Comprobaciones antes de comprar una vivienda

¿Sabes qué tienes que comprobar antes de comprar una casa?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

Comprar una casa es un gran paso sobre el que debes reflexionar en profundidad. 

Al fin y al cabo, estamos hablando de una gran suma de dinero a invertir y de una deuda, en caso de que tengas que contratar una hipoteca, para “toda la vida”, como suele decirse. Para proteger tu inversión también es conveniente que, a la hora de comprar una casa, te informes sobre el Seguro de Hogar que vas a contratar cuando la adquieras.

Comprobaciones antes de comprar una vivienda

Siempre tendrás dos opciones: comprar una vivienda sobre plano o recién construida, en la que no haya vivido nadie, o adquirir una casa de segunda mano. Te decantes por una u otra opción, hay ciertas cosas que tendrás que comprobar antes de firmar la compra, sobre todo cuando adquieres una vivienda de segunda mano.

¿Qué tienes que comprobar antes de comprar una casa?

Fundamental: la ubicación

Esto puede parecer una tontería, pero en realidad es la clave para tu calidad de vida y la de tu familia. A la hora de buscar tu nuevo hogar debes hacerte varias preguntas. Por ejemplo, si prefieres estar más cerca del trabajo o si no te importa sacrificar la distancia en pro de una vivienda más grande o un entorno más agradable. También deberás tener en cuenta los servicios alrededor de la vivienda: si hay supermercados, colegios, centros de salud, bares y otro tipo de comercios cerca o a qué distancia están (y si puedes ir a pie o solo moverte en coche).

La ubicación también es importante de cara a la seguridad: investiga si es un barrio seguro o si hay zonas no demasiado buenas en las inmediaciones.

Habla e infórmate sobre la comunidad de propietarios

Si vas a adquirir un piso o tu vivienda estará dentro de una urbanización con comunidad de vecinos, debes informarte de la cantidad a pagar en las cuotas de la comunidad, de si hay problemas en las zonas comunes, si está previsto hacer alguna reforma y de cuánto sería la derrama, cuáles son las normas de la comunidad (algunas no admiten mascotas, por ejemplo), etc. También es importante conocer la situación económica y a nivel convivencia, por si existen problemas con algún vecino en concreto y para estar al tanto de la gravedad de la situación. Por ejemplo, si es un edificio en el que existen okupas, quizás no sea la mejor opción.

Revisar a fondo el estado de la vivienda antes de comprar la casa

Esto es básico para no encontrarse con sorpresas inesperadas cuando tengas las llaves en la mano. Hay cosas que se ven a simple vista, como algunas grietas, humedades, etc., pero hay cuestiones más profundas sobre las que tienes que preguntar y mucho. No tengas miedo de hacerlo y tampoco de pedir la documentación que acredite que lo que te dicen es cierto.

Repasa con el agente inmobiliario o con el particular que venda que las tuberías, la instalación eléctrica, las bajantes, el aislamiento térmico, etc. estén en buen estado. Pregunta también si la casa tiene certificado energético y revísalo.

No te quedes solo con el precio de venta: infórmate sobre el valor de mercado de la vivienda

Antes de tomar una decisión, infórmate del valor catastral de la vivienda, para que así puedas hacerte una idea de si te están pidiendo demasiado o si, por el contrario, es un precio justo. Las comunidades autónomas, además, fijan unos precios mínimos de venta para evitar fraudes, así que consúltalo también.

Ten en cuenta los gastos asociados a la compra de la casa

Seguro que ya lo sabes, pero a la hora de adquirir una vivienda no solo tienes que pagar el precio de la compra como tal, sino también un buen puñado de gastos anexos que debes tener en cuenta en el presupuesto, porque la hipoteca no llega a cubrirlos. Los gastos de gestión, impuestos, registro de escrituras o costes de gestoría debes calcularlos antes de lanzarte, para asegurarte de que puedes asumirlos.

Comprueba si existen cargas sobre la vivienda y otros documentos

No compres una casa si antes no has comprobado que está libre de cargas: es decir, que no pesan sobre ella embargos, impagos, etc. Acude al Ayuntamiento para informarte sobre posibles denuncias de vecinos sobre la propiedad o para saber si hay proyectos urbanísticos que puedan afectar al valor de la vivienda.

Asegúrate de buscar toda la documentación en torno a la vivienda y de comprobar que todo se está haciendo de forma veraz y legal. ¡Ah! Y no olvides, a la hora de pedir la hipoteca, que no pueden obligarte a contratar un Seguro de Hogar con ellos. Solo así podrás empezar esta nueva etapa en tu vida con las mínimas preocupaciones.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Hogar

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Hogar gracias a nuestros artículos

Almacenamiento seguro de medicamentos
Seguros de Hogar
Almacenamiento seguro de medicamentos en el hogar

Claves para almacenar los medicamentos en casa de forma segura

Saber más
Qué es y para qué sirve un protector sobretensiones
Seguros de Hogar
¿Qué es un protector para sobretensiones y para qué sirve?

Qué es un protector para sobretensiones: utilidad

Saber más
¿Es posible alquilar o vivir en una casa sin cédula de habitualidad?
Seguros de Hogar
¿Puedo alquilar o vivir en una casa sin cédula de habitabilidad?

Alquilar o vivir en una casa sin cédula de habitabilidad: ¿es posible?

Saber más