4 puntos a considerar cuando decides adoptar un animal

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Qué debes tener en cuenta al decidir adoptar un animal?

Adoptar un animal es, o debería ser, un acto de amor. Sin embargo, en nuestra sociedad es habitual que responda también a un impulso, un capricho o a la necesidad de llenar un vacío, entre muchos otros ejemplos. Por eso, si se te ha pasado por la cabeza esta idea o estás ya valorando con seriedad esta opción, te invitamos a leer los puntos que te dejamos en este artículo para asegurar que tus razones son las adecuadas y que adoptarás desde la responsabilidad. 

Los animales son seres vivos que, como los humanos, tienen sus propias características y necesidades. Estas pueden distar mucho de las nuestras y, por tanto, es imprescindible conocer bien la especie que nos interesa, que suelen ser gatos y perros, para entender cómo funcionan y qué será lo que van a necesitar de nosotros. 

Si bien es cierto que los perros son los mejores amigos del humano y que pocas cosas hay más reconfortantes que el ronroneo de un gato que descansa en nuestro regazo, esta es solo una parte de la tenencia de un animal. Y de eso es de lo que vamos a hablarte en los siguientes puntos. ¿Qué debes pensar al adoptar un animal?

  1. Coste económico

    La principal queja que reciben las asociaciones y protectoras de animales es que sus adopciones no son gratuitas. Sin embargo, es imposible que lo sean porque las cartillas, el chip, las vacunas o las desparasitaciones tienen un coste. Al adoptar un animal no solo debes pensar en este importe inicial, que en función de donde se haga y del animal puede superar los 100 €, por el coste del veterinario.

    Además, hay que acondicionar nuestro espacio, es decir, debemos hacernos con algunos elementos básicos, como algunas camas, juguetes, pelotas, correas, torres para trepar, areneros, etc. Pero también pienso y comida húmeda, que preferiblemente no será una opción de supermercado, sino un alimento de calidad que les aporte los nutrientes necesarios. En tercer lugar, la esterilización, que ahora ya es obligatoria según la Ley de Bienestar Animal. 

    Otro aspecto obligatorio es la cartilla con el chip, las vacunas y, para los perros, el seguro. Dado que aún falta por elaborar el reglamento que acompaña a dicha Ley, todavía no se conocen los detalles específicos de este último ni cuándo pasará a ser un seguro obligatorio para todos los perros. Hasta ahora solo era obligatorio en determinadas comunidades o para algunas razas, como las PPP. Para los demás, lo que se suele contratar es la asistencia a animales domésticos en el Seguro de Hogar.

Puntos a considerar al adoptar a un animal
  1. Personalidad del animal

    Los animales son seres sintientes con personalidad y necesidades específicas que debemos poder satisfacer. Si al adoptar un animal, lo hacemos imaginando que tendremos a un fiel amigo que siempre querrá estar junto a nosotros recibiendo caricias, hay que tener en cuenta que tal vez su carácter no sea así y tendremos que respetarlo. 

    Los abandonos por esta razón suelen darse cuando se adoptan cachorros. Además de que aún no se conoce el carácter que van a tener, en el caso de los gatos la adopción antes de los tres meses dificulta que puedan aprender a jugar junto a su madre y hermanos. La consecuencia son los mal llamados problemas de comportamiento, que en última instancia derivan en el abandono. 

    Para evitarlo, lo ideal es adoptar a un animal que sea adulto. No solo nos ahorraremos la etapa más difícil, sino que se facilitará el dar con uno cuyo carácter se aproxime más a lo que deseamos tener en casa. 

  2. Espacio y tiempo disponible

    Otro punto importante al adoptar un animal es el tiempo que tendremos para dedicarle y el espacio en casa. Si pasamos fuera de casa más de la mitad del día, un perro no parece la mejor opción, ya que puede generarles ansiedad y son animales que necesitan pasear y socializar varias veces al día. Lo mismo sucede si prefieres quedarte en casa el máximo tiempo posible o no cuentas con la predisposición para salir a pasearles sea cual sea el tiempo que haga fuera. 

    En cuanto al espacio, hay que adaptar el tamaño o el número de animales a lo que hay disponible. Los perros se suelen adaptar bien siempre y cuando se les saque a pasear con la frecuencia y el tiempo que corresponde a su raza. 

    Pero en el caso de los gatos, hay que 'gatificar' el hogar, que implica incluir zonas altas, rascadores para sus uñas, arenero en rincones tranquilos del hogar y estimulación sensorial. Es lo que se conoce como enriquecimiento ambiental.

  3. Responsabilidad

    Este último punto es uno de los más importantes porque atraviesa todos los demás que hemos mencionado. Una adopción es una responsabilidad que adquirimos durante toda la vida del animal y pase lo que pase, es decir, ante una enfermedad, un problema de comportamiento, un accidente o cualquier eventualidad que pueda suceder, actuaremos con responsabilidad y siempre poniendo por delante el bienestar del animal. 

    Es conveniente hacerse algunas preguntas concretas antes de adoptar. Por ejemplo, por qué queremos un animal en este preciso momento; si vamos a dedicarle el tiempo suficiente y darles el cariño y la atención que requiere; si nuestro presupuesto da para mantener todo lo mencionado y los gastos extra que puedan surgir; si estamos dispuestos a invertir en educación o a afrontar todos los retos que se nos presenten; y si realmente podemos hacer frente al compromiso de adoptar un animal en el largo plazo. Si bien los perros suelen vivir alrededor de 12 años, un gato puede llegar a alcanzar los 20 años. 


El objetivo de todas estas cuestiones planteadas es buscar el beneficio para quienes adoptan como para los animales y evitar las adopciones que son fruto de un capricho o que no han sido meditadas con tiempo y en profundidad. 

Y es que además de una cuestión de coherencia y respeto hacia otras especies, el maltrato animal, en el que también se incluye la negligencia al atender sus necesidades, es ya un delito penado por Ley, con multas y con prisión. Si adoptas, que sea con responsabilidad.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Hogar

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Hogar gracias a nuestros artículos

Evaluar la seguridad de tu vivienda
Seguros de Hogar
Puntos a evaluar en tu vivienda para saber cómo es de segura
Puntos clave en la seguridad de la vivienda
Saber más
Sistemas de vigilancia y seguridad más eficientes
Seguros de Hogar
Cuáles son los sistemas de vigilancia y seguridad más eficientes para un chalet
Sistemas de vigilancia y seguridad más recomendados para un chalet
Saber más
5 sistemas de seguridad para el hogar efectivos
Seguros de Hogar
5 sistemas de seguridad para el hogar más efectivos

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el hogar es la seguridad.

Saber más