917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Los accesorios extra de tu coche que es recomendable asegurar

Dos coches, aun siendo de la misma marca, modelo y color, no tienen por qué ser iguales. Dentro de las opciones de personalización que ofrecen los concesionarios y las marcas, encontramos dos tipos de equipamiento: el de serie y el opcional.

Los accesorios extra de tu coche que es recomendable asegurar

Si acabas de comprarte un vehículo y has decidido adaptarlo a tus gustos y necesidades con algunos accesorios de coche y equipamiento opcional, es importante que tengas en cuenta esos elementos a la hora de calcular el seguro de coche: al fin y al cabo, no todos quedan incluidos en la póliza básica.

Diferencia entre equipamiento de serie y opcional

Cualquier vehículo puede mejorarse con algunos accesorios de coche. Estas mejoras pueden hacerse antes de que salga de fábrica o bien a posteriori.

El equipamiento de serie es aquel que está incluido en el precio básico del modelo de coche que compres. Son equipamientos opcionales todos aquellos elementos por los que tienes que pagar un suplemento adicional, aunque, a veces, los concesionarios regalan algunos como una cortesía.

La mayor diferencia entre ambos tipos de accesorios de coche, de cara a contratar tu seguro, es que el equipamiento de serie está cubierto por el seguro básico, siempre que se incluya la cobertura contra daños y robo. A veces se hacen excepciones con elementos susceptibles de desgaste, como las ruedas o el catalizador, pero todo lo demás estaría cubierto. Hay desgastes que no se pueden controlar, pero sí que puedes, por ejemplo, revisar algunos consejos para el mantenimiento de los neumáticos de tu vehículo: aprender cómo conservarlos en buen estado te ayudará a ahorrar en un medio-largo plazo.

Cobertura de daños en accesorios de coche opcionales

Si has comprado tu coche con equipamientos opcionales o a posteriori has instalado algunos accesorios, debes tener en cuenta que ninguno de ellos estará incluido en la póliza si no lo declaras.

suplemento, en otras tendrás que pagar un poco más por tu seguro y habrá un puñado de compañías que cubrirán hasta determinada cantidad, quedándose el resto sin asegurar. En cualquier caso, los elementos que quieras cubrir o que puedas cubrir deben aparecer siempre expresamente detallados en el contrato de tu póliza de seguros.

Algunos usuarios, si han puesto varios accesorios de coche en el vehículo, para que la prima del seguro no suba demasiado deciden arriesgarse y declarar solo algunos equipamientos adicionales; normalmente, los que consideran que son de mayor valor o que pueden ser más susceptibles de estropearse o ser robados.

Si contratas un seguro a todo riesgo con Línea Directa no tendrás que preocuparte por ello, ya que quedan cubiertos hasta los accesorios no declarados en caso de daños al vehículo asegurado y robo.

Accesorios de coche que puedes asegurar

Los equipamientos opcionales que normalmente suelen contratarse son el sistema de navegación, la cámara de aparcamiento, el cambio automático de luces, los mandos al volante, la toma de USB y los faros de xenón. Sin embargo, hay muchos otros a tener en cuenta y que puedes declarar para que estén cubiertos por tu seguro de coche:

  • Sistemas de seguridad del coche: algunos vienen de serie, pero si tu vehículo no cuenta con estos sistemas, siempre puedes añadir como extra el asistente de cambio y de mantenimiento de carril, el aviso de colisión, el control antivuelco, el asistente de visión nocturna, un detector de fatiga, un ecall o un sistema de frenado de emergencia.
  • Pantallas táctiles.
  • Asientos calefactables.
  • Arranque sin llaves.
  • Amazon Echo Auto: ¿Conoces a Alexa? Pues ahora puedes tenerla también en tu coche.
  • Llantas de aleación.
  • Tapicería de cuero.
  • Tintado de lunas.
  • Accesorios de coche para equipaje y otros: portabicicletas, bacas, cofres portaobjetos, etc.
  • Elementos decorativos externos: faldones, alerones, pestañas de faros, vinilos, etc.