917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

¿Qué cubre el seguro de coche en caso de desastres naturales?

¿El seguro de coche nos cubre en caso de desastres naturales? Ante la cantidad de catástrofes de los últimos tiempos, es mejor estar preparado

Qué daños cubre el seguro de coche en caso de desastres naturales

¿Qué daños cubre el seguro de coche en caso de desastres naturales?

La borrasca Filomena, el volcán de La Palma, las danas que han dejado gravísimas inundaciones a su paso… Todos ellos son desastres naturales que no podemos controlar y que pueden afectar de forma directa a nuestros bienes, incluyendo nuestro vehículo. ¿Qué sucede ante estas catástrofes? ¿El seguro de coche nos cubre en caso de desastres naturales?

Antes de lanzarte a descubrir qué coberturas hay (o no) en estos casos, debes tener en cuenta que, a la hora de buscar la póliza ideal para ti, también tienes que pensar en estas circunstancias puntuales. Encontrar el mejor seguro de coche para ti no solo es cuestión de valorar los acontecimientos que en el día a día puedan suponer un riesgo, sino que también hay que pensar en los eventos extraordinarios que pueden llegar a poner en riesgo la integridad de nuestro vehículo.

¿Nuestro seguro de coche nos cubre en caso de desastres naturales?

Lo primero es lo primero: no, ningún seguro de coche, ni siquiera aquellos a todo riesgo, cubren por completo todos y cada uno de los supuestos casos en los que nuestro coche puede sufrir daños. Y, ciertamente, no cubren los daños ocasionados por desastres naturales, terrorismo, rebelión o por actuaciones de las Fuerzas Armadas y similares en momentos de paz.

En caso de que tu vehículo quede dañado por desprendimientos de rocas, vientos huracanados, lava, inundaciones o por las consecuencias de una tormenta excepcionalmente fuerte, es al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) a quien debes acudir. Sin embargo, existe una condición para poder recurrir a ellos: el Gobierno debe declarar la zona catastrófica por circunstancias excepcionales o no podrán reclamarse los daños ocasionados al coche.

Pongámonos en el supuesto de que en tu localidad una tormenta ha provocado inundaciones y estas han dañado tu coche. El Gobierno declara la zona catastrófica, así que puedes acudir al Consorcio de Compensación de Seguros para la indemnización. Sin embargo, antes de que te pongas manos a la obra, asegúrate de un par de cosas: que tienes contratado un seguro a todo riesgo o a terceros con alguna clausula específica y de que tienes los pagos al día. Si cuentas con el seguro a terceros básico o no has pagado cuando te tocaba, el Consorcio no se hará cargo de arreglar tu vehículo o de compensarte por los daños, por eso es tan importante, a la hora de contratar tu seguro de coche online, fijarte bien en todo y no ir solo a lo mínimo imprescindible.

Otros casos en los que el Consorcio de Compensación de Seguros no se hace cargo de los desperfectos de tu coche son cuando el granizo, la nieve o la caída de un árbol son los que han provocado los daños. En este último caso, de hecho, es el dueño de la finca en la que estaba plantado el árbol el que debe compensarte por lo sucedido.

Cómo hacer la reclamación al Consorcio de Compensación de Seguros

Si cumples con los requisitos que hemos comentado, estás listo para contactar con el Consorcio de Compensación de Seguros y hacer tu petición. Lo primero que tienes que hacer tras el accidente es ponerte en contacto con tu compañía de seguros para verificar si cubre lo que sea que haya sucedido o no. En caso de que no cubra los daños, tienes siete días para realizar la reclamación al Consorcio de Compensación de Seguros. Puedes contactar con ellos por teléfono, a través de su oficina virtual o puedes presentarte directamente en las delegaciones del Consorcio. A veces también puedes hacerlo a través de tu aseguradora, así que pregúntales primero a ellos.

Una vez que el Consorcio de Compensación de Seguros ha recibido y procesado tu reclamación, un perito tendrá que evaluar los daños y verificar la información que has proporcionado. Cuando hables con él deberás darle una copia de la póliza del seguro del coche (aunque te recomendamos que también tengas el original a mano) y un recibo que demuestre que estás al día en los pagos.

El Consorcio de Compensación de Seguros cubre otros casos: además de protegerte a nivel indemnización (respetando el importe estipulado en la póliza del seguro de tu coche), también se hace cargo de posibles gastos sanitarios, de grúa e incluso de salvamento si, por ejemplo, te has quedado atrapado en tu coche en medio de una carretera inundada y los bomberos han tenido que sacarte de allí. Si el coste de reparación de tu vehículo es superior al valor venal del mismo, será declarado siniestro total y te abonarán el valor venal del coche.

Como nunca se sabe lo que puede pasar, ten siempre en cuenta estas cuestiones a la hora de contratar o renovar el segundo de tu coche. Revisa las coberturas que tienes contratadas, asegúrate de que estés “cubierto” en caso de desastres naturales, ¡y mantente siempre al día con los pagos!