Qué son las transaminasas y qué pasa si suben

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Transaminasas: qué son y por qué son importantes

Las transaminasas son enzimas fundamentales para el funcionamiento del hígado. Su nivel en sangre nos indica el estado de este órgano vital, por ese motivo, es imprescindible mantener sus niveles dentro de los límites normales. Cuando los niveles de estas enzimas aumentan puede ser señal de que algo no anda bien en nuestro organismo, de ahí la importancia de estar atentos a los síntomas y acudir al médico para recibir un diagnóstico preciso.

Las transaminasas son enzimas clave en nuestro organismo que desempeñan un papel relevante en la salud y el funcionamiento de nuestro cuerpo.  Estas enzimas se encuentran en grandes cantidades en el hígado. También están presentes en otros tejidos como los músculos, el corazón y el cerebro. La cuestión es que cuando los niveles de esta enzima están elevados en nuestra sangre, puede ser un indicativo de daño hepático, de hecho, hacerse un chequeo anual para comprobar que estos niveles son normales es muy aconsejable. Veamos esto con más detalle.

Qué son las transaminasas y para qué sirven

Las transaminasas, también conocidas como aminotransferasas, son enzimas que catalizan la transferencia de grupos amino entre aminoácidos y cetoácidos. Estas enzimas son esenciales para la síntesis y degradación de proteínas, así como para el metabolismo de los aminoácidos. Las dos transaminasas más comunes que se analizan en los exámenes de sangre son la alanina aminotransferasa (ALT) y la aspartato aminotransferasa (AST que se encuentran presentes en varios tejidos del cuerpo, principalmente en el hígado, corazón, músculos esqueléticos, riñones y cerebro.

Las transaminasas desempeñan un papel clave en el metabolismo de los aminoácidos. Permiten la conversión de ciertos aminoácidos en otros. Dicha función es indispensable para la síntesis de proteínas, además, estas enzimas también participan en la producción de energía al facilitar la descomposición de los aminoácidos para su utilización en el ciclo del ácido cítrico y la cadena respiratoria.

¿Qué significa tener las transaminasas altas?

Tener las transaminasas altas indica un posible problema hepático. Pero ¿cómo se determina esto? Es muy sencillo: los niveles elevados, como la ALT (Alanina Transaminasa) y la AST (Aspartato Transaminasa), pueden detectarse mediante un análisis de sangre.
Los valores normales pueden variar ligeramente, pero, en general, los valores de referencia son los siguientes estos:

  • Para la AST (aspartato transaminasa): entre 0 y 37 U/L.
  • Para la ALT (alanina transaminasa): entre 0 y 41 U/L.


Es esencial considerar que los niveles ligeramente elevados de transaminasas pueden no indicar necesariamente un problema de salud grave. Sin embargo, sí que podrían ser un indicio de daño hepático o de otras afecciones que requieran atención médica. En cualquier caso, será el médico quien evalúe los resultados. 

Qué son las transaminasas y qué pasa si suben

¿Por qué suben?

Las causas de este aumento pueden variar. Algunas de las causas más comunes incluyen:

  • Hepatitis. La hepatitis viral, especialmente la hepatitis B y C, puede causar un aumento significativo en los niveles.
  • Consumo excesivo de alcohol. El abuso crónico de alcohol puede dañar el hígado y provocar un aumento en los niveles.
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA): Esta enfermedad, caracterizada por una acumulación de grasa en el hígado, puede causar un aumento en los niveles.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos, como los analgésicos de venta libre, los antiepilépticos y los medicamentos para el colesterol, pueden elevar los niveles.
  • Lesiones musculares. Las lesiones musculares graves, como las que ocurren en el síndrome de rabdomiólisis, pueden causar la liberación de transaminasas en la sangre.
  • Enfermedades autoinmunes. Algunas enfermedades autoinmunes, como la hepatitis autoinmune y la colangitis esclerosante primaria, pueden provocar un aumento en los niveles.


¿Qué síntomas tienes con niveles altos?

Por lo general, los niveles elevados de transaminasas no causan síntomas específicos por sí mismos. Los síntomas que pueden estar asociados con niveles altos varían según la causa subyacente. Pueden incluir:

  • Náuseas y vómitos
  • Cansancio
  • Sudoración excesiva
  • Orina oscura
  • Heces claras
  • Ictericia (color amarillento de la piel y los ojos)
  • Dolor y molestias abdominales


Es importante tener en cuenta que los síntomas específicos pueden variar dependiendo de la gravedad y la causa del daño hepático. Además, es posible que las elevaciones "casuales" de transaminasas se detecten en exámenes de rutina sin que haya síntomas evidentes de enfermedad hepática.

Implicaciones de niveles elevados de transaminasas

Un aumento en los niveles de transaminasas puede indicar daño hepático y otras afecciones subyacentes. Es más, los niveles pueden fluctuar. Por otra parte, un aumento a corto plazo no siempre es motivo de preocupación, sin embargo, niveles persistentemente elevados pueden indicar la necesidad de una evaluación médica adicional.
Algunas de las implicaciones de niveles altos de esta enzima incluyen:

  • Daño hepático. Un aumento en los niveles de esta enzima puede ser indicativo de daño hepático. La causa de este daño puede deberse a enfermedades hepáticas crónicas, consumo excesivo de alcohol o ciertos medicamentos.
  • Hepatitis. Un aumento en los niveles, especialmente de ALT, puede ser un signo de hepatitis viral.
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA). Los niveles elevados pueden ser indicativos de EHGNA. Esta enfermedad hepática está relacionada con la acumulación de grasa en el hígado.
  • Riesgo cardiovascular. Algunos estudios han encontrado una asociación entre niveles elevados de transaminasas y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente esta relación.
  • Monitoreo de tratamientos. Los niveles de transaminasas también pueden ser monitoreados para evaluar la eficacia de ciertos tratamientos, como el uso de medicamentos para el hígado o cambios en el estilo de vida para abordar el consumo de alcohol o la obesidad.


¿Qué hacer si los niveles de transaminasas están elevados?

En este caso es importante buscar un médico especialista para determinar la causa subyacente. El médico llevará a cabo una evaluación completa. Dicha evaluación puede incluir más pruebas de función hepática, análisis adicionales y una revisión de los antecedentes médicos y los factores de riesgo. El tratamiento dependerá de la causa.

Si quieres contratar una póliza privada para asegurarte la mejor atención médica, no olvides comparar el precio de tu Seguro de Salud y comprobar todas sus coberturas. 

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Enfermedades comunes en invierno: cuáles son y cómo prevenirlas

¿Cuáles son las enfermedades comunes en invierno?

Saber más
Seguros de Salud
Especial gazpacho: 5 formas distintas de prepararlo

Distintas variedades de gazpachos y sus sencillas preparaciones

Saber más
Seguros de Salud
Recomendaciones para comer fuera de casa de forma saludable

Menús saludables y sencillos recomendados para comer fuera de casa

Saber más