¿Qué te hacen en una consulta ginecológica?

descripcion avatar

El envío de los datos supone la aceptación de la Política de privacidad. El teléfono introducido sólo será utilizado para ponernos en contacto contigo y poder facilitarte la información sobre tu seguro.

¿Cómo es una visita al ginecólogo?

La salud ginecológica es un aspecto muy importante para el bienestar de las mujeres de todas las edades y en todas las etapas de sus vidas. Por eso, igual que es recomendable hacer controles periódicos en otras áreas, lo mejor es acudir de manera regular a una consulta ginecológica. En esta visita, los profesionales de salud especializados realizan una serie de procedimientos para detectar y prevenir problemas que, de no ser por esa detección precoz, podrían derivar en complicaciones.

A continuación, descubrimos en qué consiste una consulta ginecológica, cuáles son las prácticas más habituales y cada cuánto tiempo recomiendan los profesionales realizarla. ¡Sigue leyendo! 

Durante una consulta ginecológica, el médico especialista sigue un procedimiento para comprobar que el sistema reproductivo de la mujer está en buen estado. Eso sí, la exploración puede variar según la edad, el historial médico de cada paciente o si ha acudido a consulta con algún síntoma o preocupación específica.

El primer paso de toda consulta ginecológica, sobre todo si es la primera visita, es recopilar información sobre el historial médico. Esto incluye antecedentes familiares de enfermedades ginecológicas, cirugías previas y condiciones médicas relevantes. También es habitual que el ginecólogo recoja algunas cuestiones importantes relacionadas con la regla, las relaciones sexuales o los anticonceptivos. La citología es una de las pruebas más comunes en cualquier consulta ginecológica. Consiste en tomar una muestra por vía vaginal que se analiza en un laboratorio y cuyo objetivo es descartar enfermedades como el cáncer de cuello de útero, así como otras afecciones como el virus del Papiloma Humano.

El tacto vaginal es otra de las pruebas más comunes. Esta exploración se realiza para examinar el cuello de útero y su longitud. También permite comprobar el tamaño de los órganos genitales y cuestiones tan importantes como su tamaño o su flexibilidad. Si el ginecólogo así lo considera, o si hay alguna evidencia, también es posible realizar análisis de sangre para valorar otros aspectos de la salud. En una analítica se pueden valorar los niveles de colesterol o de glucosa, que pueden tener un impacto directo en el cuerpo de la mujer, y también es posible solicitar pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS). Estas pruebas normalmente se realizan si hay alguna sospecha o si la paciente cree que ha podido estar expuesta al contagio.

¿Qué te hacen en el ginecólogo?

Examen mamario, un imprescindible en cualquier consulta ginecológica

La revisión mamaria también es una prueba muy común, y prácticamente imprescindible, en cualquier visita al ginecólogo. El médico especialista realiza un examen de los senos para detectar posibles nódulos, anomalías, cambios en la textura de la piel o cualquier otra sospecha que permita detectar de manera precoz el cáncer de mama.

A partir de los 40 años es muy habitual que las mujeres se realicen mamografías de forma periódica. Es más, está demostrado que si el cáncer de mama se detecta en una fase temprana, la tasa de supervivencia es altísima.

Eso sí, que la prevención aumente a partir de los 40 años no significa que las mujeres jóvenes no deban explorar sus mamas. El autodiagnóstico es muy importante y, además, los ginecólogos pueden enseñar algunas técnicas para realizar la autoexploración en casa. Sin embargo, acudir de manera puntual al ginecólogo también es fundamental para obtener un diagnóstico más preciso.  

¿Cuándo hacerse una consulta ginecológica?

Esta es la pregunta del millón, aunque no hay una respuesta unánime por parte de los profesionales. Para dar una respuesta acertada hay que tener en cuenta las circunstancias personales de cada mujer, sus antecedentes familiares o el comienzo de las relaciones sexuales en el caso de las más jóvenes.

Se recomienda que la primera consulta ginecológica se realiza en la pubertad, alrededor de los 15 años. Es una buena manera de tener un primer contacto con el profesional, establecer una relación de confianza y responder algunas preguntas importantes sobre la menstruación o las relaciones sexuales.

En la edad adulta, se recomienda acudir al ginecólogo, al menos una vez al año. En caso de sufrir alguna enfermedad concreta, la visita debe adelantarse el tiempo que el profesional sanitario considere. El objetivo es detectar y prevenir enfermedades como los distintos tipos de cáncer relacionados con el aparato reproductor femenino o el cáncer de mama, así como enfermedades de transmisión sexual o del sistema reproductivo.

Eso sí, estos tiempos cambian radicalmente durante el embarazo. En esta etapa tan importante de la vida de las mujeres es fundamental acudir al ginecólogo de manera regular para seguir el crecimiento del feto. Además, deben ir acompañadas de ecografías, análisis de sangre o pruebas para detectar enfermedades genéticas.

Por último, las consultas ginecológicas también son relevantes durante la menopausia. Aunque desaparece la menstruación, los profesionales pueden evaluar la salud ósea, la densidad mineral ósea y algunas cuestiones que aparecen durante esta etapa, como los sofocos, la sequedad vaginal o los cambios de ánimo.

Cuidar tu salud y la de los tuyos es lo más importante. Por eso, ahora puedes calcular tu seguro médico en Línea Directa en cuestión de segundos. Tendrás la tranquilidad de estar siempre protegido y de contar con los profesionales de salud que necesitas en cada momento.

Compartir este artículo
 
Otros artículos sobre Seguros de Salud

En nuestro blog podrás encontrar más información acerca de los Seguros de Salud gracias a nuestros artículos

Seguros de Salud
Ejercicio físico en el postparto
Entrenamiento físico: ¿Cómo llevar a cabo un plan de ejercicios postparto?
Saber más
Seguros de Salud
Cómo tratar la gastroenteritis viral, la infección más frecuente en verano
Todo lo que debes saber sobre la gastroenteritis viral
Saber más
Seguros de Salud
Remedios caseros para el estreñimiento
Remedios caseros para evitar el estreñimiento y mejorar tu tránsito intestinal
Saber más