902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Cómo pasar la ITV con éxito

La Inspección Técnica de Vehículos es un trámite obligatorio en el que comprueban aquellos elementos del coche que pueden afectar a la seguridad y a los niveles de emisión de contaminación.

Conocer con más detalle en qué consiste la ITV y qué elementos se revisan, nos ayudará a pasarla con éxito e ir con cierta tranquilidad.

Revisión previa

Los defectos más habituales que detectan en el Centro de Inspección suelen ser puntos que podemos comprobar nosotros mismos con antelación: alumbrado, señalización, chinazos en el parabrisas, retrovisores y matrícula bien sujetos, neumáticos en buen estado, cinturones de seguridad y limpiaparabrisas.

Documentación

Lo primero que te van a pedir antes de comenzar, es la siguiente documentación relacionada con el coche:

  • Ficha Técnica o Tarjeta ITV.
  • Permiso de Circulación.
  • Recibo del seguro en vigor: Es recomendable aunque en las estaciones tienen acceso a la base de datos de vehículos asegurados.

Qué elementos se revisan

Con independencia del centro en el que realices la ITV, todas las estaciones siguen un manual estándar denominado Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones ITV.

Estos son, a grandes rasgos, los apartados que se verifican:

  • La identificación del vehículo: documentación, nº de bastidor y placas de matrícula.
  • Estado exterior del vehículo: carrocería sin corrosión ni aristas cortantes, paragolpes y matrícula bien sujetos.
  • Estado interior del vehículo: asientos bien anclados, cinturones de seguridad, campo de visión, chequeo de airbag, etc.
  • Sistema de alumbrado y señalización: luces de cruce y carretera, de intermitencia, de frenado, de niebla, etc…es importante no sólo que funcionen sino que no deslumbren.
  • Bocina/ Claxon, limpiaparabrisas, espejos retrovisores en buen estado.
  • Frenos: se recomienda llevar el coche sin cargar.
  • Los ejes, la suspensión, neumáticos y la dirección del vehículo.
  • En el foso comprueban: fugas de aceite o gasolina, depósito de combustible, catalizador, rótulas, guardapolvos, entre otros.
  • Análisis de emisión de gases: si el vehículo está caliente, mejor.
  • Verificación de que el vehículo no tiene reformas sin legalizar.