917 001 001
Ir a Área Cliente Alta / Gestión de partes

Cómo evitar que se produzcan daños por viento en el hogar

El seguro no nos cubre de forma directa en todos los casos de desastres naturales (ya que se encarga el Consorcio de Compensación de Seguros). Sin embargo, si cuentas con un seguro de hogar con cobertura de daños por fenómenos atmosféricos, sí que estarás protegido ante los desperfectos causados por fuertes rachas de viento o tormentas a partir de cierto nivel de intensidad.

Cómo evitar que se produzcan daños por viento en el hogar

HaceEn los últimos años se han producido varias tormentas y fenómenos climatológicos que han tenido un fuerte impacto en los hogares españoles, dejando graves daños a sus espaldas: las continuas danas de alta intensidad, con sus correspondientes inundaciones, o la tormenta de nieve Filomena son solo algunos ejemplos. r "limpieza de trastos" puede resultar pesado e incluso un esfuerzo titánico, pero llevarla a cabo de vez en cuando no solo contribuirá a mantener la casa ordenada, sino también a recuperar recuerdos y a sentir que todo está más despejado y que menos cosas “te retienen”. ¡Te sentirás de maravilla al acabar!

Proteger tu hogar de los daños por viento

Lo primero que debes saber es que los seguros de hogar cubren los daños por el viento si este supera los 80 km/h, ya que, alcanzado ese punto, es probable que se produzcan desperfectos que pueden llegar a suponer una pérdida económica bastante notable. to puede parecer una tontería, pero es importante que mantengas un registro de los objetos de valor que tienes en casa. No nos referimos solo a obras de arte o similares, sino también a ordenadores y otros aparatos electrónicos o joyas. ¿Por qué? Porque deberías incluirlos y declararlos en tu seguro de hogar de contenido. Así, si sucede cualquier cosa (desde un robo a un incendio o inundación), podrás recuperar, al menos, una parte de su valor.

Como imaginarás, la aseguradora necesita confirmar que se han dado las condiciones estipuladas en el contrato para poder resarcir los daños por viento, así que es necesario encontrar la fórmula para demostrarlo. Lo normal es que puedas solicitar un informe a los organismos oficiales competentes (la AEMET en este caso, por ejemplo), pero, si no existieran, puedes aportar otras pruebas que, al ser evaluadas por un técnico, corroborarán que cumples los requisitos.

Dicho esto, no estás totalmente indefenso ante los daños por vientos huracanados o tormentas con fuertes rachas de viento. Existen varias medidas que puedes tomar, a nivel de precaución, para evitar daños materiales e incluso personales:

  • Cierra puertas y ventanas para evitar que el viento las rompa o que pueda destrozar cristales. Baja las persianas y, si tienes contraventanas, es el momento de usarlas.
    Si resides en un dúplex o en una vivienda unifamiliar y los avisos son especialmente alarmantes, otra opción es utilizar paneles de madera contrachapada para cubrir las puertas y ventanas acristaladas, por los mismos motivos que deberías cerrar las contraventanas: para evitar que se rompan.
  • Retira del exterior todo lo que sea susceptible de ser arrastrado, ya que, además de que se rompa, puedes llegar a causar daños materiales en otras viviendas o incluso daños personales. Por ejemplo, quita todas las macetas, hamacas, sombrillas, muebles de jardín que no estén anclados, etc.
  • Si tienes toldos, asegúrate de que están bien cerrados antes de que empiece el viento. Lo mismo con los tendederos, si son extensibles, y complementos similares.
  • Si tienes una piscina desmontable en el jardín, asegúrate, al menos, de que está bien anclada al suelo. Lo ideal es vaciarla, retirarla, y volver a instalarla después de la tormenta.
  • Sella bien los marcos de las puertas y de las ventanas, para evitar corrientes de aire.
  • Revisa con asiduidad las cornisas, los balcones y cualquier otro elemento de la fachada de tu vivienda que pueda desprenderse en caso de fuertes vientos. Si es una vivienda unifamiliar, es tu responsabilidad; si vives en un bloque de apartamentos, insiste en que la comunidad se encargue de ello de forma periódica.
  • Si tienes jardín, revisa que las plantas y los árboles que tienes están sanos. Eso no quita que puedan llegar a caerse o incluso que lo hagan los árboles del vecino, pero, al menos, sabrás que hay menos probabilidades de que sea así. Si un árbol no está sano o lleva un tiempo muerto, lo ideal es cortarlo y retirarlo, porque su estabilidad es mucho menor.
  • Si vives en un chalet o similar y en tu zona son habituales las ráfagas fuertes de viento, te recomendamos instalar puertas dobles en la entrada. También debes saber que las puertas dobles en los garajes son más propensas a sufrir daños ante vientos fuertes, porque pueden sacarlas de los carriles si estos son ligeros o si los anclajes no están en su lugar.

¿Cuándo hay que acudir al Consorcio de Seguros?

Existen muchos fenómenos que pueden tener consecuencias catastróficas: terremotos, maremotos, inundaciones extraordinariamente graves, erupciones volcánicas… En todos estos casos es el Consorcio de Compensación de Seguros el que se encarga de resarcir los daños a los afectados. Pero ojo, porque tienes que estar al día del pago de tu seguro de hogar o no podrás acceder a las compensaciones. De hecho, este es uno de los motivos por el cual, a pesar de que no sea obligatorio contratar un seguro de hogar, es conveniente tener uno: así estarás preparado ante cualquier imprevisto que venga no solo desde el interior de tu casa, sino también desde el exterior.

Calcula tu precio

Calcula el precio de tu seguro

Coche Moto Hogar Profesionales