917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Qué revisar en tu coche antes de empezar un viaje largo

En Línea Directa sabemos lo que supone para tu vehículo realizar un viaje por carretera, por eso te ofrecemos esta guía para la revisión de tu coche antes de un viaje largo. Antes de empezar un viaje debes hacer una puesta a punto de los distintos elementos de tu vehículo para evitar incidentes, averías o interrupciones de tus vacaciones.

Para tu mayor tranquilidad, Línea Directa pone a tu disposición una amplia red de talleres colaboradores a los que puedes recurrir antes de comenzar tu viaje.

Y si tuvieses algún incidente en tu viaje Línea Directa puedes contactar con nosotros a través del teléfono de asistencia en viaje de Línea Directa.

¿Cómo poner el coche a punto antes de un viaje?

Estos son los aspectos fundamentales de tu coche que debes revisar antes de comenzar tu viaje:

  • Neumáticos. Su cuidado y buen estado es fundamental para mantener una conducción segura. Por ello, se debe comprobar el desgaste de las ruedas, cuyo dibujo no puede tener una hendidura inferior a 1,6 mm. Una manera sencilla de comprobar la profundidad es utilizando una moneda de un euro, si se ve la parte plateada, significa que los neumáticos deben ser cambiados.
    También conviene revisar el equilibrado de las ruedas así como asegurarse de que no presenten ningún corte, abolladura o golpe.
  • Frenos. Lo más importante es comprobar que el líquido de frenos esté entre los niveles adecuados, aunque los expertos recomiendan que debe ser cambiado cada dos años o incluso antes.
  • Luces. Aunque no tengas pensamiento de realizar un viaje nocturno, es importante que las luces estén en perfectas condiciones por tu seguridad. Por ello, debes vigilar que estén bien reguladas y alineadas y, en caso de no estarlo, debes corregirlo antes de ponerte en marcha.
  • Batería. Un vistazo a la batería antes de salir no vendría mal para detectar posibles fallos. Debes comprobar que no sale ningún líquido y, si fuese así, debes cambiarla. Tampoco está de más que revises que los bornes de contacto de la batería estén limpios, bien atornillados y protegidos con grasa.
  • Aceite. Hay que comprobar tanto la cantidad como la calidad de aceite del vehículo. Con la varilla indicadora podrás verificar si el nivel se encuentra entre los parámetros adecuados y siempre deberás hacerlo con el motor frío.
  • Chaleco reflectante. Su uso es obligatorio cuando detienes el vehículo en caso de avería o accidente, y debes comprobar que llevas los chalecos necesarios para todos los pasajeros.
  • Triángulos de emergencia. En caso de sufrir una avería y tener que inmovilizar tu vehículo debes asegurarte de indicar correcta su presencia, por eso comprueba que llevas los triángulos de emergencia y que estos están en correcto estado.
  • Rueda de repuesto. Para evitar interrupciones no deseadas en tus viajes, comprueba el estado de la rueda de repuesto, así, aunque sufras un pinchazo podrás continuar tu viaje.
  • Documentación. Comprueba que tienes toda la documentación de tu vehículo en regla, no sólo en tus viajes, en España y al extranjero