917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Motos eléctricas: ventajas y desventajas

La aparición de los vehículos eléctricos ha resultado ser toda una revolución para el futuro del transporte. Poco a poco los coches y las motos eléctricas se están expandiendo por el mercado automovilístico y cada vez son más los usuarios que apuestan por los eléctricos.

Motos eléctricas: ventajas y desventajas

Sin embargo, otros muchos compradores aún dudan si dar salto a los vehículos eléctricos, como ocurre en el caso de las motos. Está claro que en un mercado donde los productos se encuentran en continuo desarrollo, la opción perfecta no existe, pero sí podemos encontrar la que más se ajuste a nosotros. Por ello, a la hora de decidirnos a comprar una moto eléctrica, debemos tener en cuenta las ventajas y desventajas que presentan ¿quieres saber cuáles son?

Ventajas de las motos eléctricas

Los primeros modelos de motos eléctricas que salieron al mercado eran muy básicos, pero han ido evolucionado y hoy en día encontramos una amplia variedad y versatilidad entre la que podemos elegir. No obstante, todas las gamas existentes presentan las siguientes ventajas frente a las motos convencionales.

1- Seguro de moto a tu medida

Las motos eléctricas necesitan también un seguro de moto o seguro de scooter a su medida. Revisa las condiciones actuales de tu seguro y busca el que te ofrezca coberturas específicas para las necesidades de tu nuevo vehículo eléctrico.

2- Repostaje más barato

Sin duda, una de las mayores ventajas que presentan las motos eléctricas es que recargar una moto de este tipo resulta más económico que llenar el depósito de una moto convencional. Este aspecto supone un ahorro en nuestro día a día y, sobre todo, un gran ahorro a largo plazo.

3- Menor mantenimiento

El mantenimiento es más simple y económico, puesto que las motos eléctricas no requieren cambios de aceite, las revisiones son más baratas y en caso de avería, las reparaciones son más sencillas. Podrás deshacerte de las herramientas para el mantenimiento básico de tu moto convencional, porque ya no las necesitarás.

4- Son eco-friendly

Su uso ayuda al medio ambiente, ya que, a diferencia de las motos tradicionales, no generan emisiones contaminantes. Esto, además de ser beneficioso para el planeta, es bueno para nuestro bolsillo, porque va de la mano de ahorrar en el impuesto municipal de circulación (conocido oficialmente como impuesto sobre vehículos de tracción mecánica).

Las motos eléctricas se ajustan a la normativa europea sobre calidad del aire, por lo que son la mejor opción para promover la sostenibilidad y la concienciación medioambiental.

5- Producen menos ruido

El ruido producido por las motos puede ser un problema para algunas personas, pero con las motos eléctricas el ruido se reduce considerablemente. A demás, se garantiza el cumplimiento de la Directiva 2002/49/CE en lo que respecta a la reducción del ruido y sus efectos en lugares cercanos a grandes multitudes.

6- No emiten olores fuertes

Con las motos eléctricas despídete de los característicos olores a combustible y aceite.

7- Mayor eficiencia

Dado que las motos eléctricas no contienen algunos elementos de las motos tradicionales, pueden llegar a disponer de un motor integrado en la rueda, que hace que la fuerza vaya directamente al asfalto y otorga un 90% de eficiencia en el uso de la moto.

8- Batería extraíble

La batería de este tipo de vehículos es extraíble, lo que permite cargar la moto en cualquier toma de corriente.

Desventajas de las motos eléctricas

Son muchas las ventajas que las motos eléctricas nos ofrecen. Sin embargo, también existen una serie de desventajas que pueden hacernos cambiar de opinión sobre ellas.

1- Menor autonomía

La principal desventaja que presentan las motos eléctricas es su autonomía de funcionamiento. Aunque es suficiente para circular por la ciudad, resulta escasa si queremos realizar un viaje más largo a, por ejemplo, una concentración de motos fuera de la localidad. Los factores que intervienen en la autonomía del vehículo y que condicionan su rendimiento son el tipo de circuito, los tramos de desnivel, la velocidad media, el peso, el freno regenerativo y la temperatura. Todos estos aspectos hacen que las paradas por el camino para recargar sean más o menos constantes.

2- Precio elevado

Aunque se da un ahorro en cuanto al combustible, el precio de salida del mercado por la moto en sí es mayor que el de una moto tradicional.

3- Pocos puntos de carga

Mientras que las motos convencionales pueden repostar en cualquier estación de servicio, las motos eléctricas no encuentran con tanta facilidad puntos de carga con tomas de corriente. Esto resulta ser un gran inconveniente, especialmente a la hora de realizar viajes a medias y largas distancias.

4- Tiempo de carga

Otra gran desventaja a destacar es que el tiempo que se tarda en cargar una moto eléctrica es bastante superior que el que tarda en repostar una moto convencional. El tiempo de carga varía entre las dos horas, como mínimo, y las ocho como máximo, dependiendo del modelo.

5- Velocidad reducida

Si eres amante de la velocidad tendrás un problema con las motos eléctricas. Pese a que cada vez existen más modelos en el mercado que nos garantizan altas velocidades, por lo general las motos eléctricas alcanzan menos velocidad que las motos convencionales, debido a la fuerza del motor.

6- Necesidad de cambiar la batería

En los modelos eléctricos, la batería tiene vida limitada. Especialmente en temporadas de frío, la batería pierde calidad y suele dar problemas, por lo que será cuestión de tiempo tener que sustituirla por otra. Además, debemos tener en cuenta que la compra de una nueva batería no resulta barata.

Calcula tu precio

Calcula el precio de tu seguro

Coche Moto Hogar Profesionales