902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Te ayudamos a ahorrar en consumo del aire acondicionado

Ahorrar en el consumo del aire acondicionado se traduce en múltiples beneficios: haces un uso eficiente y responsable de la energía; consigues reducir el importe de la factura de la luz; y, por último, puedes evitar algún que otro resfriado por exceso de frio o contraste con la temperatura exterior.

No hay duda de que el aire acondicionado es una de las grandes comodidades que hacen mucho más llevaderos los días de calor en verano. Debemos ser conscientes del uso que realizamos de este aparato para evitar que sea perjudicial para nuestro bolsillo y nuestra salud.

Dejarse asesorar por el especialista sobre el tipo de aire acondicionado que mejor se adapte a nuestras necesidades, en base al espacio a refrigerar, es uno de los factores principales a la hora de adaptar el consumo, pero también se pueden aplicar otros trucos como los que detallamos a continuación:

  • Elige un aparato eficiente: aprovecha la información de la etiqueta que llevan todos los electrodomésticos informando del grado de eficiencia y podrás ahorrarte hasta un 40% en el consumo de energía.
  • A la hora elegir la ubicación del aparato, si es posible, instálalo lo más alejado del sol directo, le costará menos funcionar y por tanto consumirá menos también.
  • Realiza un correcto ajuste de la temperatura media. El Ministerio de Industria recomienda fijar el termostato en 24 grados. Aun así, debes conocer que la diferencia máxima entre la temperatura del exterior e interior no debería superar los 12 grados. Cada grado de más, consume más energía.
  • Ayúdate de otros elementos diferentes al aire acondicionado, como ventiladores de techo o portátiles, para cuando no haga excesivo calor.
  • Evita dormir por la noche con el aire acondicionado encendido. Además de consumo, reseca los ojos, garganta y nariz, además de entumecer las articulaciones.
  • Cuando pongas el aire, aísla tu hogar, cerrando todas las puertas y ventanas. De este modo no derrocharás energía.
  • Cuando vayas a salir de casa, apaga el aire un poco antes, ya que el frio permanecerá en el ambiente.
  • Mantener los filtros del aire del aparato limpios contribuye a que no consuma más energía de la necesaria.

Reducir el consumo del aire acondicionado, junto con otras medidas de ahorro de energía, contribuirán de forma muy positiva a pagar menos en la factura de la luz.