Qué pasa al cerrar una terraza, ¿tengo que comunicarlo al seguro?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Todo lo que debes saber para cerrar una terraza.

¿Alguna vez has pensado en cerrar tu terraza? Seguro que en más de una ocasión te has planteado hacer una reforma para transformar un espacio al aire libre en un área mucho más versátil y cómoda. Sin embargo, probablemente tengas muchas preguntas antes de empezar este proceso. ¿Quieres saber cuáles son los pasos necesarios, qué se considera un cerramiento o cómo hacerlo de manera legal? 

Además, muy probablemente te preguntes si tienes que comunicarlo al seguro o si tu póliza habitual también lo protege. A continuación, repasamos los aspectos clave para cerrar una terraza y cuáles son los pasos a seguir si está entre tus planes. 

Recopilamos las preguntas más frecuentes y toda la información que debes tener en cuenta para hacerlo de manera legal y no tener problemas con tu seguro. ¡Toma nota!

¿Qué se considera un cerramiento en una terraza?

Antes de comenzar el proceso de cerrar una terraza, es importante entender qué se considera exactamente un cerramiento

En términos generales, un cerramiento de terraza implica la instalación de elementos físicos, como ventanas, cristales, puertas o paredes que cierren el espacio al aire libre de manera parcial o total. Además, pueden ser cerramientos temporales o estructuras permanentes.

No obstante, también debes saber que al instalar un cerramiento estás alterando la estructura original de la terraza, así que debes comunicarlo porque tiene implicaciones legales y de seguro. Es fundamental definir claramente qué se considera un cerramiento según las normativas locales y también de acuerdo con las condiciones de tu póliza.

¿Cuáles son los pasos para cerrar una terraza?

Cerrar una terraza implica seguir una serie de pasos que van más allá de simplemente instalar ventanas o paredes. Para garantizar que el proceso sea legal y seguro, es importante seguir estos pasos:

  1. Consulta la normativa local: antes de empezar el proyecto, investiga las normativas locales relacionadas con construcciones y cerramientos de terrazas. Cada municipio puede tener reglamentos específicos sobre alturas permitidas, materiales a utilizar y requisitos de diseño. Es imprescindible que te asegures de que tu proyecto cumple con todas las regulaciones locales.
  2. Obtención de permisos: una vez que estés al tanto de las normativas, debes solicitar los permisos necesarios a las autoridades competentes. Para ello, hay que presentar planos detallados del cerramiento, describir los materiales que se van a utilizar y cumplir con el resto de requisitos de cada normativa. 
  3. Contratación de profesionales cualificados: asegúrate de contar con profesionales cualificados para llevar a cabo el proyecto. Esto garantizará que la construcción cumpla con todos los estándares de seguridad y calidad y, además, te ayudarán a conseguir.
Qué pasa al cerrar una terraza, ¿se comunica al seguro?
  1. Cumplimiento de códigos de construcción: verifica que el cerramiento cumpla con los códigos de construcción vigentes en tu zona. Estos códigos abarcan aspectos como la resistencia estructural, la ventilación y la seguridad. 
  2. Documentación: conserva toda la documentación relacionada con el cerramiento, como permisos, planos y detalles de la construcción. Son esenciales para demostrar la legalidad en caso de inspecciones.


¿Es necesario comunicar el cerramiento al seguro?

Sí, es necesario comunicar el cerramiento al seguro por varias razones importantes. De esta manera, podrás estar totalmente cubierto en todas las situaciones y también evitarás complicaciones. Ahora bien, ¿por qué es tan importante?

  • Actualización de la póliza: cerrar una terraza representa un cambio estructural en tu propiedad, lo que puede afectar al valor y a la configuración del hogar. Informar a tu compañía de seguros te permitirá actualizar la póliza para reflejar con precisión la nueva realidad de tu propiedad. Una póliza actualizada garantiza la mejor protección en cualquier circunstancia.
  • Cobertura adecuada: una modificación en el hogar puede tener implicaciones en la cobertura del seguro. Al informar sobre el cerramiento de la terraza, puedes consultar con tu aseguradora si es necesario ajustar la póliza.
  • Cumplimiento de condiciones de la póliza: algunas pólizas tienen condiciones específicas que deben cumplirse para que la cobertura sea efectiva. Informar sobre modificaciones tan importantes garantiza que cumples con todas las condiciones establecidas por la aseguradora. 
  • Ajuste de primas: dependiendo de la naturaleza del cerramiento, es posible que sea necesario ajustar las primas de la póliza. Además, al informar a la aseguradora es posible discutir cualquier cambio por si es necesario asumir costes extra. 


¿Cuándo prescribe el cerramiento de una terraza?

La reforma por cerrar una terraza prescribe, aunque los años pueden depender de la normativa de cada lugar. El plazo suele rondar entre los cuatro y los diez años por lo que es importante conservar las facturas y los documentos legales de la instalación. Así, podrás demostrar que todo se ha hecho conforme a la normativa.

En cambio, si el cerramiento afecta a una comunidad de vecinos, tarda en prescribir hasta 30 años después de su realización. 


Otros aspectos a tener en cuenta para cerrar una terraza

Además de todos los apartados anteriores, hay otros aspectos que deberías considerar antes de cerrar una terraza. 

Uno de los principales es que una buena reforma, bien diseñada y de acuerdo a las tendencias puede aumentar el valor de tu propiedad. También es importante que tengas en cuenta el uso que le quieres dar a ese cerramiento y los materiales que vas a utilizar. Lo ideal es apostar siempre por materiales sostenibles y por un diseño que minimice el impacto ambiental. Puede ser positivo para tu inversión y también tendrá beneficios importantes a largo plazo.

Además, debes pensar siempre en el cerramiento como un 'todo' dentro de tu hogar. Es fundamental que encaje con el diseño general porque un cerramiento bien hecho mejorará la funcionalidad y también contribuirá al aspecto arquitectónico de tu hogar.

Conservar todos los documentos y hacer un mantenimiento regular te ayudará a evitar problemas a largo plazo. Y también lo hará notificar la reforma a tu aseguradora para asegurarte de que tu nuevo cerramiento está perfectamente cubierto y con todas las garantías. Tener un seguro para tu vivienda con las coberturas necesarias es sinónimo de tranquilidad, ya que tu hogar y lo que más importa estará siempre protegido contra imprevistos. 

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Hogar

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Hogar gracias a nuestros artículos

Evaluar la seguridad de tu vivienda
Seguros de Hogar
Puntos a evaluar en tu vivienda para saber cómo es de segura
Puntos clave en la seguridad de la vivienda
Saber más
Sistemas de vigilancia y seguridad más eficientes
Seguros de Hogar
Cuáles son los sistemas de vigilancia y seguridad más eficientes para un chalet
Sistemas de vigilancia y seguridad más recomendados para un chalet
Saber más
5 sistemas de seguridad para el hogar efectivos
Seguros de Hogar
5 sistemas de seguridad para el hogar más efectivos

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el hogar es la seguridad.

Saber más