917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Orden en casa: consejos para no acumular cosas inútiles

Mantener el orden en casa puede llegar a ser un gran reto si tendemos a acumular sin ton ni son, en vez de quedarnos únicamente con lo que de verdad necesitamos.

¿Cómo ordenar tu casa sin acumular cosas inútiles?

Hacer "limpieza de trastos" puede resultar pesado e incluso un esfuerzo titánico, pero llevarla a cabo de vez en cuando no solo contribuirá a mantener la casa ordenada, sino también a recuperar recuerdos y a sentir que todo está más despejado y que menos cosas “te retienen”. ¡Te sentirás de maravilla al acabar!

Antes de empezar: mantén un registro de lo que tienes

Esto puede parecer una tontería, pero es importante que mantengas un registro de los objetos de valor que tienes en casa. No nos referimos solo a obras de arte o similares, sino también a ordenadores y otros aparatos electrónicos o joyas. ¿Por qué? Porque deberías incluirlos y declararlos en tu seguro de hogar de contenido. Así, si sucede cualquier cosa (desde un robo a un incendio o inundación), podrás recuperar, al menos, una parte de su valor.

Consejos para mantener el orden en casa sin acumular trastos

Partamos de la base de que son muchos los consejos para mantener el orden en casa a diario, pero con estos tips no pretendemos convertirte en Marie Kondo. Sí que compartimos su idea de que debes valorar lo que tienes y diferenciar lo que te sirve, te hace feliz y tiene un propósito de lo que no, pero no vamos a pedirte que limites el número de libros que tienes en tu estantería o el número de prendas de ropa que posees, por ejemplo.

La idea es que sepas diferenciar lo que necesitas de lo que no, y lo que usas de forma habitual de lo que lleva años cogiendo polvo sin que te acuerdes de su existencia. Partiendo de esa base, aquí tienes algunos consejos para mantener el orden en casa:

Empezamos la limpieza general: toca identificar lo útil de lo que no lo es

Esta vez, cuando te pongas a limpiar, no solo muevas las cosas y ya: abre cada cajón, revisa cada estantería y cada hueco e identifica las cosas que usas habitualmente, las cosas que usas por temporadas (por ejemplo, ropa de verano y ropa de invierno) y las cosas que tienes guardadas, pero no usas ni usarás nunca. Por ejemplo: esa ropa que se te quedó pequeña y que guardas por nostalgia, o unos zapatos que te encantaban, pero no usas porque están demasiado desgastados.

Todo lo que entre dentro de la última clasificación debe ir a la basura o, si está en buen estado, siempre puedes darle una segunda vida donándolo o vendiéndolo en tiendas de segunda mano o a través de apps especializadas. Si encuentras cosas que habías olvidado que tenías, nuestra recomendación es que también te deshagas de ellas: si no las has echado de menos en este tiempo, ya no lo harás.

Es muy importante que, durante este proceso para poner orden en casa, seas honesto contigo mismo, porque a veces la nostalgia puede jugarnos una mala pasada: aprende a dejar ir, lo agradecerás.

¿Te cuesta desprenderte de las cosas?

Hay personas que tienden a acumular y les cuesta dejar ir, ya sea por cuestión sentimental, por indecisión, o por otras mil razones. Te dejamos algunos cuantos trucos:

  • Empieza por las cosas menos "sentimentales" o que te inspiren menos recuerdos, las que te resulten más indiferentes. Haz una primera “limpieza” de esos artículos y, unos días después, pasa al siguiente nivel.
  • Si algo ha cumplido su función y no vas a necesitarlo más, ¡tíralo! Los "por si acaso" son muy peligrosos para el orden en casa.
  • Si lo que te abruma es la cantidad de cosas que tienes acumuladas en un hueco del armario o en cajas, empieza por cosas pequeñas: cajones de la cocina o el baño, que tienden a convertirse en agujeros negros de acumulación.
  • Nada es eterno: dale un tiempo de uso razonable a las cosas y tíralas cuando se cumpla. Puede que siga "valiendo", pero quizás no funciona igual de bien que antes o te merece la pena actualizarlo.
  • Juega con los límites: si compras algo nuevo, tienes que tirar algo viejo. Así controlarás tanto el orden en casa como los gastos que haces.
  • Limita los espacios y usa estantes y colgadores que sean visibles, para que te obligues a que todo esté bien ordenado, ya que, de lo contrario, se verá peor de lo que en realidad está.

¿Quieres un plus de orden? Usa un trastero

Hoy en día es habitual que las casas incluyan un trastero cuando las alquilas o las compras. El trastero no es solo un agujero en el que acumular sin ton ni son: puede ayudarte a mantener el orden en casa de forma muy eficaz. Pero ojo: si quieres que todo se conserve en perfecto estado y aprovechar al máximo tu trastero, debes tener varias cosas en cuenta.

  • Instala estanterías: así tus cajas no estarán tocando el suelo y evitarás que se estropeen si, por ejemplo, el trastero se inundase.
  • Almacena cada cosa de la forma correcta: en cajas herméticas, preferiblemente de plástico y protegidas con papel burbuja o al vacío.
  • Mantén el orden también en el trastero: si vas a guardar ropa de temporada o similares, por ejemplo, hazlo siempre en el mismo sitio y de la misma forma, para que no te vuelvas loco cada vez que quieras encontrar algo.

Calcula tu precio

Calcula el precio de tu seguro

Coche Moto Hogar Profesionales