917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

¿Sabes cuáles son las infracciones de tráfico en moto más comunes?

Algunas infracciones de tráfico son muy comunes, pero no siempre fruto de la mala fe: despistes e incluso comportamientos "normales" forman parte de ellas.

¿Cuáles son las infracciones de tráfico en moto más comunes?

Aunque parezca mentira, hay infracciones de tráfico que son bastante comunes, y eso se aplica tanto a conductores de coche como de moto. Algunas son cuestiones que tenemos tan interiorizadas que apenas nos percatamos de que son infracciones, otras son fruto del despiste y unas cuantas están motivadas por imprudencias o conducción temeraria.

La mayor diferencia entre las infracciones de tráfico cometidas por conductores de coche y conductores de moto es que estos últimos ponen en riesgo su vida mucho más, ya que no van ni la mitad de los protegidos. En caso de accidente grave provocado por las acciones de uno mismo, ni siquiera el mejor seguro de moto a todo riesgo puede salvarte de las consecuencias, que pueden llegar a ser fatales.

Las 10 infracciones de tráfico más comunes entre motoristas

1. Estacionar en la acera

Aparcar la moto en la acera cuando no está permitido es una infracción muy común, ya que la mayoría de los moteros caen en esta. Es casi una “verdad popular” que las motos pueden aparcar donde quieran, pero no significa que sea cierto. Más vale que revises la normativa de tu ciudad la próxima vez que planees hacerlo, porque las multas oscilan entre los 80 y los 200 euros, dependiendo de dónde estés.

2. Circular con la luz apagada

Las luces frontal y trasera hacen más visibles a las motos en cualquier tipo de vía, por eso es obligatorio llevar la luz de cruce siempre encendida. Al fin y al cabo, las motocicletas ocupan mucho menos espacio que un vehículo frontal y es habitual que acaben en los puntos ciegos de los coches en determinadas situaciones: la luz contribuye a evitar accidentes en estos casos.

Lo normal es que la luz de cruce se encienda cuando se pone en marcha la moto, pero si no es tu caso o si debiera ser así y observas que la luz no se activa cuando pones el contacto, te recomendamos que no circules con la moto . No solo por tu seguridad: también pueden ponerte una multa de entre 80 y 200 euros .

3. Velocidad excesiva en zonas residenciales

El hecho de que una moto es más “ágil” y el que tenga más maniobrabilidad que un coche puede darle una falsa sensación de seguridad al conductor y, en consecuencia, este circula a velocidades inadecuadas en entornos donde es muy sencillo que aparezcan peatones de forma imprevista. Esto es bastante común, especialmente en calles residenciales y en los entornos de colegios, mercados y pasos de peatones. Los conductores de moto también tienen que bajar la velocidad y adaptarla a la vía en los casos en los que es probable que se produzca un encuentro con peatones, siempre. No hacerlo puede conllevar una multa de entre 100 y 600 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del carnet.

4. Circular por el arcén

Pongámonos en situación: vas con tu moto por carretera y te encuentras con una retención en la que los vehículos están parados. Tal vez pienses que, como vas en moto, puedes abrirte paso hasta el arcén y avanzar por allí sin problemas hasta que te libres del atasco. ¡Error!

La circulación por el arcén está prohibida, tanto para los coches como para las motos, y conlleva una multa de 200 euros. Solo puede ocuparse en caso de emergencia, o si tu motocicleta se avería y avanzas a una velocidad anormalmente lenta, porque no puedes alcanzar el mínimo de la vía.

5. Adelantar sin separación

Los adelantamientos siempre son una maniobra peligrosa, especialmente en carretera, porque el conductor del vehículo al que quieres rebasar puede hacer algún movimiento que no esperabas o puede invadir tu carril si no te ve. Para evitar problemas causados por las distracciones, la falta de observación o la imprudencia de otros conductores, siempre se debe mantener una distancia de seguridad en estos casos. Si estás en vía urbana, con que la separación sea suficiente todo irá correcto, pero en carretera la distancia de seguridad debe ser de, al menos, un metro y medio. Adelantar a otro vehículo sin estar separación es una infracción de tráfico que conlleva 200 euros de multa y la pérdida de hasta 4 puntos del carnet de conducir.

6. Adelantar por la derecha

Adelantar por la derecha sigue siendo de las infracciones de tráfico más comunes, a pesar de que está prohibido en todos los casos, para cualquier tipo de vehículo. ¿El motivo? Que, si otro vehículo está haciendo una maniobra de adelantamiento correcta y en ese momento alguien intenta rebasarlo por la derecha, impidiéndole volver al carril, se puede producir un accidente. Que sea una moto la que inicie esta maniobra incorrecta hace que el riesgo de que este accidente se produzca aumente y también eleva la potencial gravedad de este. Las consecuencias, si te captan haciendo esto, son una multa de 200 euros y la pérdida de hasta 4 puntos.

7. Velocidad inadecuada

Esta es la primera causa de accidentes con víctimas motoristas en carretera: en torno al 23% de ellos se producen porque la moto no circulaba a la velocidad correcta. En zonas urbanas sucede lo mismo: casi todos los accidentes con víctimas tienen este origen. Esto se debe a que las altas velocidades pueden hacer perder el control del vehículo y también aumentan la gravedad de las consecuencias en caso de choque con un coche u otro elemento.

Adecuar la velocidad a la señalada en la vía es fundamental para salvar vidas. Además, está penado con multas de entre 100 y 600 euros y con la pérdida de hasta 6 puntos del carnet de conducir.

8. Invadir el sentido contrario

Esta es una de las infracciones más graves y peligrosas que pueden cometer los motoristas y va de la mano con la velocidad inadecuada y con la forma de conducir la moto en las curvas. Aunque sean solo unos pocos segundos, el resultado puede ser fatal si se colisiona con los automóviles que circulan de forma correcta en el sentido contrario o si se les obliga a reaccionar ante la invasión de su carril. Por ello está castigado con una multa de 500 euros y la pérdida de 6 puntos.

9. Cambiar de sentido donde no está permitido

Quizás no te parezca tan grave hacer un cambio de sentido en una vía donde hay bastante visibilidad, pero lo cierto es que muchos motoristas acaban jugándosela demasiado e intentan cambiar de sentido en pasos a nivel, autovías, autopistas, túneles, curvas y cambios de rasante con poca visibilidad, donde están absolutamente prohibidas estas maniobras. Hacerlo conlleva una multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carnet.

10. Avanzar zigzagueando entre coches

Esta es una de las maniobras más comunes entre los motoristas, pero lo cierto es que está prohibida. Al igual que el resto de los vehículos, las motos deben circular por el lugar que les corresponde y solo abandonar su carril para las maniobras habituales: girar, cambiar a otro carril, adelantar, etc. Avanzar zigzagueando entre otros vehículos es arriesgado, aunque estos estén parados, porque no se pueden prever todos los movimientos de los otros conductores. Las consecuencias: multa de hasta 500 euros y la pérdida de 6 puntos del carnet.