902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Te ayudamos a ahorrar en la factura de la luz

Ahorrar en la factura de luz no es misión imposible. Para ello debemos tener claro qué tenemos contratado con la compañía eléctrica que nos presta servicio y poner en práctica algunos trucos que nos ayudarán a reducir el consumo.

Los seguros de coche a todo riesgo de Línea Directa incluyen las coberturas más amplias, mejorando aún más las condiciones del seguro a terceros y ofreciendo todas las garantías para tu satisfacción y seguridad.

Revisa el contrato de la luz

Con la reforma eléctrica, entró en vigor el nuevo mecanismo de facturación de electricidad por horas, en el que en cada momento del día el precio de la luz es diferente. La potencia contratada adquiere casi más importancia que el propio consumo de energía.

¿Sabes lo que tienes contratado?

La mayoría de los consumidores no lo tiene claro y es el primer punto que tenemos que revisar. Con la factura en mano, realiza un repaso de los siguientes puntos:

  • Tipo de tarifa de luz: si está dentro del mercado libre o regulado.
  • Si le aplican discriminación horaria.
  • Potencia contratada y su coste.
  • Precio de facturación de la energía.
  • Comprobar si existen servicios adicionales obligatorios que nos estén encareciendo, como por ejemplo, servicio de mantenimiento.
  • Si existe compromiso de permanencia.

Trucos para reducir el consumo

Ser eficientes en el consumo de energía y pequeños gestos en el día a día, nos ayudarán a ahorrar unos cuantos euros al cabo del año.

  • No dejar los electrodomésticos en modo reposo.
  • Utiliza bombillas eficientes, de bajo consumo.
  • Adapta la iluminación a cada momento y aprovecha la luz natural todo lo posible: subir las persianas y permitir que entre la luz solar ayudará a aclimatar la casa.
  • En cuanto al uso de la lavadora y lavavajillas intentar utilizar programas cortos de lavado y que la temperatura del agua no supere los 40º.
  • Aprovecha el calor del horno y/o vitrocerámica para cocinar varias cosas a la vez.
  • No guardar alimentos calientes en la nevera y descongela pasando la comida a la nevera para aprovechar el frío que desprende.
  • Aísla adecuadamente las puertas y ventanas para optimizar la calefacción.
  • Procura no bajar de los 25ºC si tienes aire acondicionado. Además limpia los filtros con frecuencia, consumirá menos.
  • Controlar el consumo de la calefacción o termos de agua es posible con los programadores.
  • A la hora de adquirir un electrodoméstico nuevo, apuesta por la clase energética más elevada, ¡lo amortizarás!

Si quieres seguir ahorrando te contamos cómo hacerlo en la cesta de la compra y en el seguro del hogar.