917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

¿Eres conductor novel? Estas son tus limitaciones si eres menor de 25 años

Seamos sinceros: todos los que nos hemos sacado el carnet de conducir nos hemos querido probar al volante en cuanto tocábamos la L… y muchos se han dado cuenta de que conducir con el profesor al lado y completamente solos son cosas muy distintas.

¿Eres conductor novel? Estas son tus limitaciones si eres menor de 25 años

La experiencia al volante, además de contar con uno de los mejores seguros de coche, puede llegar a marcar la diferencia en situaciones complicadas y para adquirirla solo hay un camino: practicar conduciendo.

Si eres conductor novel y además tienes menos de veinticinco años, tienes que saber que existen limitaciones extra para ti durante los primeros años de carnet. Solo puedes asumirlo, recordarlo y ser prudente: estas normas recogidas en el Reglamento General de Vehículos no están pensadas para fastidiarte, sino para cuidar de tu seguridad y para que vayas cogiendo experiencia sin ponerte en riesgo a ti y a los demás.

¿Qué limitaciones tienes si eres un conductor novel?

Los puntos de tu carnet

Cuando consigas tu carnet de conducir verás que solo cuentas con ocho puntos. No te asustes, tendrás que esperar dos años para que tu saldo aumente y llegue al mínimo de un conductor sin sanciones: doce puntos.

Si continúas conduciendo sin ser sancionado, tres años después alcanzarás los catorce en tu carnet por puntos y, otros tres años después, podrás llegar a los quince puntos, que es el máximo permitido.

Por otro lado, si durante esos dos primeros años pierdes algún punto de tu carnet, puedes recuperarlos igual que cualquier otro conductor. Si los pierdes todos, tu permiso quedará suspendido y tendrás que hacer los cursos especificados en la normativa para recuperarlo.

La tasa de alcoholemia en conductores noveles

Ya sabes que lo ideal es que no conduzcas si has bebido una sola gota de alcohol, pero existe un margen a nivel legal. Si un día te cruzas con un control de alcoholemia y te hacen soplar, recuerda que las leyes son mucho menos permisivas con un conductor novel.

Mientras que la tasa de alcohol permitida está en 0,25g mg/l en conductores normales, para un conductor novel (y también para los conductores profesionales) la tasa máxima permitida es de 0,15 mg/l en aire respirado. Y ojo, porque superar el límite en un control de alcoholemia siempre se considera una infracción muy grave y puedes perder hasta seis puntos del carnet y pagar una multa de 1.000 euros. Eso si tienes suerte y no has tenido un accidente, lo que implicaría sanciones mucho más graves e incluso pena de cárcel.

Velocidad máxima a la que puedes conducir

Hasta 2011 los conductores noveles tenían que conducir a menor velocidad que los demás: solo podían circular a un máximo de 80 km/h en vías convencionales fuera de poblado, autopistas y autovías. Sin embargo, desde que se eliminaron estas restricciones, cualquier conductor puede circular, como máximo, al límite permitido por la vía en la que se encuentre.

Por cierto, recuerda que en 2021 hubo un nuevo cambio en la normativa que regulaba la velocidad en vías urbanas: las genéricas son 20, 30 y 50 km/h, pero más te vale revisarlo según la ciudad en la que vivas.

La famosísima L

Quizás te preguntes, ¿y por qué una L? Pues porque el inglés está hasta en la sopa y la L de learner (traducido: aprendiz) se acabó quedando para señalar a los conductores noveles. También hay quien dice que viene de learning (traducido como “aprendiendo”, más o menos). Las teorías son múltiples.

Quitando datos curiosos, la L es totalmente obligatoria para todo el que se acabe de sacar el carnet de conducir y tiene que convertirse en una extensión de su ser hasta que haya pasado un año. Esta placa, que muestra una letra L blanca sobre un fondo verde, se utiliza en toda España y puede llegar a favorecerte: si te encuentras con un conductor amable, es más probable que te ceda el paso o que sea más “paciente” contigo. También es un aviso para ellos, porque entenderán que la persona que va al volante puede cometer un error porque está aprendiendo.