Actividades recreativas para mejorar la forma física

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Cuáles son las actividades físicas recreativas?

Todos sabemos que para mejorar nuestra forma física no hay ningún secreto ni fórmula mágica. La clave es cambiar nuestros hábitos, llevando una buena alimentación y dejando de lado la vida sedentaria. 

Dado que hacer deporte no resulta sencillo para todo el mundo, hay que buscar alternativas para mantenerse activo. Una buena solución puede ser optar por actividades recreativas. Estas resultan mucho más entretenidas y nos permiten hacer ejercicio casi sin darnos cuenta. 

Aquí englobamos un conjunto de actividades que nos resultan divertidas y amenas, pero que también contribuyen a mejorar nuestra forma física porque ponen a trabajar a todo nuestro cuerpo. 

En este sentido, es importante tener en cuenta también la salud mental. Cuando estamos activos y realizamos una actividad que nos gusta, segregamos endorfinas, dopamina y otras sustancias y hormonas relacionadas con la felicidad, haciéndonos sentir mejor física y emocionalmente. 

Veamos qué actividades recreativas son las más adecuadas para trabajar en nuestra forma física casi sin darnos cuenta. 

Bailar

El baile es una forma de expresión artística, pero también es divertido y relajante. Cuando bailamos, movemos todo nuestro cuerpo, y eso nos ayuda a ganar resistencia cardiovascular. Además, en función de cómo esté nuestra salud, podemos practicar bailes más suaves u otros más rápidos e intensos.  

Cuando bailamos quemamos calorías y fortalecemos nuestros músculos. Pero el aporte de esta actividad a nuestra forma física no acaba ahí. Porque también contribuye a mejorar la flexibilidad y la coordinación motora. A la vez que estimula el sistema nervioso por la necesidad que genera de recordar la secuencia de movimiento que tenemos que realizar.  

El baile es una actividad recreativa accesible para todo el mundo, sin importar su edad ni su nivel de aptitud. También es una forma de socializar y de mejorar la autoestima. Y, por supuesto, es una forma perfecta para pasar un buen rato. 

Puedes salir a bailar con amigos, asistir a clases de baile, o bailar en casa siguiendo un tutorial online. Lo importante es que te animes a mover tu cuerpo al ritmo de la música. 

Natación

La natación es uno de los deportes más completos. Tiene una gran capacidad para mejorar nuestra forma física, porque nos hace mover todos los músculos del cuerpo. Reforzando especialmente la espalda, que es una de las zonas que más sufre de dolores y molestias. 

En el agua todos somos más ligeros y nos movemos con más facilidad. Lo que hace que esta actividad esté también al alcance de la mayoría de las personas. 

Además, hay muchas formas de nadar. Puedes acudir a una clase de natación, de aquagym, nadar por tu cuenta en la piscina, o disfrutar de nadar en el mar.  

Ajusta el ritmo al estado de tu cuerpo y notarás que tu resistencia cardiopulmonar va mejorando día a día. También experimentarás cambios en tus músculos, que se volverán más fuertes y flexibles. Aunque al principio te cueste un poco hacer ciertos movimientos, con el tiempo serás mucho más ágil en el agua. Todo ello sin que las articulaciones sufran, porque el nivel de impacto en ellas es muy bajo. 

Por si su influencia en la forma física no te parece suficiente, ten en cuenta que la natación es una gran aliada a la hora de controlar el estrés y la ansiedad. Mientras nadas, estás tan concentrado en lo que haces, que tu mente no puede pensar en otra cosa. Al final de tu entrenamiento te notas mucho más relajado y calmado. 

Deportes de raqueta

Puedes cuidar tu salud, ponte en forma jugando al pádel, al tenis, al squash, al bádminton... Los deportes de raqueta son muy populares y no te costará encontrar compañeros con los que compartir esta afición

Quedar uno o dos días por semana para echar un partido es la excusa perfecta para hacer deporte y estar entre amigos. 

Con los deportes de raqueta mejoras tu resistencia cardiovascular. Porque durante todo el partido tendrás que moverte rápido por la pista si quieres llegar a las bolas. Además, incrementas de forma notable tu coordinación. Aunque en un principio te cueste devolver los golpes de tu adversario, pronto estarás en disposición de hacerle frente. Y no tardarás mucho en poder apreciar sus efectos sobre tu agilidad. 

Una ventaja añadida de estos deportes es que "enganchan". En cuanto les coges el ritmo quieres mejorar, y eso te lleva a jugar más partidos, e incluso a asistir a clases para mejorar tu técnica. Algo que seguro que tu forma física va a agradecer.

Actividades recreativas para mejorar la forma física

Caminar

Caminar es una actividad recreativa y deportiva de lo más sencilla de llevar a cabo. Si eres principiante, no necesitas mucho más que unas zapatillas cómodas

Puedes caminar totalmente a tu ritmo y disfrutar del paisaje mientras lo haces. El senderismo es una opción perfecta para pasar tiempo en la naturaleza a solas o acompañado, hacer deporte y descubrir nuevos rincones. 

Incluso en la ciudad puedes practicar esta actividad. Prueba a trazar una ruta por sitios que se salen de los que frecuentas y es posible que descubras zonas que llamen tu atención.  

Paso a paso vas moviendo todo tu cuerpo y fortaleciéndolo casi sin darte cuenta. Mientras disfrutas de la tranquilidad y el silencio, escuchas tu música favorita o un pódcast, o charlas con un amigo. 

Después de unas cuantas sesiones, tu resistencia cardiovascular habrá mejorado, y notarás tus piernas mucho más fuertes. Podrás entonces plantearte nuevos retos, como caminar más deprisa, alargar la distancia, buscar caminos más complejos, o caminar con algo de peso extra encima. 

Si notas que caminar ya no es suficiente, puedes empezar a correr poco a poco. Como esta es una actividad de alto impacto, te recomendamos comenzar a correr a un ritmo moderado. 

Entrenamiento en circuito 

Para añadir más intensidad, es momento de utilizar pesas y hacer ejercicios más técnicos. Si entrenar en el gimnasio te parece aburrido, puedes diseñar tus propios circuitos de entrenamiento, mucho más dinámicos y amenos. Se trata de hacer ejercicio, pero de una forma más entretenida. Con los ejercicios que mejor se adaptan a tu estado físico, a tus objetivos, en la compañía que te gusta y escuchando tu música favorita. Incluso puedes hacerlo en casa o en un parque. 

Con cualquiera de estas actividades recreativas estarás contribuyendo a que tu forma física mejore. Eso sí, recuerda que es importante no pasar de cero a cien rápido y sin supervisión. Si has decidido estar más activo, haz uso de tu seguro médico y consulta con un especialista sobre cuál es la mejor actividad para ti.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Enfermedades comunes en invierno: cuáles son y cómo prevenirlas

¿Cuáles son las enfermedades comunes en invierno?

Saber más
Seguros de Salud
Especial gazpacho: 5 formas distintas de prepararlo

Distintas variedades de gazpachos y sus sencillas preparaciones

Saber más
Seguros de Salud
Recomendaciones para comer fuera de casa de forma saludable

Menús saludables y sencillos recomendados para comer fuera de casa

Saber más