos son iguales, están respaldados por estudios científicos sólidos ni tienen los mismos efectos sobre el cuerpo. Cada persona es completamente distinta y, por tanto, la reacción puede ser completamente distinta.

En todos los casos es recomendable hablar con un profesional de la salud antes de tomar cualquier remedio natural. También es preciso consultar en todo momento que sea seguro y efectivo para una condición específica. Por lo tanto, la mejor alternativa es contratar un seguro médico que te permita rápido acceso directo a una cita con el médico especialista adecuado.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Magnetoterapia: qué es y cómo funciona
Todo lo que necesitas saber sobre la magnetoterapia
Saber más
Seguros de Salud
Cirugía para juanetes en el pie: lo que necesitas saber
Cirugía del juanete en el pie: consideraciones importantes
Saber más