Magnetoterapia: qué es y cómo funciona

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Todo lo que necesitas saber sobre la magnetoterapia

La magnetoterapia es un tratamiento no invasivo, asociado a la fisioterapia, que utiliza la energía electromagnética. ¿Sabes cuáles son los beneficios de esta alternativa y cómo se utiliza?

En primer lugar, la fisioterapia trata los síntomas de patologías muy diferentes y que normalmente están asociadas con el dolor. También es muy útil en procesos de rehabilitación. Sin embargo, es un campo tan amplio que tiene implícitas muchas otras técnicas y que también trabaja con otras que, aunque no forman parte como tal de la disciplina, son complementarias.

Y una de estas técnicas complementarias es la magnetoterapia, que va más allá de la terapia manual y tiene muchos beneficios para el cuerpo. ¿Quieres conocerlos?

¿Qué es y qué te hace la magnetoterapia?

La magnetoterapia es una técnica terapéutica que utiliza campos magnéticos estáticos y pulsátiles para generar muchos beneficios en el organismo. Los campos magnéticos se encargan de interactuar con las células del cuerpo, lo que estimula otros procesos fisiológicos que contribuyen a la recuperación y al alivio del dolor.

A nivel celular, los campos magnéticos que se aplican durante la terapia producen distintas alteraciones en el cuerpo. Uno de los más evidentes es la permeabilidad de la membrana celular, que facilita el intercambio de nutrientes y de metabolitos entre el interior y el exterior de las células.

Es una técnica que también estimula la producción de ATP (adenosín trifosfato), que es la principal fuente de energía celular; activa la microcirculación, tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio, y también estimula la producción de endorfinas.

Por todas estas aplicaciones, la magnetoterapia ha demostrado ser muy eficaz a la hora de tratar muchas patologías:

  • Dolor articular y muscular, como artritis, reuma, tendinitis, lumbalgia o cervicalgia. La magnetoterapia reduce la inflamación y el dolor en las articulaciones y músculos para mejorar la movilidad y la calidad de vida del paciente.
  • Osteoporosis y fracturas óseas: favorece la consolidación ósea y reduce el tiempo de recuperación en caso de fracturas. Los campos magnéticos estimulan la producción de osteoblastos, las células responsables de la formación de hueso nuevo.
  • Edemas e inflamaciones: disminuye la hinchazón y el dolor asociados a lesiones o procesos inflamatorios. Al mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación, la magnetoterapia favorece la reabsorción del edema y acelera la recuperación.
  • También es una técnica adecuada para la cicatrización de heridas, los trastornos circulatorios, el estrés y la ansiedad.
Qué es y cómo funciona la magnetoterapia

¿Qué tipos de magnetoterapia existen?

La magnetoterapia se divide principalmente en dos tipos. La primera alternativa es la estática, que utiliza imanes permanentes para generar un campo magnético constante. Se suele aplicar en forma de collares, pulseras o tobilleras que el paciente lleva consigo durante un periodo de tiempo determinado.

La segunda es la pulsátil, que aplica campos magnéticos que varían en intensidad y frecuencia. Sirve para producir un mayor efecto estimulante. Es un tipo de magnetoterapia que se suele administrar en sesiones de 20 a 30 minutos en centros médicos especializados.

Beneficios de la magnetoterapia para el alivio del dolor

La magnetoterapia es una técnica que ha demostrado ser muy eficaz para aliviar el dolor crónico y agudo. Por eso, sus beneficios son útiles para todo tipo de personas, incluidos los deportistas de alto rendimiento

  • Reducir la inflamación: es una de las principales causas del dolor, y la magnetoterapia la reduce de forma eficaz.
  • Bloquear la transmisión de señales de dolor al cerebro: los campos magnéticos alteran la actividad de las neuronas sensoriales, lo que dificulta la transmisión de las señales de dolor al cerebro.
  • Estimular la producción de endorfinas: las endorfinas son las analgésicas naturales del cuerpo, y esta técnica aumenta su producción, lo que contribuye a aliviar el dolor de forma natural.


Efectividad de la magnetoterapia en la rehabilitación física

La magnetoterapia es una técnica muy utilizada en la rehabilitación física por muchos motivos. Es una opción perfecta para acelerar la recuperación de lesiones musculares y óseas, porque los campos magnéticos estimulan la regeneración de los tejidos dañados y reducen el tiempo de recuperación después de una lesión. Reduce también la inflamación y controla el dolor después de una cirugía para un proceso de recuperación más cómodo y rápido.

Otro de sus puntos fuertes es que reduce la rigidez articular y mejora la amplitud de movimiento. En este sentido, esta técnica mejora la funcionalidad y también la calidad de vida del paciente.

Como último paso de un proceso de rehabilitación, la magnetoterapia estimula la contracción muscular y favorece el fortalecimiento de los músculos. Es muy beneficioso, sobre todo en pacientes con debilidad muscular o atrofia.

¿Qué regenera la magnetoterapia?

Si bien es cierto que la magnetoterapia no regenera tejidos en sí misma, crea un entorno favorable para la regeneración celular estimulando la circulación sanguínea, lo que aporta mayor oxígeno y nutrientes a las células para favorecer su reparación y renovación, además, ayuda a reducir la inflamación.

Ahora bien, ¿te preguntas cuántas sesiones se necesitan para que haga efecto? Como cualquier otra técnica, depende de la condición a tratar y de la respuesta de cada paciente. En general, se recomiendan entre 10 y 20 sesiones con una frecuencia de 2 a 3 sesiones por semana.

¿Cuánto tiempo dura el efecto de la magnetoterapia?

Los efectos de esta técnica suelen ser duraderos, aunque pueden variar en función de la lesión, de la cirugía o de las condiciones individuales de cada persona. En algunos casos, puede ser necesario realizar sesiones de mantenimiento periódicas para mantener los beneficios a largo plazo.

También es importante entender que esta no es una terapia curativa para todas las enfermedades. Su eficacia está demostrada en las condiciones anteriores, pero no se recomienda como tratamiento único para todas las dolencias.

Sabemos que cuidar tu salud y la de los tuyos es una prioridad, así que consultar el precio de tu Seguro de Salud es la mejor opción para tener acceso directo al mejor cuadro médico y centros hospitalarios. Encontrarás profesionales que cuidan de ti, identifican tus dolencias y te ofrecen el mejor tratamiento posible.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Cirugía para juanetes en el pie: lo que necesitas saber
Cirugía del juanete en el pie: consideraciones importantes
Saber más