902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Consejos para hacer una reforma integral en casa con éxito

Enfrentarse a realizar una reforma total de una vivienda, no es una cuestión solo de valientes.

Poner en orden nuestras ideas, realizar una buena planificación y acertar en la elección de los profesionales que lleven a cabo el proyecto, son algunas de las claves que ayudarán a que triunfes en la transformación de tu casa.

Hoy día disponemos de múltiples herramientas que pueden facilitarnos la labor de realizar una obra en casa: desde solicitar varios presupuestos online, encontrar referencias de los colaboradores que vamos a seleccionar, buscar ideas para la mejor distribución de espacios, elección y propiedades de los materiales, etc, todo esto y mucho más, a golpe de click. ¿Por qué no aprovecharlo al máximo?

Acometer una reforma total en casa no es algo a lo que estemos acostumbrados, pero con estos consejos, te damos algunas pistas de qué pasos dar:

  • Plantéate cuáles son tus necesidades y las del resto de habitantes de la casa y encuentra, junto con el arquitecto o decorador elegido, la mejor solución para cubrirlas.
    Intenta generar espacios flexibles que se puedan modificar según cambien tus necesidades.
  • A la hora de pedir presupuesto deberíamos tener claro los acabados que se quieren en cuanto al tipos de suelo, griferías, pinturas, molduras de escayola, puntos de luz, ventanas de aluminio, elementos de carpintería, etc.
  • El precio de una reforma puede llegar a alcanzar un presupuesto elevado, por lo que merece la pena solicitar al menos 3 presupuestos. Invierte tiempo en comparar el desglose entre sí para evitar sorpresas al final.
  • Cuando vayas a elegir al profesional que realizará la reforma ten en cuenta, además del presupuesto económico, la afinidad personal que hayáis tenido a título personal. Acometer una obra suele llevar aparejado pasar por momentos de tensión que se verán minimizados si el grado de entendimiento entre ambos es alto.
    Mira bien su página web y pídele que te enseñe 2-3 trabajos recientes.
  • Firmar un contrato de obra es altamente recomendable para evitar malentendidos y sorpresas. En él se puede incluir detalles como el desglose del presupuesto y estipular una cifra de desvío máximo por imprevistos, el detalle de las calidades en los materiales a utilizar, el compromiso de fecha así como penalizaciones por incumplimiento de cualquiera de los elementos incluidos en el documento.
  • Infórmate de los permisos de obras necesarios, la mayoría son muy sencillos y no muy caros. En el Ayuntamiento de tu ciudad te contarán los trámites o, si has contratado un arquitecto o decorador, puede hacerlo en tu nombre.
    Igual que quieres tener un seguro de hogar para cubra tus imprevistos en casa, cerciórate de que la empresa tenga contratado un seguro de responsabilidad civil que responda ante posibles percances durante las obras.
  • Establece un calendario que refleje el plan de ejecución para hacer seguimiento de en qué orden se harán las cosas y cuánto tiempo invertirán en cada parte.
    Te recomendamos incluir una penalización por día de retraso en la finalización de la obra, así como la fecha en la que deben corregir las deficiencias detectadas.
  • Aprovecha la reforma para conseguir que tu casa consuma menos energía: instala inodoros de descarga múltiple, grifos con aireadores, sistemas domóticos de ahorro energético, etc.
    Estos factores, entre otros, se tendrán en cuenta a la hora de realizar el certificado energético del inmueble.
  • No te olvides del impacto medioambiental y asegúrate de utilizar materiales saludables, libres de compuestos orgánicos volátiles y con sello ecológico.
  • Y ten mucha paciencia. Van a surgir imprevistos y dificultades que tendrás que ir resolviendo sobre la marcha.