902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Consejos para conducir tu moto en invierno

En invierno no tenemos por qué renunciar a disfrutar de la moto pero cuando las circunstancias meteorológicas empeoran debemos ir bien abrigados, revisar a conciencia el estado de la misma y extremar las precaución durante la conducción, incluso antes de salir de casa.

Equípate para protegerte

  • Utilizar ropa térmica específica para montar en moto, además de protegernos adecuadamente de posibles caídas, también lo hará del frío.
  • Mantener calientes las manos y pies nos ayudará a reaccionar con eficacia ante cualquier situación y evitará que las reacciones sean bruscas. Por lo tanto, no olvides unos guantes de invierno y botas aislantes.
  • En este caso podemos decir que más es menos, es decir, evita abrigarte con varias capas, ya que en caso de maniobra restarán movilidad.

Tu moto a punto

  • Vigila con mayor frecuencia la presión y el dibujo de los neumáticos, sino disponen de suficiente profundidad, no desalojarán el agua de lluvia correctamente y podemos sufrir un “patinazo”.
  • El frío del invierno puede descargar la batería y si no usas la moto a menudo, te expones a que no arranque cuando la necesites. Sé precavido y ten preparada una de repuesto.
  • Engrasar los mandos y la cadena, lubrificar los cables del embrague, acelerador…debe hacerse más a menudo, ya que la lluvia se lleva la grasa.
  • La sal que se utiliza para evitar la acumulación de nieve en la calzada es muy corrosiva y puede dañar los elementos metálicos de la moto, por lo que lávala para eliminar los restos.

Conduciendo, ten en cuenta que...

  • No debes pisar las líneas de la calzada, la pintura que se emplea para ello, se convierte en resbaladiza cuando está mojada. No apures la frenada en los pasos de peatones.
  • Con nieve o sal en el asfalto, puedes aprovechar las rodadas provocadas por las ruedas de los coches.
  • Si utilizas el freno trasero a baja velocidad, puedes llegar a controlar mejor la moto que confiando “todo delante”.
  • Es mejor dedicarle cinco minutos de calentamiento al motor para que no salga en frío. Arráncala antes de colocarte los guantes, casco, etc, ¡ganarás tiempo!

Ante imprevistos en carretera con tu moto, recuerda que la asistencia en viaje está para ayudarte en el momento que lo necesites.