902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

¿Cuáles son los errores de conducción más habituales en moto?

Evitar situaciones de riesgo, conducir con los cinco sentidos puestos en la carretera y no confiarnos, hará que nuestro viaje en moto sea más seguro.

Llevar la moto inadecuada, bien por el tamaño o uso que se la va a dar; pensar que el resto de conductores nos han visto porque hemos señalizado la maniobra, son entre otros, algunos errores que pueden poner en peligro nuestra vida.

Zigzaguear más de lo posible: Saber determinar cuándo debemos dejar de movernos entre los huecos de los coches en los atascos.

El uso del freno trasero: El freno delantero es el que aporta mayor potencia a la frenada pero el trasero, además de dar estabilidad a la moto en los semáforos, sirve para iniciar de manera progresiva esta maniobra.

Velocidad no acorde a tus límites: Practica una conducción en moto responsable y rueda a un ritmo acorde a tus posibilidades, aunque vayas en grupo.

Iniciar la trazada de la curva demasiado pronto: Es más común de lo que parece y no solo entre principiantes. El radio de la curva, la velocidad a la que se llega, la posición del cuerpo y el grado de inclinación, son los factores a tener en cuenta.

Confiarse en carretera: Los obstáculos están en todas partes. En carreteras aparentemente despejadas, puede cruzarse un animal, así es que no bajemos la guardia.

Prestar poca atención a las señales: ¿Qué motorista no ha pensado alguna vez "en este tramo se puede ir a más velocidad"? Vemos las señales pero hacemos una valoración propia, y es un error que afecta a tu seguridad.

No hay que jugársela innecesariamente, ¡sal y disfruta de su conducción!