Cómo mantener la seguridad de las ventanas y las puertas en tu hogar

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Cómo proteger puertas y ventanas?

Proteger nuestra vivienda es un tema del máximo interés para todos, ya que bajo ninguna circunstancia deseamos que entren ladrones o que la casa sea okupada. Lo que podemos hacer en estos casos es reforzar la seguridad en ventanas y en puertas para lograr que el acceso resulte complicado para los "amigos de lo ajeno" y que estos desistan de entrar.

Aunque se suele decir que los delincuentes siempre van un paso por delante, esto no es del todo cierto. La forma de acceder a las viviendas lleva décadas siendo la misma. Los criminales suelen aprovechar los puntos débiles de las puertas y las ventanas para forzarlas y acceder a las casas. 
Muchos propietarios subestiman la importancia que tiene reforzar la seguridad en ventanas y en puertas. Es precisamente esta falta de conciencia, y la no adopción de medidas, lo que facilita la labor de los delincuentes.
Cuanto más antiguas sean las puertas, más fácil les resulta el acceso a los expertos porque las cerraduras y los sistemas de seguridad obsoletos son muy sencillos de sortear.
En el caso de las ventanas, cuanto más tiempo tienen estas, más habitual es que estén deformadas y no encajen bien en el marco. Esto hace que forzarlas resulte mucho más fácil.
Además, conviene tener especial precaución con lo que se muestra hacia el exterior. Si las ventanas están a pie de calle y a través de ellas se ve bien el interior, será más fácil observar la vivienda. Comprobar si hay medidas de seguridad en el interior, si el perfil de la ventana tiene un pestillo, en qué momentos los moradores están en casa y en cuáles no, etc.

Seguridad de ventas y puertas

¿Qué poner en las ventanas para evitar robos?

El primer medio de protección que nos encontramos en una ventana es la persiana. Este elemento, además de ayudar a regular la luz, también puede evitar entradas indeseadas.
Tradicionalmente, las persianas han sido de materiales como madera, PVC y aluminio, que son muy estéticos. Sin embargo, también son bastante endebles y se pueden forzar fácilmente. De ahí que la tendencia actual sea instalar persianas más resistentes. Existen modelos de metal que son mucho más fuertes y también ofrecen una buena estética. Además de ser más resistente, este material ofrece una ventaja extra: si se intenta forzar, hace mucho más ruido. Esto puede alertar de que algo va mal a los moradores o a los vecinos.
Si no queremos optar por un material metálico para las persianas, podemos escoger modelos de otros materiales, pero con sistema autoblocante. Se trata de persianas que no se pueden forzar desde el exterior.
Otra alternativa es el uso de rejas en ventanas a las que se puede acceder fácilmente desde el exterior. Por ejemplo, si vives en un bajo o en un chalet, las rejas son claves para reforzar la seguridad en ventanas. Eso sí, debe tratarse de modelos que resulten complicados de forzar y que dificulten mucho el paso.
Cuando se trata de cómo asegurar las ventanas de tu casa, la tecnología puede ser de gran ayuda. Existen muchos sistemas de seguridad en el hogar, solo tienes que escoger el más adecuado en tu caso.
Una de las medidas más sencillas es el uso de detectores de apertura. Se instala un dispositivo inalámbrico en cada una de las hojas de la ventana y cuando el aparato nota que el otro no está a la distancia que debería, emite una señal de alarma. Este aviso puede llegar al móvil, lo que nos permite llamar a la policía de forma inmediata para que acuda a ver qué ocurre en nuestro domicilio.
Para reforzar la seguridad en ventanas también se puede recurrir a las cámaras de seguridad. Estas pueden estar en la fachada de la casa o en el interior apuntando hacia la ventana. No solo tienen un papel disuasorio, sino que permiten captar imágenes de los delincuentes si se materializa la intrusión.

¿Cómo poner más seguridad a mi puerta?

Lo ideal en estos casos sería cambiar la puerta por un modelo blindado o acorazado. Estas puertas llevan un sistema de anclaje a los marcos mucho más estable y sus cerraduras incorporan las últimas medidas de seguridad. Por tanto, hacen que forzar la entrada resulte mucho más complicado.
Por supuesto, otra medida que se puede adoptar es instalar un sistema de alarma que avise si detecta que la puerta ha sido abierta por alguien no autorizado.
Una medida sencilla para reforzar la seguridad en la puerta de tu casa es cambiar la cerradura por un modelo que sea antitaladro y antibumping. Estas cerraduras son mucho más difíciles de abrir y "desaniman" a quienes desean hacer un acceso ilegítimo a tu vivienda.
También es interesante valorar la instalación de cerrojos. Se colocan en la parte interior y suponen un obstáculo más para las entradas no deseadas.
Cuando se trata de reforzar seguridad en ventanas y puertas, hacer un buen mantenimiento de estos elementos es esencial. Una bisagra mal fijada o que se ha oxidado por el paso del tiempo es un punto débil para la protección de tu hogar porque se puede forzar muy fácilmente. Si has notado cualquier desperfecto en marcos o bisagras, cambia estos elementos por otros de calidad.
Los ladrones todavía no se han digitalizado, así que una forma de mantenerlos alejados de tu vivienda es instalar una cerradura digital. Para quebrantarla tendrían que ser expertos en ciberdelincuencia y no lo son. Además, con este tipo de cerraduras puedes abrir y cerrar la puerta de tu casa de forma remota y recibir avisos en tu móvil cada vez que se abre la puerta.

Toda protección es poca cuando se trata de seguridad en tu domicilio, pero, incluso adoptando el mayor número posible de precauciones, podemos encontrarnos con una intromisión indeseada. En estos casos, lo mejor es contar con un Seguro de Hogar que nos ofrezca coberturas en un momento tan complicado como este, que abone el importe de los bienes robados y se encargue de la reparación de las puertas y ventanas dañadas.
Reforzar la seguridad en ventanas y puertas hará que tu casa esté más protegida, pero no debes olvidarte de darle una protección extra a través de un seguro de vivienda y nosotros tenemos el mejor para ti.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Hogar

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Hogar gracias a nuestros artículos

Qué pasa si pierdes las llaves de casa
Seguros de Hogar
He perdido las llaves de casa: ¿qué pasa ahora?
Qué hacer si he perdido las llaves de casa
Saber más
Estufas de parafinas
Seguros de Hogar
Estufas de parafina: pros y contras sobre su uso en casa
¿Qué son las estufas de parafina?
Saber más
Evaluar la seguridad de tu vivienda
Seguros de Hogar
Puntos a evaluar en tu vivienda para saber cómo es de segura
Puntos clave en la seguridad de la vivienda
Saber más