902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Consejos para conducir en invierno

Hielo, lluvia, nieve, granizo, menos horas de luz; el invierno es así, y tanto el conductor como el vehículo han de estar preparados para reaccionar ante las inclemencias meteorológicas adaptando la conducción a dichas circunstancias.

Para viajar de forma segura, te proponemos que sigas estas sencillas recomendaciones:

Prepara el viaje

Realiza una buena puesta a punto del coche en tu taller de confianza y asegúrate de llevar todos los objetos obligatorios, (chaleco reflectante, rueda de repuesto, triángulos de señalización de peligro), y en invierno además: tener la batería del móvil cargada, llevar agua para beber, asegurarnos que el depósito está lleno, incluir un kit de primeros auxilios, cadenas, etc.

Infórmate

Conocer el estado de las carreteras y previsión meteorológica antes de salir es fundamental.

Ver y ser vistos

Favorece nuestra visión así como ser vistos por otros conductores. Para ello limpia los cristales de tu coche de posibles restos de nieve y/o deshiela el parabrisas antes de arrancar.

Usa las luces antiniebla o de largo alcance evitando el deslumbramiento.

Adaptar el modo de conducir a las diferentes condiciones climatológicas propias del invierno, es igualmente importante:

Conducir con lluvia

  • Circular más despacio de lo habitual y en primera en zonas encharcadas.
  • Doblar la distancia de seguridad, los frenos no funcionan correctamente con las ruedas empapadas.
  • Poner la luz de corto alcance, utilizar el limpiaparabrisas y eliminar el vaho interior con la ventilación hacia el parabrisas.
  • Ante el efecto aquaplaning, deslizamiento y descontrol del coche, levanta suavemente el pie del acelerador y sujeta el volante con fuerza.
  • Cuidado con las primeras gotas mezcladas con el polvo de la calzada, lo convierten en deslizante.

Conducir con viento

  • Aminora la velocidad y sujeta con firmeza el volante.
  • Utiliza un régimen alto de revoluciones en el motor para mantener más fácilmente la trayectoria de tu vehículo.
  • Circula por el centro de tu carril, en caso de golpe de viento lateral, esos centímetros marcan la diferencia entre la carretera y la cuneta.
  • Extrema la precaución en la maniobra de adelantamiento, sobre todo si el otro vehículo es de grandes dimensiones.
  • Al salir de túneles, mucho cuidado, el impacto del viento será más notorio.
  • El viento no solo influye sobre tamaño del coche sino en factores como el centro de gravedad, la carga, y su distribución.

Conducir con niebla

  • Reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad.
  • Utiliza el limpiaparabrisas y elimina el vaho del interior con la ventilación hacia el parabrisas.
  • Encender las luces antiniebla y circular fijándose en las líneas de la carretera
  • Nunca frenes bruscamente.