902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Cómo levantar la moto del suelo

Levantar la moto del suelo resulta mucho más fácil de lo que pueda parecer. La mayoría de la gente lo intenta ejerciendo una fuerza innecesaria que lo único a lo que puede conducir es a provocar una lesión o a que la moto caiga del otro lado.

Para levantar la moto del suelo se requiere más de maña que de fuerza y el truco es bien sencillo, ya que requiere tan solo de unos fáciles pasos:

  • En primer lugar, si el motor está encendido debes apagarlo para evitar que la rueda que sigue girando contacte con el suelo y recupere tracción.
  • Coloca el manillar de la moto cerrado hacia uno de los dos lados. De esta forma evitarás que en el momento de subir la moto la dirección se cierre hacia alguno de los dos topes pillándote una mano.
  • Una vez realizada esta operación agarra el puño que toca con el suelo y comienza a levantar la moto. Aunque es más corriente hacerlo de espaldas a la moto, también podrías subirla de frente a ella. En cualquiera de los dos casos, lo más importante es que lo hagas desde la posición de cuclillas y haciendo la mayor fuerza con las piernas para evitar daños en la espalda o en los riñones.
  • Cuando la moto sea de gran cilindrada y gran turismo lo más fácil sería contar con la ayuda de otra persona para que entre los dos tiraseis uno, desde la zona del manillar y el otro, a la altura del asiento del pasajero.

En caso de que la moto resulte dañada, es importante destacar que existen coberturas, según el seguro de moto contratado, que pueden reparar los daños sufridos.