Violencia verbal: qué es y cómo puede ayudarte un terapeuta

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

La violencia verbal es una forma de agresión que utiliza las palabras para menospreciar, herir o ridiculizar a otras personas.

Se puede manifestar de formas muy diferentes, ya sea para insultar, criticar, manipular o controlar. Además, este tipo de violencia suele estar estrechamente relacionada con las emociones, pues quien la utiliza sabe perfectamente qué decir para que la víctima se sienta culpable.
El principal problema es que no es una violencia tan notoria como puede ser la física o la sexual. A simple vista no deja huella y se puede disfrazar de maneras diferentes, a veces tan sutiles que pueden pasar completamente desapercibidas para las víctimas. Sin embargo, el maltrato verbal va calando poco a poco y tiene serias consecuencias a nivel psicológico.

 

Y, en muchas ocasiones, la violencia verbal es el preludio del maltrato físico. Se puede producir también en contextos y situaciones muy dispares, ya sea en el entorno laboral, escolar o familiar.

Las causas de la violencia verbal pueden deberse a factores tanto individuales como colectivos. No obstante, hay algunos aspectos que se pueden tener en cuenta y que ayudan a entender por qué se manifiesta. Hay estudios que demuestran que los niños que han sido expuestos a violencia, de cualquier tipo, son más propensos a reproducirla en las relaciones interpersonales que mantengan en la edad adulta.

De la misma manera, también hay algunos factores de protección que ayudan a prevenir la violencia verbal. La comunicación asertiva y, en general, las habilidades de comunicación reducen el riesgo de conflicto y de violencia verbal. La autoestima, la empatía, la preocupación por los demás o la capacidad para gestionar los conflictos de manera constructiva contribuyen a reducir el riesgo de ejercer violencia verbal.

Violencia verbal: ¿Qué es y cómo puede ayudarte un terapeuta?

¿Qué es la violencia verbal a la mujer?

La violencia verbal se puede manifestar en cualquier contexto, aunque la que se ejerce contra las mujeres es una de las más habituales. Las agresiones que comienzan con palabras hirientes y malsonantes suelen terminar en violencia física. Además, muchas tienen su base en los celos, la toxicidad y el sentimiento de que una mujer es de su pertenencia.
Los insultos o las amenazas son las manifestaciones más notorias, aunque no las únicas. Hay muchas otras situaciones, más habituales de lo que parece, que pueden producirse en el seno de una pareja y en ocasiones pasan desapercibidas.
Se manifiestan mediante la desconfianza hacia la pareja, los celos, el chantaje emocional o el control de su vida. Los hombres que ejercen violencia verbal contra las mujeres también restan importancia a sus esfuerzos, las culpan de cualquier contratiempo que pueda producirse y, por supuesto, niegan el daño psicológico que están causando.

¿Cómo actuar frente a una agresión verbal?

Reaccionar a una agresión verbal no es en absoluto fácil. Hay personas, quizá con una mayor autoestima o mayor seguridad en sí mismas, que actúan con más rapidez y la cortan de raíz. En cambio, otras pueden sentirse sorprendidas, quedarse calladas y no saber reaccionar. Ambas situaciones son completamente normales, aunque la última puede producir frustración o rabia por no haber sabido combatir a tiempo la violencia verbal.
En la medida de lo posible, siempre se debe evitar caer en el insulto o reproducir los ataques verbales. En ningún caso se deben tolerar los insultos o las amenazas, pero es importante saber transmitir que no mantendremos ninguna conversación mientras continúen las agresiones.

También es fundamental, en el caso de ser únicamente testigos de una agresión verbal, apoyar a la víctima, preguntarle cómo se encuentra o cómo podemos ayudarla en esa situación. Debe sentir que no está sola y en todo momento tienes que respetar sus tiempos, pues la situación de incredulidad o shock suele ser muy habitual.

Y, por supuesto, se debe solicitar ayuda profesional siempre que sea necesario. Los psicólogos son los que tienen las herramientas para gestionar esa situación o iniciar el proceso de recuperación tras sufrir violencia verbal de manera continuada. Contrata ahora tu seguro médico con asistencia psicológica de Vivaz y siéntete seguro en todo momento.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Magnetoterapia: qué es y cómo funciona
Todo lo que necesitas saber sobre la magnetoterapia
Saber más
Seguros de Salud
Cirugía para juanetes en el pie: lo que necesitas saber
Cirugía del juanete en el pie: consideraciones importantes
Saber más