902 123 253
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Cómo conducir de noche con seguridad

Muchos conductores se decantan por realizar los viajes durante la noche para encontrarse las carreteras más despejadas, y en verano, para huir del calor. La conducción nocturna puede ser más tranquila pero acentúa algunos riesgos como el cansancio, disminución de reflejos y menor alcance del campo de visión, entre otros.

Cómo conducir de noche con seguridad

Antes de iniciar un viaje siempre hay que tomar ciertas precauciones como hacer una revisión del coche, preparar el itinerario, rutas alternativas, etc. Si además, vas a conducir de noche, presta especial atención a estas recomendaciones.

Descansar: antes y durante

  • Por la noche, es especialmente importante que el conductor esté suficientemente descansado antes de emprender un viaje en coche.
  • Incrementa el número de paradas habituales a realizar en el trayecto para descansar.
  • Detecta con antelación los síntomas de somnolencia o cansancio y para a tomar un café o incluso echar una cabezadita.

Iluminación

  • Revisa el estado de la luces con antelación, son esenciales para nuestra seguridad en un viaje por la noche. Nos sirven para ver y ser vistos.
  • Al atardecer, enciende las luces de cruce, no las de posición.
  • Siempre que sea posible, durante la conducción nocturna utiliza las luces largas pero con cuidado de no deslumbrar a otros conductores.

Tiempo de reacción

Los tiempos de reacción por la noche son inferiores, por lo tanto debemos ser más prudentes de lo habitual y tener en cuenta los siguientes factores:

  • Reducir la velocidad adaptándola a las condiciones de visibilidad.
  • Aumentar la distancia de seguridad.
  • Utilizar los espejos retrovisores con mayor frecuencia.

Si aun poniendo en práctica estos consejos, tienes alguna incidencia, recuerda que nuestro servicio de asistencia en carretera está disponible los 365 días del año, las 24 horas del día.