902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

¿Cuáles son los requisitos legales para convertir un local en loft?

La palabra loft, que se traduce por desván, galería o almacén, son espacios que se caracterizan por ser grandes y diáfanos. Poco a poco han ido ganando protagonismo hasta ser considerados como lugares muy chic y de moda para vivir.

La manera más sencilla, y seguramente económica de tener un loft, es partir de un local comercial para transformarlo en vivienda.

Eso sí, asegúrate antes de adquirirlo, que nada impedirá la conversión, ya que no todos los locales se pueden convertir en vivienda (por la falta de iluminación, por sus dimensiones mínimas, ventilación de las estancias…). Además, debe cumplir con el CTE (Código Técnico de la Edificación) y la normativa urbanística del propio Ayuntamiento.

Para evitar sorpresas desagradables, lo mejor es contratar los servicios de un arquitecto que realice un estudio de viabilidad así como posteriormente, el proyecto de reforma integral.


¿Qué requisitos se han de cumplir?

  • Autorización de la comunidad de vecinos: es el primer requisito y también el más importante; sin él no hay loft.
  • Estructura del edificio: antes de adquirir el local, se debe comprobar que la estructura del edificio permite las obras que se necesita hacer.
  • Licencia de cambio de uso: para conseguir este permiso has de dirigirte al Ayuntamiento de la localidad donde esté ubicado.
  • Solicitar una Licencia de Primera ocupación al finalizar las obras.

¿Cuáles son los impedimentos más habituales?

  • Limitación en el número de viviendas por hectárea superada.
  • Imposibilidad de cumplir con cualquier apartado del CTE.
  • Los vecinos no permiten el cambio de uso.

No hay duda de que vivir en un loft es un lugar muy especial y ofrece muchas ventajas pero también algunos inconvenientes que, en base a nuestros gustos, pueden no tener importancia.